Consejos para encontrar motivación con la depresión

La depresión es una condición que causa sentimientos de tristeza, desesperanza y pérdida de motivación, así como otros síntomas. Si bien encontrar motivación no puede curar la depresión, puede ayudar a una persona a reconectarse con el mundo y mejorar su recuperación.

La depresión puede ser duradera y generalizada. Puede afectar la capacidad de una persona para realizar las actividades diarias y puede provocar pensamientos y comportamientos suicidas.

Una falta de motivación persistente es un síntoma característico de la depresión. Además, la depresión puede empeorar cuando una persona experimenta un deseo reducido de completar ciertas tareas o participar en actividades regulares.

Las intervenciones, incluida la medicación y la terapia psicológica, son los primeros pasos vitales para tratar la depresión. Las medidas de estilo de vida y bienestar pueden mejorar el síntoma de baja motivación y ayudar a una persona a progresar hacia la recuperación.

En este artículo, buscamos formas de aumentar la motivación cuando una persona experimenta desesperanza, bajo estado de ánimo y otros síntomas de depresión.

Hacer ejercicio

Hacer pequeños ejercicios durante el día puede ayudar a aumentar los químicos que estimulan el estado de ánimo.

El ejercicio es una forma natural de aumentar las sustancias químicas que mejoran el estado de ánimo, como la dopamina, y esto puede reducir algunos efectos de la depresión.

La actividad física puede ayudar a mejorar la motivación y la capacidad de afrontar la depresión en los jóvenes, según un estudio de 2014 publicado en la revista. Psicología.

Los investigadores examinaron los efectos de un programa de ejercicios en niños y adolescentes que reciben tratamientos de salud mental. Descubrieron que el ejercicio reducía los niveles de depresión autoinformados y mejoraba la motivación para hacer ejercicio y la capacidad general para afrontar la situación.

Sin embargo, la idea de una actividad física intensa puede parecer abrumadora, especialmente para una persona que actualmente tiene dificultades para completar las tareas cotidianas debido a su depresión.

En lugar de apuntar a una sesión de ejercicio larga e intensiva, puede ser mejor ejercitarse en pequeñas ráfagas a lo largo del día.

Por ejemplo, puede ayudar:

  • dar una vuelta de 10 minutos a la manzana
  • estirar durante los comerciales de televisión
  • Escuche música y muévase con ella durante 10 minutos a la vez.
  • Cree "estaciones" de acondicionamiento físico en la casa donde pueda hacer ejercicio durante 2 minutos a la vez.

Hacer ejercicio puede sentirse más manejable si una persona establece metas realistas para la actividad física y se enfoca en ráfagas cortas de ejercicios simples.

El cumplimiento de objetivos pequeños y manejables todos los días también puede aumentar la autoestima de una persona. Esto puede ayudar a aliviar algunos sentimientos de bajo estado de ánimo que caracterizan la depresión.

Una vez que una persona ha comenzado a participar en la actividad física, es posible que desee diversificarse y probar nuevas opciones. Tomar una clase o comenzar una nueva rutina de ejercicios podría ayudar a mejorar la salud física y el bienestar general.

Socializar

Recibir apoyo de otras personas puede ayudar a una persona con depresión a sentirse menos sola y puede tener un impacto profundo en su motivación.

Sin embargo, aunque pueden sentirse presionados para asistir a eventos más grandes, asistir a una gran reunión social puede ser abrumador para una persona con depresión.

En cambio, ver a amigos cercanos en grupos más pequeños para actividades más relajadas, como ir al cine, tomar un café o visitar un museo, puede ayudar a una persona a sentirse menos ansiosa y aislada.

Una persona no tiene que ser parte de un gran grupo social para recibir el apoyo necesario. Puede ayudar a concentrarse en fortalecer las amistades existentes y concentrarse en relaciones sostenibles con unos pocos elegidos.

Pasar tiempo con amigos y familiares puede ayudar a una persona a sentir una mayor conexión con el mundo. Esto puede ser un gran motivador.

Evitando los desencadenantes

Así como existen formas de mejorar la motivación, algunos comportamientos pueden disminuir la motivación y empeorar la depresión. Tomar medidas para evitar estos comportamientos desencadenantes puede ayudar.

Drogas y alcohol

El alcohol y las sustancias ilícitas pueden ofrecer un "subidón" temporal. Sin embargo, puede seguir una depresión profunda, y algunas personas se refieren a esto como una resaca o un bajón. Estos mínimos pueden reducir la motivación y posiblemente conducir a una dependencia de estas sustancias.

Las drogas y el alcohol también pueden interactuar con los medicamentos para la depresión, provocando efectos adversos. Esto puede hacer que la depresión sea más difícil de tratar.

Si bien algunos tipos de socialización pueden ayudar a una persona a sentirse mejor, es poco probable que cualquier reunión que aumente la presión para consumir alcohol o drogas recreativas promueva la recuperación.

La falta de sueño

Para mejorar la calidad del sueño, acuéstese y levántese a la misma hora todos los días.

La depresión puede causar fatiga extrema, incluso después de una noche de sueño completo. La depresión también puede causar dificultad para dormir.

El sueño insuficiente puede afectar los niveles de energía. La National Sleep Foundation recomienda que los adultos de 26 a 64 años duerman de 7 a 9 horas por noche. Sin embargo, la cantidad correcta varía de persona a persona.

