Comprender los síntomas de la esquizofrenia

La esquizofrenia es una afección de salud mental que suele aparecer al final de la adolescencia o al principio de la edad adulta. Su impacto en el habla, el pensamiento, las emociones y otras áreas de la vida puede afectar las interacciones sociales y las actividades cotidianas de una persona.

La esquizofrenia es una condición bastante poco común, que afecta alrededor del 0,25% al ​​0,64% de las personas en los Estados Unidos, según el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH). Puede tener un impacto profundo en la vida de una persona, así como en la vida de quienes la rodean.

Los síntomas generalmente surgen cuando una persona tiene entre finales de la adolescencia y principios de los 30. Suelen desarrollarse antes en los machos que en las hembras.

En algunos casos, una persona comenzará a mostrar comportamientos inusuales desde la infancia, pero estos solo se vuelven significativos a medida que envejece. En otros, los síntomas pueden aparecer de repente.

La esquizofrenia es una afección de por vida, pero el tratamiento puede ayudar a controlar los síntomas.

Este artículo analizará las causas y los síntomas de la esquizofrenia, así como algunas de las opciones de tratamiento disponibles.

Síntomas

La esquizofrenia suele aparecer al final de la adolescencia o al principio de la edad adulta.

La esquizofrenia afecta a diferentes personas de diferentes maneras, pero existen algunos síntomas comunes. Éstos incluyen:

  • habla confusa que es difícil de entender para los demás
  • falta de expresión facial
  • falta de expresión emocional
  • falta de motivación
  • dificultad para concentrarse
  • psicosis, como delirios y alucinaciones

Antes de experimentar estos síntomas, una persona puede aparecer:

  • de mal humor
  • ansioso
  • carecer de enfoque

En las secciones siguientes se analizarán algunos de los principales síntomas de la esquizofrenia con más detalle.

Alucinaciones

Una persona que experimenta delirios puede creer que algo es cierto cuando no hay pruebas sólidas de ello.

Por ejemplo, pueden creer que:

  • son muy importantes
  • alguien los persigue
  • otros intentan controlarlos de forma remota
  • tienen poderes o habilidades extraordinarios

Alucinaciones

Algunas personas experimentan alucinaciones. El tipo más común es escuchar voces, pero las alucinaciones pueden afectar todos los sentidos. Por ejemplo, una persona también puede ver, sentir, saborear u oler cosas que realmente no existen.

Pensamiento y habla confusos

El pensamiento y el habla de una persona pueden saltar de un tema a otro sin ninguna razón lógica. Por lo tanto, puede resultar difícil seguir lo que la persona está tratando de decir.

También puede haber problemas de memoria y dificultad para comprender y utilizar la información.

Otros sintomas

Los síntomas enumerados anteriormente también pueden afectar a una persona:

  • Motivación: la persona puede descuidar las actividades cotidianas, incluido el cuidado personal. También pueden experimentar catatonia, durante la cual apenas pueden hablar o moverse.
  • Expresión emocional: la persona puede responder inapropiadamente o no responder en absoluto a ocasiones tristes o felices.
  • Vida social: la persona puede retraerse socialmente, posiblemente por temor a que alguien le haga daño.
  • Comunicación: los patrones inusuales de pensamiento y habla de la persona pueden dificultarle la comunicación con los demás.

Muchas personas con esquizofrenia no se dan cuenta de que no se encuentran bien. Las alucinaciones y los delirios pueden parecer muy realistas para una persona que los está experimentando. Esto puede hacer que sea difícil convencer a la persona de que tome la medicación. Pueden temer los efectos secundarios o creer que el medicamento los dañará.

La esquizofrenia generalmente aparece cuando una persona está en la adolescencia o más, pero también puede afectar a los niños. Obtenga más información sobre la esquizofrenia infantil aquí. /articles/192104.php

Causas

Es probable que la esquizofrenia se desarrolle cuando se combinan factores genéticos y ambientales específicos, según el NIMH.

Por ejemplo, los siguientes factores pueden contribuir al desarrollo de la esquizofrenia:

Herencia genética

Si no hay antecedentes de esquizofrenia en una familia, las posibilidades de desarrollarla son menos del 1%. Sin embargo, el riesgo de una persona aumenta si uno de sus padres tiene un diagnóstico.

Un desequilibrio químico en el cerebro.

La esquizofrenia parece desarrollarse cuando hay un desequilibrio de un neurotransmisor llamado dopamina, y posiblemente también serotonina, en el cerebro.

