Cómo diferenciar entre psoriasis y cáncer de piel

Tanto la psoriasis como el cáncer de piel provocan cambios en la apariencia de la piel. Los síntomas pueden ser similares, pero algunos factores pueden ayudar a una persona a distinguir entre las dos enfermedades.

Se estima que 7,5 millones de personas en los Estados Unidos tienen psoriasis, que afecta la forma en que el sistema inmunológico crea nuevas células de la piel.

El tipo más común es la psoriasis en placas, que forma parches de piel seca y roja con escamas plateadas.

El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común en los EE. UU. La causa suele ser la exposición al sol. Los rayos ultravioleta (UV) pueden dañar el ADN de las células de la piel y cambiar la forma en que crecen y se dividen.

Diferenciar entre psoriasis y cáncer de piel

En ocasiones, las personas pueden confundir la psoriasis en placas con el cáncer de piel.

Los distintos tipos de psoriasis y cáncer de piel provocan diferentes síntomas. Algunos pueden parecer similares, pero hay formas de diferenciarlos.

Hay cinco tipos de psoriasis:

  • La psoriasis en placas forma parches de piel seca y roja con escamas plateadas.
  • La psoriasis en gotas hace que aparezcan pequeños puntos rojos y escamosos en todo el cuerpo.
  • La psoriasis inversa forma manchas rojas y suaves a lo largo de los pliegues de la piel.
  • La psoriasis pustulosa forma ampollas blancas en la piel, generalmente en las manos y los pies.
  • La psoriasis eritrodérmica provoca inflamación y enrojecimiento en todo el cuerpo y puede hacer que la piel se pele.

La psoriasis inversa, pustulosa y eritrodérmica son menos frecuentes. Además, es poco probable que las personas confundan estos tipos con cáncer de piel porque los primeros síntomas son muy diferentes.

Hay cinco formas de cáncer de piel:

  • carcinoma de células basales y escamosas
  • linfoma de piel
  • Sarcoma de Kaposi
  • Carcinoma de células de Merkel
  • melanoma

Es poco probable que las personas confundan el melanoma y el carcinoma de células de Merkel con psoriasis.

Un cambio en un lunar puede ser un síntoma temprano de melanoma. La Academia Estadounidense de Dermatología alienta a las personas a monitorear sus lunares para detectar cualquier cambio, utilizando el método ABCDE:

  • Asimetría: las dos mitades del lunar comienzan a verse desiguales.
  • Borde: el borde del lunar se vuelve irregular.
  • Color: una parte del lunar tiene un tinte diferente al resto.
  • Diámetro: el lunar crece más de 6 milímetros.
  • Evolución: con el tiempo, el lunar cambia de tamaño, forma o color.

El carcinoma de células de Merkel es menos común que otras formas de cáncer de piel. El primer síntoma suele ser un bulto rojo, rosado o morado debajo de la piel, que generalmente no es doloroso.

Los siguientes tipos de cáncer de piel y psoriasis pueden compartir síntomas, pero ciertos factores, como la ubicación de una erupción, pueden ayudar a una persona a diferenciarlos.

SíntomaSoriasisCáncer de pielun parche de piel rojo y elevado, que puede picarPsoriasis en placas: la piel puede picar tan pronto como se desarrolla la psoriasis. A menudo afecta el cuero cabelludo o la piel que cubre las articulaciones.Carcinoma de células basales: es poco probable que estos parches piquen o sangren hasta que crezcan bastante. Son habituales en zonas expuestas al sol, como la cara o los hombros.un parche de piel escamoso y áspero, que puede sangrarPsoriasis en placas: es poco probable que las áreas afectadas sangren a menos que se rasquen.Carcinoma de células escamosas: estos parches generalmente se forman en la piel expuesta al sol.lesiones gruesas, escamosas y elevadasPsoriasis en placas: las lesiones son rojas y a menudo se forman en el cuero cabelludo o la piel de las articulaciones.Linfoma de piel: las lesiones pueden aparecer de color rojo o morado y pueden formarse en cualquier parte del cuerpo.puntos planos o elevadosPsoriasis guttata: estas lesiones a menudo se ven como pequeños puntos. La afección generalmente afecta a niños y adultos jóvenes.Sarcoma de Kaposi: las manchas moradas, rojas o marrones generalmente se forman en las piernas o la cara. Este tipo de cáncer tiende a desarrollarse en adultos.

La edad puede jugar un papel clave a la hora de distinguir entre los dos tipos de enfermedades. Los médicos suelen diagnosticar la psoriasis en personas de entre 15 y 35 años. El cáncer de piel tiende a afectar a los adultos mayores.

El cáncer de piel generalmente se desarrolla en áreas del cuerpo que están expuestas a la luz solar, como la cara, la parte posterior del cuello y los hombros.

