Estenosis espinal: todo lo que necesita saber

La estenosis espinal es una afección que provoca la compresión de los nervios de la columna.

Puede provocar una variedad de síntomas, que incluyen dolor, debilidad y entumecimiento en diferentes partes del cuerpo.

Este artículo describe las causas y los síntomas de la estenosis espinal, junto con información sobre el diagnóstico y el tratamiento.

¿Qué es la estenosis espinal?

Una persona con estenosis espinal puede experimentar un dolor intenso en las piernas o los pies.

La estenosis espinal ocurre cuando los espacios entre las vértebras o los huesos de la columna se estrechan.

Este estrechamiento comprime el canal espinal y hace que pellizque la médula espinal y las raíces nerviosas. Puede resultar en dolor, debilidad o entumecimiento, a menudo en las piernas y los pies.

Las vértebras son 33 huesos que se conectan para formar el canal espinal. El canal espinal contiene la médula espinal, que se extiende desde la base del cráneo hasta la zona lumbar.

En su base, la médula espinal se separa en un haz de raíces nerviosas. Estas raíces nerviosas se ramifican fuera del canal espinal a través de espacios en las vértebras.

Factores de riesgo

La estenosis espinal puede ser congénita o adquirida. La estenosis espinal congénita está presente desde el nacimiento. Suele ser el resultado de tener un canal espinal pequeño.

La estenosis espinal adquirida se desarrolla como resultado de cambios en la columna relacionados con la edad o como síntoma de otra afección médica.

Los siguientes factores aumentan el riesgo de desarrollar estenosis espinal:

  • tener escoliosis, que es una curvatura lateral de la columna
  • haber lesionado previamente la columna vertebral o haber recibido una cirugía de columna
  • tener exceso de fluoruro o calcio en el cuerpo

Causas médicas

La osteoartritis es la causa más común de estenosis espinal adquirida. La osteoartritis es una forma degenerativa de artritis que puede causar cambios en la columna y las estructuras circundantes a medida que una persona envejece.

Algunos de estos cambios provocan la compresión del canal espinal. Ejemplos incluyen:

  • el desarrollo de crecimientos óseos llamados espolones en las vértebras
  • la degeneración e inflamación de las articulaciones entre las vértebras
  • el engrosamiento de los ligamentos que sostienen la columna

Los siguientes tipos de artritis también pueden causar estenosis espinal:

  • Artritis Reumatoide
  • espondiloartritis anquilosante
  • Enfermedad de Paget

Otras afecciones médicas que pueden causar estenosis espinal incluyen:

  • un tumor en la médula espinal u otra parte de la columna
  • escoliosis

Síntomas

Las personas con estenosis espinal pueden experimentar los siguientes síntomas en las piernas o los pies:

  • dolor severo
  • entumecimiento
  • debilidad
  • obstáculo

Estos síntomas pueden comenzar lentamente y empeorar con el tiempo.

En casos severos, una persona puede experimentar parálisis parcial o completa de las piernas. Esta es una emergencia médica y la persona debe llamar al 911 o a los servicios de emergencia locales de inmediato.

Algunas personas desarrollan un tipo de estenosis espinal llamada síndrome de la cola de caballo (CES).

CES afecta las raíces nerviosas en la base de la columna. Es una condición grave que puede resultar en parálisis permanente e incontinencia si una persona no recibe tratamiento.

Los síntomas de CES incluyen:

  • dolor del nervio ciático, que baja por una pierna
  • debilidad en una o ambas piernas
  • dificultad para caminar
  • función anormal de la vejiga o del intestino
  • pérdida de sensibilidad en los genitales, el ano y la parte interna de los muslos
  • pérdida de la función sexual

Diagnóstico

Un médico puede sugerir una radiografía de la columna para detectar la estenosis espinal.

Para diagnosticar la estenosis espinal, un médico o reumatólogo le preguntará a una persona sobre sus síntomas e historial médico. También realizarán un examen físico.

Luego, pueden solicitar las siguientes pruebas para confirmar el diagnóstico:

  • una radiografía de la columna, que puede detectar cambios osteoartríticos
  • una resonancia magnética o tomografía computarizada, que puede detectar cambios en los tejidos dentro y alrededor del canal espinal
  • una prueba de mielograma, que consiste en inyectar un tinte en la columna vertebral para diferenciar entre varios tipos de tejido
  • un electromiograma, que usa un electrodo para medir la actividad eléctrica en los nervios y músculos

Un médico también puede solicitar otras pruebas, como análisis de sangre, para descartar diferentes causas de los síntomas de una persona.

