Masaje sueco versus masaje de tejido profundo: ¿cuál es la diferencia?

El masaje sueco y el masaje de tejido profundo son dos formas populares de masaje.

El masaje sueco utiliza movimientos largos y una presión de ligera a firme para proporcionar una relajación suave. El masaje de tejido profundo es una técnica más contundente que libera la tensión profunda en los músculos y tejidos conectivos.

Dado que el masaje sueco es la base de muchas técnicas de tejido profundo, las dos terapias comparten muchas similitudes. También hay algunas diferencias clave que pueden ayudar a una persona a decidir qué método es mejor para ellos.

Siga leyendo para conocer las diferentes terapias de masaje y sus usos previstos. También brindamos consejos sobre cómo prepararse para una sesión de masaje.

¿Cual es la diferencia?

El masaje sueco constituye la base del masaje de tejido profundo. Sin embargo, existen algunas diferencias claras entre las dos terapias de masaje. Éstos incluyen:

Técnica

El masaje sueco y el masaje de tejido profundo tienen claras diferencias.

El masaje sueco utiliza una serie de golpes largos y ligeros para aliviar la tensión superficial y estimular la circulación en los músculos.

El masaje de tejido profundo puede incluir golpes similares a los del masaje sueco, pero el terapeuta aplicará los golpes con más fuerza.

Esta intensidad ayuda a liberar la tensión en las capas más profundas de los músculos y en los tejidos conectivos, o fascia, debajo de los músculos.

Presión

Los tipos de masaje también varían en el grado de presión que aplica el terapeuta.

El masaje sueco implica movimientos largos con una presión de ligera a firme. Este estilo generalmente proporciona una experiencia más relajante, pero la presión puede no ser suficiente para algunas personas.

Por el contrario, el masaje de tejido profundo aplica mucha más presión para liberar la tensión profunda dentro de los músculos y la fascia. Puede ser demasiado fuerte para las personas que simplemente desean un masaje relajante.

Uso previsto

Los tipos de masajes también varían en sus usos previstos.

El masaje sueco es un masaje popular para la relajación. La presión de leve a moderada es buena para aliviar la tensión y el estrés de los músculos ligeros. Puede hacer que una persona se sienta rejuvenecida.

El masaje de tejido profundo es principalmente para ejercitar la tensión muscular profunda o ayudar a recuperarse de una distensión muscular. Para lograrlo, el terapeuta debe aplicar una mayor presión, y esto puede ocasionar algunas molestias. Como resultado, el masaje de tejido profundo generalmente no es para relajarse o aliviar el estrés.

¿Qué pasa en un masaje sueco?

El masaje sueco implica movimientos largos y deslizantes en combinación con amasamiento y fricción para liberar la tensión superficial.

El masaje sueco utiliza cinco movimientos básicos, que forman la base de muchos otros tipos de terapia de masaje.Los cinco trazos básicos son:

  • Effleurage: este movimiento de masaje implica movimientos largos, suaves y rítmicos a través de la piel. Además de ser profundamente relajantes, estos movimientos le permiten al masajista sentir el tono muscular general e identificar las áreas problemáticas que necesitan trabajar.
  • Fricción: los golpes de fricción son golpes cortos y rápidos que crean calor cuando las manos o los dedos se frotan contra el cuerpo. Este calor promueve la circulación en la zona y alivia la tensión.
  • Petrissage: Petrissage utiliza una técnica de compresión y levanta el músculo para ayudar a liberar la tensión.
  • Vibración: la vibración es un golpe que implica movimientos rápidos y superficiales de las yemas de los dedos o las palmas de las manos. Si el terapeuta lo realiza correctamente, puede resultar muy relajante para todo el cuerpo.
  • Tapotement: Tapotement es una serie de golpes al cuerpo que ayuda a relajar un músculo tenso. Mucha gente está familiarizada con la técnica de masaje "karate chop", que es una forma de tapotement.

¿Para quién es mejor?

El masaje sueco es una forma más ligera de masaje. Puede ser mejor para las personas que simplemente necesitan alivio del estrés.

El estrés puede exacerbar los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada (TAG). Un estudio de 2016 investigó si el masaje sueco podría reducir los síntomas del TAG en personas que no estaban recibiendo tratamiento para el trastorno.

Durante 6 semanas, algunos participantes recibieron masaje sueco dos veces por semana, mientras que un grupo de control recibió solo un toque ligero. En comparación con el grupo de control, los participantes que recibieron el masaje sueco tuvieron reducciones significativas en sus puntuaciones de ansiedad. Los investigadores concluyeron que el masaje sueco podría ser un tratamiento eficaz para el TAG.

El masaje sueco también puede ser beneficioso para personas con problemas circulatorios. Un estudio de 2013 encontró que un curso de 4 semanas de sesiones semanales de masaje sueco redujo la frecuencia cardíaca y la presión arterial en mujeres con hipertensión.

¿Qué sucede en un masaje de tejido profundo?

Durante el masaje de tejido profundo, el terapeuta aplica movimientos lentos y contundentes. Estos ayudan a liberar nudos y tensiones en las capas más profundas de músculo y tejido conectivo.

El objetivo general es realinear los músculos y liberar la tensión muscular crónica de dolencias o lesiones.

El masaje de tejido profundo puede ser un poco incómodo a veces, especialmente cuando el terapeuta está trabajando en un nudo en el músculo. Sin embargo, el masaje de tejido profundo no debería ser doloroso. Forzar músculos o nudos muy tensos puede dañar más las áreas delicadas.

¿Para quién es mejor?

El masaje de tejido profundo es popular entre las personas que se están recuperando de lesiones musculares debido a deportes o un accidente.

Las personas que tienen anomalías estructurales de la columna y los músculos también pueden beneficiarse del masaje de tejido profundo. Esta forma de masaje a menudo puede ayudar a liberar la tensión muscular crónica y promover la función muscular correcta.

Cómo preparar

Antes de concertar una cita, las personas deben considerar el tipo de masaje que mejor se adapta a sus necesidades. Muchas prácticas de terapia de masaje se especializarán en ciertas formas de terapia, como la recuperación de lesiones deportivas o el masaje durante el embarazo. Encontrar un especialista adecuado aumenta la probabilidad de un masaje más eficaz y agradable.

Algunas personas sacan más provecho de la sesión de masaje si han logrado eliminar el estrés de antemano. Una visita a una sauna o spa puede ser una buena forma de liberar tensiones.

También es una buena idea ducharse antes de la cita, tanto como cortesía común para el masajista como para brindar tranquilidad a la persona que recibe el masaje.

Antes de que comience la sesión, una persona debe hablar con el terapeuta sobre su nivel preferido de presión durante el masaje. Las personas también pueden mencionar cualquier tensión muscular o puntos dolorosos en los que les gustaría que trabajara el terapeuta. También es importante informar al terapeuta de cualquier lesión o área sensible que deba evitar.

Resumen

El masaje sueco y el masaje de tejido profundo son formas populares de terapia de masaje. Aunque algunas de sus técnicas son similares, difieren en la cantidad de presión que implican y en el propósito previsto.

El masaje sueco ayuda a promover la circulación y relajar los músculos de la superficie. El masaje de tejido profundo actúa en las capas más profundas de los músculos y el tejido conectivo para eliminar los nudos o la tensión crónica.

Para que una sesión de masaje resulte beneficiosa, las personas deben elegir la técnica que mejor se adapte a sus necesidades. Un terapeuta de masajes acreditado podrá ofrecer más consejos y orientación.

none:  farmacia - farmacéutico fibrosis quística estudiantes-de-medicina-formacion