¿Cómo puede la cúrcuma ayudar a tratar la diabetes?

La cúrcuma es una especia que la gente ha utilizado durante siglos tanto en alimentos como en medicina. Muchos creen que tiene beneficios para el cuerpo humano. ¿Podría la cúrcuma ser una nueva herramienta para ayudar a controlar la diabetes?

La cúrcuma es el nombre común de la raíz. Curcuma longa. Es una especia de color amarillo anaranjado brillante que es un elemento básico en los platos de comida tradicional de muchos países asiáticos.

Hoy en día, algunas personas utilizan la cúrcuma para cocinar o como complemento para mejorar su salud. Si los científicos encuentran evidencia suficiente de que puede ofrecer beneficios para la salud, la cúrcuma podría desempeñar un papel en las terapias médicas en el futuro.

En este artículo, exploramos el papel de la cúrcuma en la medicina alternativa y occidental y analizamos sus posibles beneficios para el control de la diabetes.

Cúrcuma y diabetes

La cúrcuma y sus compuestos pueden ayudar con afecciones como la diabetes y la psoriasis.

Los científicos creen que la cúrcuma puede tener propiedades que ayuden a reducir la inflamación y el estrés oxidativo, que son factores que parecen influir en la diabetes. Por esta razón, creen que la cúrcuma puede ser útil para las personas con diabetes.

La cúrcuma contiene un compuesto llamado curcumina, que parece ser la fuente de muchos de sus beneficios para la salud. La mayoría de las investigaciones hasta la fecha se han centrado en la curcumina en lugar de la cúrcuma entera.

Los autores de una revisión en la revista Medicina alternativa y complementaria basada en evidencias compiló más de 200 artículos de investigación sobre la conexión entre la diabetes y la curcumina.

Los resultados sugieren que la curcumina puede ayudar a las personas con diabetes de diferentes maneras, que pueden incluir mejorar la resistencia a la insulina y los niveles de colesterol.

Manejo de la glucosa

La curcumina puede ayudar a las personas con diabetes a controlar sus niveles de azúcar en sangre.

El artículo de revisión anterior analiza estudios en animales que han indicado que la curcumina podría tener un efecto positivo sobre el nivel alto de azúcar en sangre y mejorar la sensibilidad a la insulina.

Sin embargo, los autores también señalan hallazgos de investigación contradictorios, que mostraron que la curcumina tenía poco efecto sobre el azúcar en sangre.

La ingesta de cúrcuma o curcumina puede ayudar a reducir el azúcar en sangre a niveles más manejables en algunas personas, pero se necesitan más investigaciones en humanos para confirmar este efecto.

Revertir la prediabetes

Muchos estudios han sugerido que la cúrcuma también podría proteger contra el desarrollo de diabetes.

Un estudio en Cuidado de la diabetes encontró que las personas con prediabetes que tomaron curcumina durante 9 meses tenían menos probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que las que tomaban un placebo.

Los autores del estudio también notaron que la curcumina parecía mejorar la función de las células beta que producen insulina en el páncreas.

Estos hallazgos sugieren que incluir cúrcuma o curcumina en la dieta puede ayudar a las personas con prediabetes a retrasar o revertir el desarrollo de esta afección.

Previniendo complicaciones

Los compuestos como la curcumina también pueden ayudar a reducir el riesgo o la gravedad de algunas complicaciones relacionadas con la diabetes:

Salud del higado

Muchas personas con diabetes experimentan problemas hepáticos, como la enfermedad del hígado graso.

En las pruebas de laboratorio, las ratas con diabetes que consumían curcumina tenían menos probabilidades de tener problemas hepáticos que las que no lo hacían.

Colesterol y salud del corazón

En un ensayo en humanos, 63 personas con síndrome coronario agudo tomaron una dosis baja de 45 miligramos (mg) por día de curcumina durante 2 meses. Después de este tiempo, tenían niveles más bajos de colesterol total y colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL) o colesterol "malo".

La diabetes parece aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular. La enfermedad cardíaca es la causa número uno de muerte prematura en personas con diabetes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Neuropatía diabética

Los niveles altos de azúcar en sangre pueden provocar daños en los nervios, lo que los médicos denominan neuropatía.

La neuropatía autónoma afecta las funciones corporales sobre las que una persona no tiene control consciente, como la digestión. La neuropatía periférica puede provocar dolor, hormigueo y pérdida de sensibilidad en las manos y los pies.

