¿Qué es la prostatitis aguda?

La prostatitis aguda es una inflamación repentina de la glándula prostática. Es un tipo raro de prostatitis, que es un problema de próstata común.

La próstata es una pequeña glándula que rodea la uretra del hombre, el conducto que saca la orina y el semen del cuerpo. La próstata aporta nutrientes al semen, desempeñando un papel importante en la reproducción.

A continuación, discutimos las causas y los síntomas de la prostatitis aguda, así como las posibles complicaciones y los remedios caseros.

Causas

La prostatitis aguda ocurre cuando la glándula prostática se inflama.

Cuando la glándula prostática se inflama, los síntomas pueden ser similares a los de una infección aguda del tracto urinario o una infección urinaria. De hecho, la prostatitis aguda a menudo es causada por un tipo de bacteria que causa infecciones de transmisión urinaria e infecciones de transmisión sexual.

La inflamación puede ser el resultado de bacterias que ingresan a la próstata a través de la sangre o de una infección en el área. Un procedimiento médico también puede provocar la entrada de bacterias en la próstata.

Las causas subyacentes de la prostatitis aguda suelen ser una uretra bloqueada o un sistema inmunológico debilitado. En un pequeño número de casos, la prostatitis aguda puede volverse crónica.

Síntomas

La prostatitis es una afección común, y alrededor del 50 por ciento de todos los hombres es probable que la experimente en su vida. La prostatitis aguda, por otro lado, es bastante rara. A pesar de esto, suele ser fácil de diagnosticar debido a sus distintas características.

Algunos de los síntomas más comunes de la prostatitis aguda se parecen a los de una infección urinaria. Pueden incluir:

  • fiebre
  • dolor en la pelvis
  • sangre en la orina
  • escalofríos
  • dolor por encima del hueso pélvico
  • dolor en el recto, testículos o genitales
  • dolor al orinar
  • aumento de la frecuencia de la micción
  • orina con mal olor
  • dolor o malestar durante una evacuación intestinal
  • un chorro de orina debilitado
  • eyaculacion dolorosa
  • sangre en el semen
  • dificultad para comenzar a orinar
  • dificultad para vaciar la vejiga

Tratamiento

Los antibióticos son un tratamiento común para la prostatitis aguda.

La prostatitis aguda generalmente se trata con antibióticos. Es posible que sea necesario tomarlos durante 4 a 6 semanas o más. El tipo de antibiótico recetado dependerá de la bacteria que está causando la infección.

Un médico también puede recetar medicamentos diseñados para aliviar los síntomas de la prostatitis aguda. Los alfabloqueantes se pueden usar para relajar los músculos de la vejiga y reducir las molestias. En algunos casos, un médico puede recomendar analgésicos de venta libre, como ibuprofeno o acetaminofén.

Una persona con un caso grave de prostatitis aguda puede requerir hospitalización. Por ejemplo, la hospitalización es necesaria cuando la próstata hinchada bloquea la uretra. En el hospital, se administrarán por vía intravenosa fuertes dosis de antibióticos.

Remedios caseros

Además de buscar intervención médica, una persona puede intentar aliviar los síntomas con remedios caseros. Estos se pueden utilizar junto con un tratamiento médico.

Los remedios caseros para la prostatitis aguda incluyen:

  • tomar duchas o baños calientes
  • Evitar actividades que ejerzan presión sobre la próstata, como andar en bicicleta.
  • sentado en un cojín
  • evitando el alcohol
  • reducir o evitar el consumo de alimentos picantes
  • beber muchos líquidos que no contengan cafeína

Si bien los resultados no se han confirmado científicamente, es posible que algunos hombres deseen probar terapias alternativas. Algunas terapias alternativas que pueden aliviar los síntomas incluyen:

  • acupuntura
  • hierbas y suplementos
  • biorretroalimentación

Existe una variedad de cambios en el estilo de vida que pueden reducir los riesgos de desarrollar prostatitis crónica o recurrente. Éstos incluyen:

  • reduciendo estrés
  • usar protección durante la actividad sexual
  • eyacular al menos una vez a la semana
  • evitando los alimentos procesados
  • comer una dieta saludable
  • protegiendo contra el trauma pélvico
  • mantener un peso saludable

Complicaciones

Las complicaciones de la prostatitis aguda incluyen anomalías en el semen e infertilidad.

La prostatitis aguda puede causar un bloqueo de la uretra. Cuando esto ocurre, una persona experimentará dolor e incomodidad en la vejiga. Si no se trata, una vejiga bloqueada puede provocar daño renal permanente.

Otras complicaciones pueden incluir:

  • inflamación del epidídimo, un tubo en espiral en la parte posterior de los testículos
  • bacteriemia, una infección bacteriana de la sangre
  • un absceso prostático, una bolsa llena de pus en la próstata
  • anomalías en el semen
  • esterilidad

panorama

La mayoría de los casos de prostatitis aguda desaparecen con el tratamiento con antibióticos. Algunos casos graves de infección pueden requerir hospitalización.

Existe la posibilidad de que la prostatitis aguda se vuelva crónica. Los síntomas de la prostatitis crónica pueden reducirse con cambios en la dieta y el estilo de vida.

Consulte a un médico sobre las mejores opciones de tratamiento disponibles y para obtener consejos sobre cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar prostatitis crónica.

none:  hipotiroideo osteoporosis diabetes