Cinco formas de hacer que deje de sonar después de un concierto

La exposición prolongada a ruidos fuertes, como asistir a un concierto sin protección para los oídos, puede dañar las delicadas estructuras del interior del oído. Esto puede provocar un zumbido en los oídos, conocido como tinnitus.

El tinnitus puede ser molesto, ya que el sonido puede dificultar la audición e interrumpir la vida diaria. El tinnitus después de un concierto suele ser temporal y debería desaparecer en unos pocos días.

Sin embargo, el daño a las estructuras del oído puede ser permanente, por lo que es importante tomar medidas para evitar una mayor pérdida de audición.

¿Cómo se produce el daño por ruido?

Asistir a conciertos ruidosos sin protección para los oídos puede provocar zumbidos en los oídos.

Los ruidos fuertes pueden dañar las diminutas células ciliadas del oído interno. Estas células ciliadas vibran en respuesta al ruido y envían un mensaje al cerebro. Una vez destruidas, las células no vuelven a crecer.

Los científicos creen que el daño a estas células hace que el cerebro malinterprete la señal que recibe, por lo que en su lugar crea un sonido. Esto es lo que hace que una persona escuche zumbidos en sus oídos después de un concierto, incluso cuando la sala está en silencio.

Alguna música en vivo puede ser extremadamente alta. Cualquier exposición a sonidos de 85 decibeles (dB) o más puede causar pérdida de audición inducida por ruido.

Como referencia, el volumen de una conversación típica es de unos 60 dB. El nivel de ruido del tráfico urbano pesado es de alrededor de 85 dB. Los conciertos suelen estar muy por encima de este nivel de 85 dB.

Si bien el asistente promedio a un concierto puede experimentar síntomas que solo duran un par de horas, cualquier persona que escuche música en vivo con regularidad puede comenzar a experimentar tinnitus durante períodos de tiempo más prolongados si no toma medidas para tratar o prevenir el daño.

Cinco remedios caseros

Hay una variedad de formas de ayudar a aliviar los zumbidos en los oídos, que incluyen:

1. Reducir la exposición a sonidos fuertes

Escuchar música suave a través de auriculares supraaurales puede ayudar a distraer la atención del zumbido de los oídos.

Si bien los oídos a menudo pueden recuperarse del daño, es importante reducir la exposición a sonidos fuertes cuando se experimenta tinnitus.

Esto puede significar hablar en voz baja, evitar bares o eventos ruidosos y evitar los auriculares internos. Ver televisión o escuchar la radio a un volumen más bajo de lo habitual también puede ayudar a que los oídos se recuperen.

2. Distracción

A veces, una persona solo nota un zumbido en los oídos cuando no hay otros sonidos para competir con él. En estos casos, puede ayudar a distraer los oídos del zumbido escuchando música suave o un podcast atractivo.

La meditación y el yoga también pueden ayudar a desviar la atención del timbre. Estas técnicas también pueden ayudar a reducir el estrés, que a veces es un factor que contribuye al tinnitus.

3. Ruido blanco

Si el timbre causa problemas para dormir, puede ser útil utilizar un poco de ruido blanco suave para distraer al cerebro de concentrarse en el sonido.

Algunas personas encuentran que el zumbido de un ventilador de habitación es suficiente para permitirles dormir. Otros prefieren los sonidos de las olas del océano o la estática de un televisor para ayudarlos a dormir.

4. Golpeteo de cabeza

Otro método para ayudar a reducir o eliminar los zumbidos en los oídos después de un concierto es un tipo de golpeteo de cabeza.

Dar golpecitos con la cabeza implica unos sencillos pasos:

  • Coloque las palmas sobre las orejas, apoyando los dedos en la base del cráneo en la parte posterior de la cabeza.
  • Manteniendo las orejas cubiertas con las palmas, levante los dedos índices y golpee la parte posterior de la cabeza. Esto debería producir un sonido dentro del parche similar al golpeteo de un tambor.
  • Golpee suavemente la cabeza unas 50 veces.
  • Repita el proceso varias veces al día según sea necesario para obtener alivio.

5. Reducir el alcohol y la cafeína

A las personas con zumbidos en los oídos después de un concierto a menudo se les dice que dejen de beber alcohol y cafeína. Si bien hay poca evidencia científica que respalde esta afirmación, algunas personas pueden encontrar que reducir la cantidad de cafeína o alcohol que beben podría ayudar a reducir sus síntomas.

Cuando ver a un doctor

Si el zumbido en los oídos no desaparece después de aproximadamente un día, puede ser el momento de consultar a un médico. Es posible que algo diferente al concierto esté causando el tinnitus.

Numerosas cosas podrían influir en el zumbido en los oídos, y los médicos querrán verificar a los culpables más probables. Durante la cita, es probable que un médico realice un examen físico del canal auditivo.

En algunos casos, el exceso de cerumen o un objeto extraño puede atascarse dentro del oído y causar tinnitus. Los médicos también pueden buscar signos de una infección de oído, preguntar sobre los niveles de estrés de la persona y preguntar sobre los medicamentos que toma.

El tinnitus influenciado por cualquiera de estos factores debería desaparecer una vez que se trate la afección subyacente.

En casos de tinnitus crónico, los médicos pueden recomendar dispositivos auditivos o medicamentos para ayudar a aliviar algunos de los síntomas.

Prevención

Escuchar un zumbido en los oídos después de un concierto es un signo de daño auditivo, que puede ser permanente. La adopción de medidas preventivas es fundamental para evitar la pérdida de audición inducida por el ruido.

Tapones para los oídos

El uso de tapones para los oídos en los conciertos puede ayudar a prevenir la pérdida auditiva inducida por el ruido.

Los tapones de espuma para los oídos están disponibles en muchas farmacias o tiendas de comestibles, y muchos locales de música incluso se los brindan a los huéspedes.

Incluso hay empresas que fabrican tapones para los oídos personalizados para ayudar a reducir el volumen del sonido de un concierto sin afectar la calidad del sonido.

En una emergencia, las servilletas de papel limpias enrolladas y colocadas suavemente en el oído externo pueden ayudar a amortiguar los sonidos fuertes de un concierto.

Asientos

Al comprar entradas para un concierto, puede ser útil prestar atención a la ubicación de los altavoces en el lugar. Reservar asientos más lejos de los altavoces puede ayudar a reducir la cantidad de sonido que llega al oído.

Tomando descansos

El ruido fuerte continuo solo aumenta el riesgo de que el oído tenga tinnitus. Tomar descansos regulares en un concierto para salir a tomar aire fresco o ir al baño puede ayudar a que los oídos tengan un descanso.

panorama

Las personas que experimentan zumbidos en los oídos después de un concierto no necesitan entrar en pánico, ya que es probable que los síntomas comiencen a desaparecer en unas pocas horas.

Los remedios caseros a menudo pueden ayudar a acelerar el proceso, y una visita al médico puede descubrir cualquier causa subyacente en los casos de tinnitus persistente.

Si bien experimentar tinnitus temporal después de la exposición a música alta no es una causa inmediata de preocupación, el daño causado a la audición de una persona puede acumularse con el tiempo.

Muchas de las causas del tinnitus se pueden prevenir, como visitar conciertos o reproducir música demasiado alta en los auriculares, por lo que es importante tomar medidas para prevenir la pérdida auditiva inducida por el ruido.

none:  gestión de la práctica médica salud ocular - ceguera rehabilitación - fisioterapia