¿Puedo usar metformina durante el embarazo?

RETIRO DE LA LIBERACIÓN EXTENDIDA DE METFORMINA

En mayo de 2020, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recomendó que algunos fabricantes de metformina de liberación prolongada retiraran algunas de sus tabletas del mercado estadounidense. Esto se debe a que se encontró un nivel inaceptable de un carcinógeno probable (agente cancerígeno) en algunas tabletas de metformina de liberación prolongada. Si actualmente toma este medicamento, llame a su proveedor de atención médica. Ellos le indicarán si debe continuar tomando su medicamento o si necesita una nueva receta.

La metformina es un fármaco de uso común para controlar la diabetes tipo 2. Se considera una opción de tratamiento eficaz para muchas personas con diabetes, pero ¿es seguro para las mujeres embarazadas?

La metformina es un fármaco que ayuda a reducir el azúcar en sangre. Se considera uno de los mejores tratamientos de primera línea para la diabetes tipo 2.

Una reseña publicada en Diabetología y síndrome metabólico señala que la metformina ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre, fortalece el sistema endocrino, mejora la resistencia a la insulina y reduce la distribución de grasas en el cuerpo.

Antes de tomar cualquier medicamento, incluida la metformina, una mujer embarazada debe estar absolutamente segura de que los medicamentos no la afectarán a ella ni a su bebé.

Efectos del uso de metformina durante y después del embarazo

Las mujeres con diabetes tipo 2 que ya toman metformina pueden estar preocupadas por sus efectos durante el embarazo.

A algunas personas les preocupa el uso de metformina durante y después del embarazo porque atraviesa la placenta. Esto significa que cuando una mujer embarazada toma metformina, también lo hace su bebé.

Sin embargo, los resultados de los pocos estudios que se han realizado hasta ahora sobre los efectos de tomar metformina durante el embarazo han sido positivos.

Una revisión de 2014 publicada en Actualización sobre reproducción humana encontró que el medicamento no causaba defectos de nacimiento, complicaciones o enfermedades.

Sin embargo, los investigadores señalaron que deberían realizarse estudios más amplios para que esta evidencia sea más concluyente.

Metformina y diabetes gestacional

Una revisión separada publicada en Actualización sobre reproducción humana señaló que las mujeres que tomaron metformina para tratar la diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo) aumentaron menos de peso que las mujeres que tomaron insulina.

Un estudio de seguimiento de 2 años encontró que los bebés nacidos de mujeres tratadas con metformina tenían menos grasa alrededor de sus órganos, lo que podría hacerlos menos propensos a la resistencia a la insulina en el futuro.

Esto podría significar que los niños expuestos a la metformina a una edad temprana podrían obtener beneficios a largo plazo. Esto es solo una hipótesis en esta etapa, y será necesario realizar estudios a largo plazo antes de que haya algo seguro.

Posibles efectos de la metformina sobre la fertilidad antes del embarazo

La metformina parece tener un efecto positivo sobre la fertilidad.

La metformina se usa comúnmente para tratar el síndrome de ovario poliquístico o síndrome de ovario poliquístico. Según una investigación publicada en el Revista de Ciencias de la Reproducción Humana, las mujeres con síndrome de ovario poliquístico, en particular las que tienen sobrepeso, tienden a ser resistentes a la insulina.

El SOP puede causar períodos perdidos y ovulación poco frecuente, lo que puede provocar infertilidad o dificultad para concebir.

La metformina se usa para reducir los niveles de insulina al regular el azúcar en sangre del cuerpo. También ayuda a regular la menstruación y la ovulación. La metformina puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2 o ayudar a controlar los síntomas en aquellas mujeres que ya padecen la afección.

Debido a que la metformina ayuda a aliviar los síntomas del síndrome de ovario poliquístico, a muchas mujeres les resulta más fácil concebir cuando toman el medicamento.

Problemas de embarazo reducidos

Según una reseña publicada en Metabolismo: clínico y experimental, las mujeres con síndrome de ovario poliquístico o con diabetes gestacional, que usan metformina, parecen tener tasas reducidas de aborto espontáneo temprano, trabajo de parto prematuro y peso fetal insalubre, en comparación con las que usan insulina.

