Maneras de mejorar la digestión

Los problemas digestivos ocasionales son una queja común y existen varias causas posibles, desde la dieta hasta el estrés. Los síntomas suelen desaparecer por sí solos, pero algunos remedios caseros simples pueden aliviar el malestar.

Los problemas digestivos comunes incluyen:

  • malestar estomacal
  • acidez
  • náusea
  • gas
  • hinchazón
  • estreñimiento
  • Diarrea

Una dieta o un estilo de vida poco saludables pueden causar problemas digestivos más regulares, y los cambios en el estilo de vida a menudo pueden ayudar a resolver los síntomas. Un médico puede ofrecer apoyo y asesoramiento.

Un problema médico subyacente, un medicamento o una intolerancia alimentaria también pueden causar molestias digestivas regulares.

Los remedios caseros pueden ayudar a mejorar la digestión a corto plazo. La mejora duradera puede requerir cambios más importantes en la dieta o el estilo de vida.

1. Relájate

Dormir lo suficiente puede mejorar la digestión.

El estrés puede afectar el sistema digestivo.

Muchas personas experimentan un malestar estomacal antes de un examen o un gran evento, pero el estrés sostenido puede afectar la conexión entre el cerebro y el intestino, causando problemas continuos.

Existe un vínculo entre la salud física y mental, y la reducción del estrés puede tener un impacto positivo en ambas. La Asociación Estadounidense de Psicología recomienda tres formas clave de controlar el estrés:

  • tener una buena red de apoyo
  • hacer ejercicio con regularidad
  • dormir lo suficiente

Durante un día ajetreado, puede ser tentador apresurar las comidas, pero esto puede causar indigestión y malestar estomacal. Tómese un tiempo para relajarse, especialmente antes y después de comer.

Reducir el estrés buscando apoyo y haciendo algunos cambios en el estilo de vida puede mejorar los problemas digestivos.

2. Beber té de menta

El té de menta es un remedio casero para las náuseas y la indigestión. Sin embargo, algunas personas encuentran que la menta puede contribuir a la acidez estomacal o al reflujo ácido.

Para hacer un simple té de menta:

  1. Reserve de 5 a 10 hojas de menta o hierbabuena.
  2. Hervir 1 taza de agua y dejar enfriar un poco.
  3. Vierta el agua sobre las hojas y deje reposar durante 3-5 minutos.
  4. Agregue una rodaja de limón o una pequeña cantidad de miel, si lo desea.

Los investigadores han descubierto que el aceite de menta puede aliviar los síntomas del síndrome del intestino irritable, incluido el dolor de estómago, a corto plazo. Sin embargo, ha habido muy poca investigación para determinar si la menta tiene beneficios digestivos duraderos.

3. Da un paseo

Hacer ejercicio suave puede ayudar con la digestión. Estar erguido y activo permite que la gravedad ayude a mover los alimentos a través del sistema digestivo.

Una caminata lenta alrededor de la cuadra, por ejemplo, puede aliviar la hinchazón y reducir la sensación de saciedad.

4. Reducir el gas

El gas puede provenir de la ingestión de aire al comer o beber. El cuerpo también produce gases al digerir los alimentos. El gas atrapado en el intestino puede causar hinchazón y malestar estomacal.

Tener una cierta cantidad de gas es saludable, pero algunas actividades hacen que una persona trague más aire de lo normal y esto puede aumentar la cantidad de gas en el cuerpo. Ejemplos de estas actividades incluyen:

  • chicle
  • beber bebidas carbonatadas
  • comer demasiado rápido
  • usar dentaduras postizas que no le quedan bien

Ciertos alimentos generan más gases cuando pasan por el sistema digestivo. Éstos incluyen:

  • brócoli
  • frijoles
  • cebollas
  • manzanas
  • yogur

Frotar suavemente el abdomen puede ayudar a que el gas se mueva por el cuerpo, lo que puede ayudar a reducir las molestias y la hinchazón del estómago.