Algunos estudios han sugerido que la cúrcuma puede ayudar a prevenir ciertas complicaciones de la neuropatía diabética, que incluyen:

  • problemas oculares, como uveítis y cataratas
  • gastroparesia, que ralentiza o detiene el movimiento de los alimentos a través del sistema digestivo
  • déficits cognitivos, que afectan el procesamiento mental

Otros beneficios

Las especias o los suplementos de curcumina pueden beneficiar a las personas con diabetes de diversas formas.

La curcumina también puede ayudar a prevenir o reducir la gravedad de:

  • disfunción eréctil
  • nefropatía diabética, también llamada enfermedad renal diabética
  • dolor resultante de afecciones inflamatorias, como artritis reumatoide

La curcumina también ha demostrado el potencial de proteger a los animales de la enfermedad vascular diabética y, como resultado, de acelerar la cicatrización de heridas.

Cuando una persona con diabetes tiene una herida, puede tardar mucho en sanar y la persona correrá un mayor riesgo de infección que una persona sin diabetes. Estos factores pueden provocar complicaciones graves.

Encontrar formas de ayudar a curar las heridas podría ser útil para las personas con diabetes.

En algunos casos, los científicos aún no han confirmado que los beneficios de la cúrcuma que han observado en modelos animales sean transferibles a los humanos, por lo que se necesita más investigación.

Respuesta inmune a la diabetes tipo 1

Los científicos creen que la diabetes tipo 1 ocurre cuando el sistema inmunológico ataca las células beta productoras de insulina en el páncreas.

Un artículo de 2014 señaló que la curcumina podría ajustar el funcionamiento del sistema inmunológico hiperactivo en personas con diabetes tipo 1.

Los investigadores encontraron que la curcumina reduce la respuesta de las células T del cuerpo, que es parte de su respuesta inmune. Este hallazgo sugiere que la curcumina puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico.

También podría impulsar la acción de los medicamentos inmunomoduladores que prescriben los médicos para controlar la diabetes tipo 1.

Riesgos e interacciones

Una persona debe pedirle consejo a su profesional de la salud sobre cualquier suplemento nuevo.

Según el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa (NCCIH), la cúrcuma parece ser segura y las personas pueden incluirla en su dieta con regularidad.

Sin embargo, si las personas consumen demasiada cúrcuma o curcumina, pueden experimentar los siguientes signos y síntomas:

  • adelgazamiento de la sangre
  • indigestión
  • náusea
  • Diarrea

Como resultado, la cúrcuma no es adecuada para personas que usan medicamentos anticoagulantes.

Las personas con ciertas afecciones de salud también pueden necesitar evitar la cúrcuma, ya que podría empeorar sus síntomas.

Estas condiciones incluyen:

  • enfermedad de la vesícula
  • cálculos renales
  • anemia

Tomar demasiada curcumina o cúrcuma durante un período prolongado también puede contribuir a problemas hepáticos.

Interacciones

La cúrcuma o la curcumina también pueden aumentar los efectos de otros medicamentos para el azúcar en sangre, lo que podría provocar hipoglucemia o niveles bajos de azúcar en sangre.

Las personas deben hablar con un médico antes de aumentar la ingesta de cúrcuma o curcumina y antes de tomar cúrcuma o cualquier otro suplemento para sus síntomas.

A veces, un suplemento o alimento medicinal puede interactuar con medicamentos existentes.

Obtenga más información sobre los efectos secundarios, los beneficios y los riesgos del uso de la cúrcuma.

Cómo usar la cúrcuma para la diabetes

Si las personas con diabetes agregan cúrcuma a su dieta, debe complementar y no reemplazar un plan integral de control de la diabetes.

Las personas con diabetes deben usar insulina u otros medicamentos según las recomendaciones de su médico y tomar las siguientes medidas de estilo de vida para reducir el riesgo de complicaciones:

  • comer una dieta saludable que incluya muchas verduras sin almidón y fibra
  • hacer ejercicio regularmente
  • manejar los niveles de estrés
  • dejar de fumar si es necesario y evitar el humo de segunda mano siempre que sea posible
  • dormir regularmente

Un médico trabajará con la persona para crear un plan de salud que aborde sus síntomas y necesidades específicos. El médico también puede ofrecer consejos sobre el uso de la cúrcuma en los alimentos o como suplemento, pero puede recomendar consultar a un dietista para que le ayude con la nutrición y la planificación de las comidas.