Es más probable que la psoriasis aparezca en el cuero cabelludo o en la piel de las articulaciones, como las rodillas o los codos.

Diagnóstico

Un médico puede derivar a la persona a un dermatólogo para que la examine.

Cualquier persona con síntomas de psoriasis o cáncer de piel debe consultar a un médico. Existen tratamientos efectivos para ambas enfermedades, y recibir tratamiento temprano puede reducir los impactos en la salud a largo plazo de cada condición.

Un médico examinará cuidadosamente las áreas afectadas de la piel y realizará algunas pruebas. Es probable que pregunten acerca de los síntomas, como cuándo comenzó a cambiar la apariencia de la piel y cómo han evolucionado los cambios.

El médico también puede preguntar sobre factores de riesgo, como antecedentes familiares de cualquiera de las enfermedades.

Luego, pueden derivarlo a un dermatólogo, un médico que se especializa en problemas de la piel, incluida la psoriasis y el cáncer de piel.

El dermatólogo puede realizar más exámenes y pruebas, y puede ordenar una biopsia de piel. Esto implica tomar una muestra de piel afectada para que un laboratorio pueda analizarla en busca de diversas enfermedades, incluido el cáncer.

Tratamiento

Los médicos suelen recetar cremas tópicas para tratar la psoriasis, aunque es posible que las personas con síntomas más graves deban tomar medicamentos orales.

Algunas personas con psoriasis también se benefician de la fototerapia, que expone la piel a la luz ultravioleta. Un médico evaluará cuidadosamente el posible aumento del riesgo de cáncer de piel antes de recomendar este curso de tratamiento para la psoriasis.

El tratamiento del cáncer de piel depende del tipo y de la progresión. Un médico puede recomendar cirugía, radioterapia, quimioterapia o una combinación.

Factores de riesgo

Una persona con antecedentes familiares de psoriasis tiene un mayor riesgo de desarrollar la afección. La psoriasis afecta por igual a hombres y mujeres, y es más común en personas de raza blanca.

Si bien una persona no puede prevenir la psoriasis, puede reducir la gravedad de los síntomas y la cantidad de veces que los síntomas se agravan. Puede ayudar a evitar factores desencadenantes, como el estrés y el tabaco.

Una persona tiene un mayor riesgo de desarrollar cáncer de piel si:

  • Tienen piel o cabello claro.
  • Tienen una enfermedad que afecta su sistema inmunológico.
  • Experimentan quemaduras solares o bronceados.

La investigación de 2016 sugirió que tener psoriasis puede aumentar ligeramente el riesgo de ciertos cánceres, principalmente cáncer de piel no melanoma, linfoma y cáncer de pulmón.

¿Qué sucede si la psoriasis y el cáncer de piel no se tratan?

Es muy importante tratar el cáncer de piel tan pronto como se descubre. Si no se trata, el cáncer se puede diseminar.

La psoriasis también puede empeorar si una persona no recibe tratamiento. Los medicamentos recetados pueden ayudar a mantener los síntomas bajo control.

Cuando ver a un doctor

Revise la piel con regularidad para detectar cualquier cambio.

Si una persona sospecha que tiene síntomas de cáncer de piel o psoriasis, debe buscar consejo médico.

panorama

El uso de protector solar puede ayudar a reducir el riesgo de daño por rayos ultravioleta.

Cuando un médico diagnostica temprano el cáncer de piel, el tratamiento suele ser relativamente fácil. Puede ser sencillo eliminar el cáncer que afecta a una pequeña zona de la piel.

En general, el pronóstico del cáncer de piel depende del tipo y la etapa.

Una persona puede reducir su riesgo de daño por rayos UV al:

  • usando protector solar
  • Evitar la exposición al sol durante la parte más calurosa del día.
  • usar un sombrero y mangas largas cuando esté al aire libre

La psoriasis es una afección cutánea a largo plazo. Con el tratamiento adecuado, una persona puede controlar los síntomas y reducir el impacto en la vida diaria. La psoriasis generalmente no afecta la esperanza de vida.

Resumen

La psoriasis y el cáncer de piel cambian la capa externa de la piel. En las primeras etapas de la enfermedad, puede resultar difícil diferenciar los síntomas.

Puede ser fácil confundir, por ejemplo, los síntomas del cáncer de piel con los síntomas de la psoriasis en placa o guttata.

Sin embargo, las enfermedades tienden a afectar diferentes partes del cuerpo. También tienden a desarrollarse en diferentes etapas de la vida.

Los médicos pueden tratar o controlar la psoriasis y el cáncer de piel. Recibir tratamiento temprano puede conducir a un mejor resultado.

none:  rehabilitación - fisioterapia control de la natalidad - anticoncepción nutrición - dieta