Factores medioambientales

Los factores ambientales que pueden aumentar el riesgo de esquizofrenia incluyen:

  • trauma durante el nacimiento
  • desnutrición antes del nacimiento
  • infecciones virales
  • factores psicosociales, como trauma

Ciertos medicamentos y medicamentos

En 2017, los científicos encontraron evidencia que sugiere que algunas sustancias en el cannabis pueden desencadenar esquizofrenia en aquellos que son susceptibles a ella.

Otros, sin embargo, han sugerido que tener esquizofrenia puede hacer que una persona sea más propensa a consumir cannabis en primer lugar.

Tratamiento

La esquizofrenia es una afección de por vida, pero un tratamiento eficaz puede ayudar a una persona a controlar los síntomas, prevenir recaídas y evitar la hospitalización.

La experiencia de cada persona será diferente y un médico adaptará el tratamiento para que se adapte a cada individuo.

Algunas posibles opciones de tratamiento incluyen:

  • Fármacos antipsicóticos. Estos pueden ser de uso diario o de uso menos frecuente si la persona opta por medicamentos inyectables, que pueden durar hasta 3 meses entre inyecciones (según el medicamento).
  • Asesoramiento. Esto puede ayudar a una persona a desarrollar habilidades de afrontamiento y a perseguir sus metas de vida.
  • Atención especial coordinada. Esto integra los servicios de medicación, participación familiar y educación en un enfoque holístico.

Algunos medicamentos comunes para la esquizofrenia incluyen:

  • risperidona (Risperdal)
  • olanzapina (Zyprexa)
  • quetiapina (Seroquel)
  • ziprasidona (Geodon)
  • clozapina (Clozaril)
  • haloperidol (Haldol)

Dicho esto, muchos de estos medicamentos tienen efectos adversos, incluidos síntomas neurológicos y aumento de peso. Sin embargo, los medicamentos más nuevos pueden tener efectos secundarios menos graves.

Es fundamental que una persona continúe con su plan de tratamiento, incluso si los síntomas mejoran. Si una persona deja de tomar la medicación, los síntomas pueden reaparecer.

Tipos

En el pasado, los profesionales de la salud se referían a varios subtipos de esquizofrenia, como la esquizofrenia paranoide y el trastorno esquizoafectivo. Estas clasificaciones ya no se utilizan. Descubra por qué en este artículo.

Diagnóstico

No existe una prueba de diagnóstico para evaluar la esquizofrenia. Un médico lo diagnosticará observando cómo se comporta la persona. También le preguntarán sobre su historial de salud física y mental.

Dicho esto, pueden recomendar algunas pruebas para descartar otras posibles causas de los síntomas, como un tumor, una lesión cerebral u otra afección de salud mental, como el trastorno bipolar.

Criterios de diagnóstico

Para diagnosticar la esquizofrenia, un médico utilizará los criterios del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición. Este manual proporciona criterios para diagnosticar una amplia gama de afecciones de salud mental.

Según los criterios, una persona debe tener al menos dos de los siguientes síntomas durante un mes:

  1. alucinaciones
  2. alucinaciones
  3. habla desorganizada
  4. comportamiento extremadamente desorganizado o catatónico
  5. síntomas negativos, como falta de habla, estancamiento emocional o falta de motivación

Al menos uno de estos debe ser 1, 2 o 3.

También deben experimentar un deterioro considerable en su capacidad para funcionar en la escuela o en el trabajo, para interactuar con los demás o para realizar tareas de autocuidado, y deben tener síntomas que persistan durante 6 meses o más.

Los síntomas tampoco deben deberse a otra condición de salud, un medicamento recetado o el uso de otras sustancias.

panorama

La esquizofrenia es una afección a largo plazo que puede tener un impacto profundo en la capacidad de una persona para funcionar en la vida. Estos efectos también pueden afectar a las personas que los rodean.

Hay un tratamiento disponible que puede ayudar a una persona a controlar sus síntomas. Las personas con esquizofrenia también se beneficiarán del apoyo de sus familiares, amigos y servicios comunitarios.

Cualquier persona que cuide a alguien con esquizofrenia puede ayudar aprendiendo a detectar el inicio de un episodio, alentando a la persona a adherirse a su plan de tratamiento y apoyándola durante su experiencia.

none:  gripe - resfriado - sars enfermedad del corazón biología - bioquímica