Cúrcuma y otras condiciones de salud.

La cúrcuma contiene compuestos que pueden ser útiles para tratar diversas afecciones, algunas de las cuales pueden ocurrir junto con la diabetes.

Según el NCCIH, algunos estudios han encontrado que los curcuminoides podrían:

  • reducir el riesgo de ataques cardíacos después de la cirugía de derivación
  • ser tan eficaz como el ibuprofeno para controlar el dolor de rodilla
  • reducir la irritación de la piel, que es común después de la radioterapia para el cáncer de mama

Los científicos también han analizado los beneficios de la cúrcuma para:

  • Enfermedad de Alzheimer
  • algunos tipos de cáncer, incluidos el cáncer de próstata y el cáncer de colon
  • dolor quirúrgico
  • Reducir la placa dental como ingrediente de enjuague bucal.
  • Artritis Reumatoide
  • problemas de la piel
  • aterosclerosis
  • problemas de hígado y vesícula biliar
  • dificultad para respirar
  • fatiga

La investigación también ha sugerido que la cúrcuma puede ayudar con:

  • soriasis
  • colitis ulcerosa
  • uveítis
  • Enfermedad de Crohn
  • úlceras pépticas y gástricas

Algunas de estas afecciones, como la psoriasis y la enfermedad de Crohn, parecen ser más comunes entre las personas con diabetes.

Obtenga más información aquí sobre cómo la cúrcuma puede beneficiar a una persona con psoriasis.

Cúrcuma en la dieta

Pídale consejo a un profesional de la salud sobre cualquier suplemento nuevo.

La cúrcuma es una especia suave que agrega sabor a muchos platos dulces y salados.

Las personas pueden agregar cúrcuma a su dieta de varias formas diferentes:

  • hacer té de cúrcuma
  • hacer leche dorada con cúrcuma, leche y otras especias
  • agregue cúrcuma en polvo a los huevos revueltos
  • agregue color y sabor al arroz agregando una cucharada de cúrcuma antes de cocinarlo
  • use cúrcuma para agregar especias suaves a un guiso de verduras
  • agregue cúrcuma a un batido

Es mejor probar el sabor agregando solo 1 cucharadita de cúrcuma primero. Una persona puede agregar otra cucharadita si desea un sabor más fuerte.

panorama

La investigación sugiere que la curcumina, el principal ingrediente activo de la cúrcuma, puede tener un efecto significativo sobre algunos de los síntomas y complicaciones de la diabetes. Sin embargo, la mayoría de las investigaciones hasta la fecha han involucrado animales, y se necesitan más ensayos en humanos para confirmar los beneficios de esta especia.

En 2017, un equipo de investigadores pidió cautela al proponer la cúrcuma como una panacea. Pidieron estudios más detallados, señalando que debido a que la cúrcuma varía mucho en calidad, como otras especias, es difícil realizar pruebas consistentes.

La cúrcuma no es un medicamento y no reemplaza ningún medicamento o medida de estilo de vida que un médico pueda recetar para tratar la diabetes. Las personas no deben utilizarlo como sustituto de ningún aspecto del cuidado de la diabetes.

Sin embargo, bajo la guía de un médico, la cúrcuma o la curcumina pueden beneficiar a una persona con diabetes, ya sea que la utilicen como especia para cocinar o la tomen en forma de suplemento.

Q:

Escuchamos que la cúrcuma es buena para muchas cosas. ¿Puede realmente ayudar con la diabetes y evitar que empeore?

A:

Según la evidencia actual, parece que la curcumina podría ser beneficiosa para las personas con diabetes o para quienes desean prevenir la diabetes.

La investigación es razonablemente clara con respecto a las poderosas propiedades antiinflamatorias de la curcumina y su capacidad para mejorar la sensibilidad a la insulina y el colesterol.

Las dosis efectivas parecen oscilar entre 1000 y 2000 mg por día. Es un suplemento básico en mi régimen y uno que recomiendo con frecuencia.

Natalie Butler, RD, LD Las respuestas representan las opiniones de nuestros expertos médicos. Todo el contenido es estrictamente informativo y no debe considerarse un consejo médico.

none:  dolor de espalda veterinario urología - nefrología