5. Pruebe los alimentos fermentados

Los alimentos fermentados, como el yogur probiótico, pueden ayudar a mejorar los problemas digestivos.

Los alimentos fermentados han sido degradados total o parcialmente por microorganismos como las bacterias. Estos microorganismos funcionan para conservar los alimentos y también pueden beneficiar la salud intestinal.

Las bacterias se encuentran naturalmente en el intestino. Algunos ayudan a digerir los alimentos, pero otros pueden causar problemas con la digestión si hay demasiados en el cuerpo. Los alimentos fermentados contienen bacterias que pueden ayudar a mantener un sistema digestivo saludable.

Algunos alimentos fermentados incluyen:

  • yogur probiótico
  • pan de masa fermentada
  • Chucrut
  • kéfir
  • miso

La incorporación de estos alimentos a la dieta puede ayudar a mejorar la digestión. Sin embargo, confirmar los beneficios requerirá más investigación científica.

6. Come más fibra

La fibra tiene una amplia gama de beneficios para la salud, desde reducir el colesterol hasta reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. También puede ayudar a mejorar la digestión al regular los movimientos intestinales.

De acuerdo con las pautas dietéticas nacionales, el adulto promedio debe incluir alrededor de 30 gramos de fibra en su dieta diaria.

Buenas fuentes de fibra incluyen:

  • cereales integrales
  • frutas y vegetales
  • frijoles

Una persona también debe beber muchos líquidos para asegurarse de que la fibra absorba suficiente agua para pasar fácilmente a través del sistema digestivo.

7. Lleva un diario de comidas

Algunos alimentos y bebidas provocan problemas digestivos. Estos desencadenantes pueden variar de persona a persona, y llevar un diario de alimentos puede ayudar a identificar a los culpables.

Tome nota de las comidas, bocadillos y bebidas, así como de cualquier problema digestivo que surja. Luego, intente eliminar los alimentos y bebidas potencialmente problemáticos de la dieta para ver si los síntomas mejoran.

Un nutricionista puede brindar orientación antes de que una persona realice cambios significativos en su dieta. Un diario de alimentos también ayudará al profesional médico a comprender mejor la situación para que pueda ofrecer consejos más específicos.

8. Evite estos alimentos

Si bien las personas reaccionan de manera diferente a diferentes alimentos, algunos alimentos y bebidas comúnmente causan problemas con la digestión.

Ejemplos incluyen:

  • alimentos procesados
  • especias
  • comida frita
  • alimentos ácidos, como vinagre y frutas cítricas
  • edulcorantes, como fructosa
  • alcohol
  • cafeína

Limitar la ingesta de estos puede ayudar a mejorar la digestión.

Además, las comidas rápidas y preparadas tienen un alto contenido de azúcar, sal y grasas saturadas. Pueden ser más difíciles de digerir para el cuerpo y causar problemas como estreñimiento y gases.

Cuando ver a un doctor

Una persona debe consultar a un médico si sus síntomas digestivos continúan o son graves.

Si los síntomas digestivos continúan o son graves, pueden deberse a una afección médica subyacente.

Algunas enfermedades digestivas comunes incluyen:

  • enfermedad celíaca
  • intolerancias alimentarias o alergias
  • síndrome del intestino irritable
  • diverticulitis
  • reflujo ácido

Los medicamentos como antiácidos o antibióticos también pueden causar problemas digestivos. Estos problemas son efectos secundarios y deberían resolverse una vez que la persona deja de tomar el medicamento.

Quitar

Para un alivio rápido de los problemas digestivos, puede ayudar el té de menta, un masaje abdominal o una caminata suave. Comer despacio y relajarse antes y después de las comidas también puede ayudar al cuerpo a digerir.

Comer más fibra y evitar ciertos productos, como los alimentos procesados, puede resultar en un alivio más duradero de los síntomas de los problemas digestivos.

none:  vejiga hiperactiva veterinario embarazo - obstetricia