Tratamiento

La estenosis espinal puede empeorar gradualmente con el tiempo. Aunque no existe cura, una combinación de tratamientos puede ayudar a estabilizar la afección y aliviar algunos de los síntomas.

Las opciones de tratamiento incluyen:

Medicamento

Los analgésicos, como el acetaminofén y los antiinflamatorios no esteroides, están disponibles sin receta.

Para los síntomas más graves, un médico puede recetar otros medicamentos, como:

  • analgésicos más fuertes, como los opioides
  • relajantes musculares para aliviar los espasmos y calambres musculares dolorosos
  • inyecciones de esteroides para reducir la inflamación alrededor de la médula espinal

Cirugía

En algunos casos, es posible que una persona deba someterse a una cirugía de descompresión espinal para aliviar los síntomas graves o que empeoran.

La cirugía de descompresión espinal implica la eliminación de crecimientos óseos y otros tejidos inflamados del canal espinal, liberando espacio para los nervios y la médula espinal.

Un cirujano puede realizar la descompresión espinal como una cirugía de columna abierta o como un procedimiento mínimamente invasivo, según la situación.

La opción mínimamente invasiva implica que un médico guíe una pequeña cámara y otros instrumentos quirúrgicos a través de una pequeña incisión. Este método causa menos daño a los músculos y tejidos blandos y conlleva un menor riesgo de infección.

Ejercicio

Una persona con estenosis espinal puede beneficiarse de ejercicios que ayuden a fortalecer la espalda.

Hacer ejercicio con regularidad o probar la fisioterapia puede ayudar a fortalecer los músculos de la espalda, los brazos y las piernas, lo que mejora la flexibilidad, el equilibrio y la movilidad.

El Colegio Estadounidense de Reumatología recomienda un mínimo de tres sesiones de ejercicio de 30 minutos por semana para las personas con estenosis espinal.

Estas sesiones deben incorporar ejercicios basados ​​en flexión, que implican doblar la espalda baja hacia adelante.

Una vez que una persona ha fortalecido su espalda, puede incorporar otras actividades suaves, como caminar o nadar, en su rutina.

Estiramientos de espalda

Realizar los siguientes ejercicios de espalda puede ayudar a aumentar el espacio entre las vértebras, reduciendo la compresión del canal espinal:

Rodilla al pecho

Para hacer este estiramiento:

  • Empiece por recostarse boca arriba en el suelo con ambas rodillas dobladas.
  • lleve lentamente la rodilla derecha hacia el pecho y sujétela sin apretar con ambas manos
  • tire suavemente de la rodilla hacia el pecho 10 veces
  • cambiar y hacer lo mismo con la otra pierna

Abrazo de rodilla

Para hacer este estiramiento:

  • Empiece por recostarse boca arriba en el suelo con las rodillas dobladas.
  • lleve ambas rodillas hacia el pecho y jálelas más cerca con ambas manos
  • suelte lentamente las rodillas y vuelva a la posición inicial
  • repetir 10 veces

Maniobra de arrastre

Para hacer este ejercicio:

  • Empiece por recostarse boca arriba en el suelo con las rodillas dobladas.
  • Empuje la espalda baja hacia el piso mientras tira de los músculos abdominales inferiores.
  • evitar mover las caderas
  • Sostenga durante 5 segundos y respire normalmente, luego relájese
  • repetir 10 veces

Estiramiento rotacional de la espalda baja

Para hacer este estiramiento:

  • Empiece por recostarse boca arriba en el suelo con ambas rodillas dobladas.
  • tire de los músculos abdominales hacia adentro
  • incline suavemente ambas rodillas hacia el lado derecho hasta donde se sienta cómodo, luego regréselas al centro
  • incline ambas rodillas hacia el lado izquierdo hasta donde se sienta cómodo, luego regréselas al centro
  • repetir 10 veces

panorama

Las personas con síntomas de estenosis espinal deben hablar con su médico. Serán necesarias pruebas de diagnóstico para confirmar el diagnóstico y descartar otras afecciones médicas.

La estenosis espinal es una afección que puede empeorar con el tiempo. Aunque no existe cura, el ejercicio puede ayudar a fortalecer la espalda y aliviar la compresión del canal espinal.

Los tratamientos médicos actuales se centran en aliviar el dolor y la inflamación. En casos graves, una persona puede necesitar cirugía para descomprimir el canal espinal.

none:  paternidad medicina deportiva - fitness dermatitis atópica - eccema