Las formas de mejorar el sueño incluyen:

  • Abstenerse de tomar siestas durante el día: la siesta puede evitar que una persona duerma por la noche y evitar que alcance una fase profunda del sueño durante la cual el cerebro se recarga.
  • Acostarse y despertarse a la misma hora: estos patrones ayudan a entrenar al cuerpo para dormir. Mantener una rutina de sueño regular también puede garantizar que una persona duerma lo suficiente todas las noches.
  • Tener una rutina relajante a la hora de acostarse: esto puede implicar tomar un baño o leer un libro antes de irse a dormir. Ayudar al cerebro y al cuerpo a relajarse puede mejorar el sueño.
  • Uso de señales de luz: Ver la luz solar natural durante el día puede aumentar el estado de alerta. Por la noche, hacer que la habitación esté fresca y oscura puede indicarle al cerebro que es hora de descansar.

Estrés

El estrés puede pesar mucho en una persona con depresión. Las personas con depresión pueden tener una capacidad reducida para hacer frente a situaciones de alta presión.

Un evento estresante puede resultar abrumador para una persona que tiene depresión. En un esfuerzo por excluir la situación estresante, una persona puede retirarse de las actividades cotidianas que pueden estar relacionadas o no con la fuente del estrés.

Reducir el estrés y crear expectativas realistas puede ayudar a mejorar la motivación. Ejemplos de formas de reducir el estrés incluyen:

  • Practicar técnicas de relajación: pueden ayudar a calmar la mente y pueden implicar escuchar cierta música, meditar y practicar la respiración profunda o el yoga.
  • Contar hasta 10 durante períodos de estrés y ansiedad abrumadores: si estos sentimientos no desaparecen después de llegar a 10, continúe contando hasta 20.
  • Identificar pensamientos negativos y buscar aspectos positivos: elegir un mantra positivo o decir, como "Esto también pasará", puede ayudar a una persona con depresión a reemplazar los pensamientos negativos con una voz interior más constructiva.
  • Voluntariado en la comunidad: el sentimiento de hacer buenas obras puede mejorar el estado de ánimo y aumentar la autoestima. El voluntariado también puede ayudar a conocer gente nueva y encontrar un trabajo agradable.
  • Hable con amigos y seres queridos que realmente se preocupen: puede ser una buena idea evitar a las personas que tienden a ser negativas y crean situaciones dramáticas y estresantes.

También puede ayudar a adquirir el hábito de reflexionar sobre el día y tomar nota de las cosas buenas que han sucedido y otras cosas por las que estar agradecido. Una persona podría establecer el objetivo de escribir tres cosas buenas o divertidas que hayan sucedido cada día.

Estas prácticas ayudaron a mejorar la felicidad en las personas con depresión, según una investigación de 2013 publicada en el Revista de estudios de la felicidad.

Siempre que sea posible, ser amable con usted mismo y tomarse el tiempo para cuidar su salud física, social y mental puede mejorar la motivación cuando hay síntomas de depresión.

Ver a un doctor

Es fundamental que las personas con depresión consulten a un profesional sanitario.

El primer paso y el más importante para encontrar o mejorar la motivación es recibir tratamiento para la depresión.

La comunidad médica cree que la depresión afecta el equilibrio de los neurotransmisores o sustancias químicas que controlan el estado de ánimo en el cerebro.Los tratamientos médicos pueden ayudar a regular los neurotransmisores, lo que puede mejorar el estado de ánimo y la motivación en personas con depresión.

Consulte a un médico de atención primaria, quien puede brindar tratamiento o recomendar atención adicional. Esto podría implicar una derivación a un psiquiatra u otro tipo de médico que se especialice en salud mental.

Un psiquiatra puede evaluar los síntomas de una persona y recetar medicamentos que pueden reducir su gravedad. Una reducción de los síntomas puede motivar a una persona a volver a comprometerse con los aspectos positivos de su vida.

Otras opciones de tratamiento incluyen la terapia psicológica, durante la cual un terapeuta capacitado guía al individuo a través de las posibles fuentes de sus síntomas. Esto puede ayudar a mejorar la resiliencia, aumentar la motivación y desarrollar mecanismos efectivos de afrontamiento para situaciones difíciles.

A menudo, el tratamiento implica una combinación de medicamentos y terapia psicológica.

Si una persona no responde a la medicación, un médico puede recomendar terapias de estimulación cerebral, como la terapia electroconvulsiva o TEC.

Aquí, obtenga más información sobre los medicamentos que pueden ayudar a reducir los síntomas de la depresión.

Cuándo buscar tratamiento de emergencia

A pesar de los mejores esfuerzos de una persona para controlar la depresión, los pensamientos dañinos y peligrosos pueden hacerse cargo.

Busque atención médica de emergencia si se cumple alguna de las siguientes condiciones:

  • Una persona tiene pensamientos de hacerse daño a sí misma oa otra persona.
  • Una persona escucha voces o ve objetos o personas que no están allí.
  • Una persona tiene pensamientos de suicidio.

Si una persona comparte alguna de estas experiencias con un ser querido, debe acompañar a la persona a la sala de emergencias más cercana o llamar al 911.

La persona no debe estar sola hasta que se encuentre en un lugar seguro, donde los profesionales médicos puedan brindarle la atención adecuada.

Q:

¿Qué opciones existen para el ejercicio físico si tengo depresión debido a una discapacidad física?

A:

Esto dependería de la naturaleza y el alcance de la discapacidad física. Al igual que con cualquier programa de ejercicios, es importante recibir la autorización de su proveedor de atención primaria antes de comenzar.

Las respuestas representan las opiniones de nuestros expertos médicos. Todo el contenido es estrictamente informativo y no debe considerarse un consejo médico.

none:  lupus esquizofrenia soriasis