¿Cómo puedo dormir con artritis reumatoide?

Las personas con artritis reumatoide pueden encontrar que el dolor o la incomodidad les impide conciliar el sueño. No dormir bien puede tener un impacto en la gravedad de los síntomas de una persona, así como en su bienestar general. Pero hay algunas cosas que las personas pueden probar que pueden ayudar con el sueño.

La artritis reumatoide (AR) afecta a más de 1,3 millones de estadounidenses. El dolor, la incomodidad y los efectos secundarios de los medicamentos pueden dificultar que una persona con AR se duerma o permanezca dormida durante la noche.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los adultos mayores de 18 años deben dormir un mínimo de 7 horas por noche. Obtener menos que esto de forma regular puede tener un impacto en la salud de una persona. La falta de sueño puede empeorar los síntomas de la AR y provocar un brote de la enfermedad. La fatiga puede hacer que el dolor sea más difícil de controlar.

AR e insomnio

La AR puede causar dolor, que puede causar estrés o preocupación e impedir que una persona se duerma. Algunas personas pueden encontrar que sus síntomas hacen que se despierten durante la noche.

Algunos medicamentos, como la prednisona y la hidroxicloroquina, también tienen el efecto secundario de provocar insomnio. Es una buena idea tomar estos medicamentos más temprano en el día para reducir este efecto.

Consejos para lidiar con el insomnio

Los consejos para lidiar con el insomnio incluyen hacer cambios en el estilo de vida en lugar de tomar medicamentos. Las formas de prevenir o reducir el insomnio incluyen las siguientes:

1. Hacer ejercicio

El ejercicio puede ayudar a una persona a dormir.

El ejercicio suave es una forma significativa de reducir o mejorar los síntomas de la AR. El ejercicio también puede ayudar a una persona a dormir y puede mejorar el estado de ánimo y el bienestar.

Los CDC recomiendan que una persona haga 2.5 horas de ejercicio moderado cada semana. Sin embargo, las personas con AR deben comenzar lentamente y aumentar la cantidad de actividad que realizan de acuerdo con su capacidad. Es mejor hacer una pequeña cantidad de ejercicio que nada.

Caminar, nadar, andar en bicicleta y estirarse son ejemplos de ejercicios que no ejercen demasiada presión sobre las articulaciones o el cuerpo.

El ejercicio también puede ayudar a mantener las articulaciones flexibles, lo que debería mejorar el rango de movimiento que una persona tiene en sus articulaciones. Las personas deben evitar actividades que ejerzan demasiada presión sobre las articulaciones, por ejemplo, girar o saltar.

La AR también puede causar discapacidad a largo plazo y el ejercicio puede ayudar a prevenirlo o retrasarlo.

2. Eliminando la cafeína

La cafeína puede evitar que las personas se duerman.

Las personas con AR deben evitar beber cafeína a última hora de la tarde o de la noche si les afecta el sueño.

Es posible sustituir el café o el té por versiones descafeinadas o infusiones de hierbas. Tenga cuidado con las fuentes ocultas de cafeína, como los refrescos, las bebidas energéticas y el té verde.

3. Evitar el alcohol

Beber alcohol por la noche puede evitar que una persona se duerma fácilmente. También puede significar que una persona se despierta durante la noche o no duerme tan profundamente.

Beber alcohol junto con algunos medicamentos para la AR también podría representar un riesgo para la salud.

4. Tratando de no dormir la siesta

Algunos medicamentos para la AR pueden causar somnolencia, y las siestas o quedarse dormido durante el día pueden dificultar el sueño por la noche.

Las personas deben tratar de evitar tomar una siesta durante el día por este motivo. Tomar un poco de aire fresco o hacer ejercicios de estiramiento puede ayudar a una persona a sentirse menos somnolienta y evitar las siestas.

5. Relajante

Vivir con AR puede ser estresante y tomarse un tiempo para relajarse, especialmente antes de intentar conciliar el sueño, puede ayudar.

Intente crear una rutina para la hora de dormir que sea la misma todas las noches. Las personas pueden optar por leer un libro, encender una vela o tocar música tranquila.

A veces, cuando una persona está tratando de conciliar el sueño, las preocupaciones o preocupaciones a menudo se inmiscuyen en su mente. Mantener un bloc de notas o un dictáfono junto a la cama para registrar estas inquietudes puede ayudar a no recordarlas.

6. Practicar una buena higiene del sueño

El uso de buenas prácticas de higiene del sueño puede ayudar a una persona a conciliar el sueño más rápido.

La higiene del sueño significa adoptar buenos hábitos para dormir mejor, que incluyen:

  • irse a la cama y levantarse a la misma hora todos los días
  • hacer del dormitorio un espacio tranquilo y relajante
  • mantener la temperatura fresca en el dormitorio
  • usar una persiana opaca para asegurarse de que el dormitorio esté lo suficientemente oscuro para dormir
  • apagar los dispositivos electrónicos 30 minutos antes de acostarse

Una buena higiene del sueño puede ayudar al cuerpo a reconocer cuándo es el momento de dormir. Si una persona está relajada y no tiene distracciones, debería poder conciliar el sueño más rápido.

7. Meditando

La investigación sobre la meditación de atención plena sugiere que puede ayudar a tratar el insomnio.

Tomarse el tiempo para hacer un ejercicio de meditación, como concentrarse en la respiración, puede ayudar a calmar la mente y relajar el cuerpo.

La meditación puede hacer que sea más fácil conciliar el sueño o ayudar a una persona a volver a dormirse si se despierta por la noche.

8. No comer en exceso antes de acostarse

Dormirse con el estómago demasiado lleno puede impedir que una persona se duerma.

Trate de comer al menos un par de horas antes de acostarse. Cualquier bocadillo antes de intentar conciliar el sueño debe ser ligero.

Quitar

Según un artículo de la revista Artritis Reumatoide, las personas con AR que también tienen problemas para dormir tienden a tener un umbral de dolor más bajo. Esto, a su vez, puede causar más dificultad para dormir. Es posible que la falta de sueño afecte la forma en que el cerebro lidia con el dolor.

El sueño es fundamental para el bienestar. El sueño es particularmente crucial para las personas con AR para aliviar los síntomas y ayudarlos a lidiar con el dolor o la incomodidad.

none:  tuberculosis dispositivos médicos - diagnóstico suplementos