¿Qué causa un útero inclinado?

En algunas mujeres, la matriz o el útero se inclina hacia atrás, apuntando hacia la parte baja de la espalda. Esto se conoce como útero retrovertido, inclinado o inclinado.

Por lo general, el útero se sienta erguido, en posición vertical o hacia arriba y hacia abajo. Un útero inclinado es bastante común, y 20 mujeres de cada 100 tienen la afección.

Datos rápidos sobre el útero inclinado:

  • La mayoría de las veces, tener un útero inclinado no causará dificultades para quedar embarazada o permanecer embarazada.
  • Algunas mujeres no tienen síntomas ni idea de que tienen el útero inclinado.
  • Por lo general, no se requiere tratamiento para una mujer con un útero inclinado.

¿Cuáles son las causas de un útero inclinado?

El útero, que se muestra arriba como el órgano en forma de pera, generalmente se inclina hacia adelante.

El útero es un órgano hueco con forma de pera que se encuentra en la parte inferior de la pelvis de la mujer. Es donde crece un feto durante el embarazo.

Una mujer puede tener el útero inclinado por varias razones diferentes:

  • Debilitamiento de los músculos pélvicos: después de la menopausia o el parto, los ligamentos que sostienen el útero pueden volverse laxos o debilitados. Como resultado, el útero cae en una posición hacia atrás o inclinada.
  • Útero agrandado: un útero agrandado debido a un embarazo, fibromas o un tumor también puede hacer que el útero se incline.
  • Cicatrices o adherencias en la pelvis: el útero o la pelvis pueden tener cicatrices debido a afecciones, como endometriosis, infecciones o cirugías previas. Este tejido cicatricial puede tirar del útero hacia atrás y hacer que se incline.
  • Genética: algunas mujeres nacen con el útero en una posición inclinada o inclinada.

Impacto en la fertilidad y el embarazo

A muchas mujeres les preocupa que tener un útero inclinado afecte su capacidad para quedar embarazadas. Sin embargo, la posición del útero no suele afectar la fertilidad. Los médicos pueden considerarlo si una mujer tiene dificultades para quedar embarazada, pero solo después de descartar otras causas de infertilidad.

Tener un útero inclinado no debería afectar la capacidad de una mujer para tener un embarazo saludable. De hecho, estar embarazada puede hacer que el útero en crecimiento se incline hacia atrás. En la mayoría de los casos, no hay impacto en el trabajo de parto ni en el parto.

Impacto en el sexo

Un útero inclinado puede hacer que las relaciones sexuales con penetración sean incómodas o dolorosas.

El sexo doloroso puede ser un problema para una mujer. Los médicos no están seguros de qué causa este malestar, aunque existen varias teorías:

  • Un útero inclinado puede hacer que el cuello uterino se asiente de manera diferente en la vagina. El dolor puede deberse a la forma en que el pene choca contra el cuello uterino durante el coito.
  • Los ligamentos que sostienen el útero se pueden estirar y mover en una dirección diferente a la del útero. Esto puede causar dolor o malestar durante las relaciones sexuales.
  • Otra teoría es que un útero inclinado causa congestión venosa en la pelvis, lo que significa que las venas de los órganos reproductores se dilatan y se llenan de sangre.

A veces, simplemente cambiar de posición puede hacer que el sexo doloroso sea menos problemático. Muchas mujeres con un útero inclinado suelen preferir posiciones en las que puedan estar cara a cara con su pareja. Es importante que las mujeres le comuniquen a su pareja lo que es cómodo y lo que no.

Síntomas

Algunos signos son típicos en mujeres con útero inclinado, que incluyen:

  • dolor durante el sexo
  • dolor o calambres menstruales
  • dolor de espalda durante el coito
  • incontinencia urinaria menor
  • infecciones recurrentes del tracto urinario
  • incomodidad al usar tampones

¿Cómo se diagnostica?

Un útero inclinado se puede detectar fácilmente durante un examen pélvico de rutina. Un médico insertará dos dedos en la vagina para sentir y presionar ligeramente el cuello uterino.

A continuación, se coloca la otra mano sobre el abdomen y se empuja suavemente para capturar el útero entre las dos manos. Esto le permite al médico palpar el útero para determinar su forma, tamaño y posición, y detectar crecimientos anormales.

Las mujeres que sienten dolor durante las relaciones sexuales u otros síntomas de un útero inclinado deben consultar con su médico. Estos síntomas pueden ser un signo de otras afecciones más graves y el médico puede realizar pruebas de diagnóstico para distinguir esta afección de algo más grave.

Tratamiento

Un tratamiento temporal consiste en abrazar las rodillas contra el pecho mientras se está acostado.

Existen algunas opciones de tratamiento que pueden ayudar a corregir la posición del útero.

Estos pueden usarse si una mujer tiene síntomas graves que interfieren con su vida o su capacidad para quedar embarazada.

  • Pesario: un pesario es un dispositivo que se coloca en la vagina. Ayuda a sostener las paredes vaginales, el útero y otras estructuras pélvicas y puede ayudar a reposicionar el útero. Un pesario es una solución temporal, ya que el útero volverá a su posición original una vez que se extraiga.
  • Cirugía: para algunas mujeres, la cirugía puede reposicionar el útero. La cirugía de suspensión uterina es un procedimiento ambulatorio y se puede realizar con o sin el uso de una malla o cabestrillo. Los resultados duraderos y la mejora del dolor durante las relaciones sexuales generalmente se logran mediante la cirugía.
  • Posición de “rodilla-pecho”: aunque no es una solución permanente, llevar las rodillas al pecho, mientras está acostado, puede ayudar a mover el útero temporalmente a una posición más cómoda.

panorama

El pronóstico para alguien con un útero inclinado o inclinado es bueno. Aunque algunas mujeres experimentan molestias relacionadas con la posición del útero, no son habituales los problemas de salud graves.

Siempre es importante que las mujeres hablen con un médico sobre el dolor durante las relaciones sexuales u otros síntomas, incluso si sospechan que un útero inclinado está causando el malestar.

none:  copd neurología - neurociencia gestión de la práctica médica