Los investigadores notaron que el cuerpo parece aceptar la metformina mejor que la insulina. También notaron que la metformina no causó retrasos en el desarrollo, muertes fetales en el útero o tuvo efectos perturbadores en el embrión o feto durante el embarazo. Esta es una noticia prometedora para la seguridad del medicamento.

Riesgos y efectos secundarios comunes de la metformina

Cuando se usa correctamente, los riesgos y efectos secundarios de la metformina son relativamente bajos. Sin embargo, algunas personas experimentan efectos secundarios leves. Los efectos secundarios más comunes de la metformina son:

  • gas
  • acidez
  • Diarrea
  • dolor de estómago
  • náusea
  • cambios gastrointestinales

Para las mujeres embarazadas, estos síntomas pueden empeorar la sensación de náuseas matutinas. Es importante tomar la dosis efectiva más baja para ayudar a reducir o prevenir los efectos secundarios de la metformina.

La metformina también puede reducir demasiado el nivel de azúcar en sangre, provocando hipoglucemia. Los síntomas de la hipoglucemia incluyen:

  • debilidad y fatiga
  • dolor de cabeza
  • confusión, somnolencia o mareos
  • irritación
  • frecuencia cardíaca rápida, temblores, sensación de nerviosismo
  • hambre
  • sudoración o escalofríos

Los riesgos de complicaciones graves, como la acidosis láctica, cuando el ácido láctico se acumula en los tejidos, también son posibles con la metformina. La acidosis láctica es causada por problemas con el metabolismo y los síntomas incluyen:

  • fuertes dolores de estómago
  • náuseas y vómitos
  • frecuencia cardiaca irregular
  • mareos, debilidad o sensación de desvanecimiento
  • cansancio o fatiga extrema
  • dificultad para respirar
  • dolores musculares
  • dificultad para dormir o sueño escaso

Si una persona siente que tiene síntomas o signos graves de acidosis láctica, debe comunicarse con un equipo médico de emergencia de inmediato.

Dosis de metformina

La dosis de metformina para personas con diabetes tipo 2 varía de persona a persona. Se basa en su historial médico, niveles de sensibilidad a la insulina y sensibilidad a los efectos secundarios.

La dosis de metformina varía según el individuo. Las mujeres deben hablar con su médico si les preocupa tomar demasiado o muy poco del medicamento.

A las mujeres embarazadas que toman insulina para la diabetes tipo 2 también se les puede recetar metformina para ayudar con los síntomas que se desarrollan durante el embarazo.

La dosis para mujeres con SOP también varía según su reacción al medicamento. Si los efectos secundarios no se pueden controlar, los médicos a menudo intentarán reducir la dosis o buscarán otras opciones.

Para minimizar los efectos secundarios, los médicos comienzan a administrar a un individuo dosis muy bajas y las aumentan gradualmente hasta que sus síntomas estén bajo control. Cuando se usa correctamente, se considera que el medicamento tiene un alto perfil de seguridad.

Alternativas a la metformina

Las mujeres embarazadas con diabetes gestacional o diabetes tipo 2 suelen recibir metformina durante el embarazo.

Si tienen una reacción adversa al medicamento, cambios en su sistema gastrointestinal o simplemente no desean tomarlo, existen otras opciones. La alternativa más común a la metformina es el tratamiento con insulina sola, que ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en sangre.

Outlook para tomar metformina durante el embarazo

Todas las investigaciones actuales apuntan al hecho de que la metformina tiene un riesgo bajo de complicaciones durante el embarazo, aunque aún se están solicitando más ensayos clínicos.

Algunos estudios sugieren que la metformina incluso puede tener beneficios para las mujeres embarazadas y sus bebés cuando se toma correctamente.

Un médico debe controlar cuidadosamente las dosis de cualquier medicamento, pero actualmente existe poco riesgo para las mujeres embarazadas o su descendencia en todas las etapas de desarrollo.

Descubra más recursos para vivir con diabetes tipo 2 descargando la aplicación gratuita T2D Healthline. Esta aplicación brinda acceso a contenido de expertos sobre la diabetes tipo 2, así como apoyo entre pares a través de conversaciones individuales y discusiones grupales en vivo. Descarga la aplicación para iPhone o Android.

none:  alcohol - adicción - drogas ilegales lupus personas mayores - envejecimiento