¿Qué es un quiste mucoso?

Los quistes mucosos son pequeños sacos llenos de líquido que tienden a desarrollarse en la boca o en los dedos de manos y pies. No son dañinos, pero pueden resultar incómodos. Hay varias opciones para eliminarlos.

Este artículo analiza los diferentes tipos de quiste mucoso, sus causas y cómo se pueden tratar.

Tipos de quiste mucoso

Hay dos tipos principales de quistes mucosos que analiza este artículo:

Quistes mucosos orales

Los quistes mucosos orales se desarrollan en la boca. Aparecen cerca de las aberturas de las glándulas salivales, a menudo en los labios o en el piso de la boca.

Un quiste en el piso de la boca se conoce como ránula. Un quiste en las encías se llama épulis. También pueden desarrollarse alrededor de un piercing.

Los quistes mucosos orales son más comunes en personas menores de 30 años.

Quistes mucosos digitales

Los quistes mucosos también pueden desarrollarse en otras áreas del cuerpo además de la boca.

Los quistes digitales aparecen como sacos firmes cerca de las articulaciones de los dedos de las manos o de los pies. Este tipo de quiste se forma como una extensión de la articulación. También es posible que se desarrollen lejos de la articulación, como cerca de la base de una uña de la mano o del pie.

Los quistes mucosos digitales son más comunes en los adultos mayores, generalmente en personas mayores de 70 años.

Causas

Los quistes mucosos orales a menudo son el resultado de lesiones o daños en los labios o en el interior de la boca. Las causas comunes de esto incluyen:

  • Morder el labio
  • chupando la mejilla interior
  • chuparse los labios
  • piercings
  • crecimiento anormal de los dientes

Se cree que los quistes mucosos orales que se desarrollan en el piso de la boca son causados ​​por una glándula salival bloqueada debajo de la lengua.

No está claro exactamente qué causa la aparición de un quiste mucoso digital. El líquido en las articulaciones de los dedos de las manos o los pies puede escapar a través de pequeños orificios. Esto puede hacer que la piel se hinche y cree un quiste. Estos pequeños agujeros pueden desarrollarse como resultado del envejecimiento.

Síntomas

Los quistes mucosos son sacos delgados que contienen líquido transparente. Suelen ser de apariencia suave o brillante y de color rosa azulado. Los quistes pueden variar en tamaño, pero por lo general miden entre 5 y 8 milímetros de ancho.

Los quistes mucosos generalmente no se asocian con ningún síntoma que no sea la presencia del quiste en sí. Pueden resultar incómodos, pero, por lo general, no provocan ningún dolor.

Los quistes orales grandes pueden interferir con la masticación o el habla. También es posible que un quiste estalle. Esto hará que el líquido se escape y puede convertirse en un riesgo de infección.

Diagnóstico

Por lo general, un examen visual y físico del quiste es suficiente para un diagnóstico. Sin embargo, en algunos casos, es posible que se requiera una biopsia.

Los quistes mucosos son fáciles de diagnosticar. Por lo general, un médico diagnosticará un quiste mediante un breve examen físico del área afectada.

En algunos casos, puede ser necesaria una biopsia para confirmar el diagnóstico. Este procedimiento implica tomar una pequeña muestra de piel y examinarla con un microscopio. El análisis de esta muestra ayudará a determinar si existe una afección más grave, como cáncer u otro tipo de crecimiento.

Otras posibles pruebas incluyen una ecografía o una tomografía computarizada.

Tratamiento

A menudo, no es necesario tratar un quiste mucoso. En la mayoría de los casos, el quiste se curará por sí solo con el tiempo.

Es importante no tocar ni reventar el quiste. Esto puede resultar en una herida abierta, que puede infectarse o causar cicatrices permanentes. Con el tiempo, el quiste se romperá como parte del proceso de curación.

De vez en cuando, limpiar el quiste con agua salada puede ayudar a prevenir infecciones.

Con los quistes mucosos orales, las personas deben tratar de evitar morderse o chuparse los labios o las mejillas, ya que hacerlo puede empeorarlos.

Una persona debe consultar a un médico o dentista si el quiste le causa malestar o persiste por más de un par de semanas. Un médico o dentista puede usar una aguja estéril para reventar el quiste manualmente.

También es posible eliminar el quiste usando:

  • Tratamiento láser. El quiste se puede cortar de la piel con un láser.
  • Crioterapia. Al congelar el quiste, se puede eliminar fácilmente.
  • Cirugía. En casos más graves, el quiste se puede extirpar quirúrgicamente. A menudo también se extrae la glándula que causó el quiste.

La cirugía es más común para los quistes que han reaparecido varias veces.

La extirpación de un quiste mucoso suele ser un procedimiento seguro. En casos raros, el área circundante puede lesionarse durante el proceso.

panorama

Los quistes mucosos suelen ser inofensivos y se pueden dejar solos. A menudo, desaparecen en un par de semanas. Pinchar o reventar quistes puede ralentizar el proceso de curación y aumentar el riesgo de infección.

Es recomendable consultar a un médico si un quiste causa dolor o malestar, o si persiste más de lo normal. Hay varias opciones disponibles para eliminar los quistes mucosos.

none:  gota seguro médico - seguro médico reflujo ácido - gerd