¿Cómo es el embarazo a las 21 semanas?

Durante la semana 21 de embarazo, el feto seguirá madurando y creciendo. La semana 21 no es una excepción cuando se trata de avances en el desarrollo y cambios corporales tanto para la madre como para el niño.

Un feto ahora usará suficiente energía para garantizar largos períodos de sueño y, a menudo, necesitará entre 12 y 14 horas de sueño por día.

Esta Centro de conocimiento de MNT La función es parte de una serie de artículos sobre el embarazo. Proporciona un resumen de esta etapa del embarazo, qué esperar e información sobre el desarrollo de su feto.

Datos rápidos sobre el embarazo a las 21 semanas

  • A las 21 semanas de embarazo, una mujer puede experimentar varices, encías sangrantes y estrías.
  • Los niveles de hormonas pueden fluctuar en esta etapa y durante el embarazo, provocando cambios de humor y náuseas matutinas.
  • En esta etapa, un feto puede ser examinado para detectar ciertas anomalías genéticas, como el síndrome de Down.
  • Su hijo tiene el tamaño de un plátano a las 21 semanas de embarazo.

Síntomas

La semana 21 de embarazo puede ver que las estrías comienzan a desarrollarse alrededor del abdomen.

Además de un vientre y un peso en crecimiento, una mujer puede continuar experimentando síntomas físicos de embarazo en esta etapa.

Estos síntomas comúnmente incluyen:

  • uñas más fuertes y cabello más abundante
  • hinchazón y gases
  • Apetito incrementado
  • movimiento fetal
  • venas varicosas
  • un dolor de espalda
  • sangrado de las encías
  • estrías

Tenga en cuenta que el embarazo aumenta el riesgo de infecciones del tracto urinario (ITU) desde la semana 6 hasta la semana 24. Si los síntomas no son el resultado del embarazo y sospecha de una infección, hable con un proveedor de atención médica sobre el tratamiento.

Hormonas: cambios en la piel

Algunas mujeres notan que se ven más "radiantes" en el segundo semestre del embarazo, lo que a veces se denomina "resplandor" o "floración" del embarazo.

Los cambios hormonales hacen que circule más sangre, lo que puede hacer que la piel luzca más rosada o más "radiante".

La retención de humedad también puede hacer que la piel se hinche y esto puede suavizar las arrugas.

Sin embargo, para algunas mujeres, el embarazo puede afectar la piel y provocar lo siguiente:

  • manchas y acné
  • sensibilidad y picazón
  • erupciones
  • venas rojas en las mejillas
  • manchas oscuras en la piel
  • hinchazón debido a la retención de agua

Estos cambios normalmente no le harán daño a usted ni a su bebé, pero si los síntomas son severos, si hay ampollas e inflamación, o si está preocupado por ellos, debe consultar con su proveedor de salud.

Desarrollo del bebé

Su bebé ahora tiene el tamaño de un plátano, mide casi 7 pulgadas y pesa casi 11 oz.

A pesar del aumento de tamaño de su bebé, todavía hay mucho espacio para permitir el movimiento en el útero en esta etapa.

Otros cambios incluyen:

  • crecimiento cerebral rápido
  • cartílago que se convierte en hueso, el endurecimiento del esqueleto y el inicio de la producción de células sanguíneas en la médula ósea
  • el crecimiento de cejas y vello suave en la cabeza y el cuerpo
  • el desarrollo de ovarios con óvulos primitivos y un útero formado en las hembras o descendencia testicular en los machos
  • los brazos y las piernas se vuelven proporcionales
  • movimiento fetal
  • el crecimiento de las papilas gustativas
  • la deglución de líquido amniótico.

Cosas que hacer: pruebas genéticas

Las pruebas genéticas, para detectar anomalías genéticas, pueden no recomendarse para todas las personas.

Es importante hablar con su proveedor de atención médica para determinar si las pruebas genéticas y ciertas formas de detección prenatal son adecuadas para usted.

Se ofrecen tres análisis de sangre a las mujeres durante el embarazo para detectar una variedad de anomalías genéticas: síndrome de Down, trisomía 18 y espina bífida. Si una prueba de detección arroja un resultado positivo, se realizarán otras pruebas para diagnosticar o descartar la anomalía.

Dado que ahora se encuentra en su segundo trimestre, su proveedor de atención médica también puede recomendarle que la examinen para detectar diabetes gestacional. Esta prueba implica beber un líquido azucarado y controlar los niveles de glucosa en sangre.

Estas pruebas incluyen:

  • Detección secuencial integrada: entre las semanas 10 y 13, y nuevamente durante las semanas 15 a 20, se puede recomendar esta prueba de detección para analizar la sangre en busca de las seis proteínas fetales que se encuentran en la circulación sanguínea materna. Esta prueba puede identificar el 92 por ciento de los embarazos que resultan en el síndrome de Down. La primera parte de esta prueba se combina con una exploración que muestra la cantidad de líquido debajo de la piel detrás del cuello del bebé, conocida como ecografía de translucidez nucal.
  • Pantalla integrada de suero: esta prueba busca las mismas proteínas que la pantalla integrada secuencial y se lleva a cabo durante el mismo período. Por lo general, se lleva a cabo una pantalla de suero integrado en los casos en que no se puede realizar una ecografía de translucidez nucal.
  • Pantalla de marcador cuádruple: se obtiene entre las semanas 15 y 20. La pantalla de marcador cuádruple analiza la sangre materna para detectar cuatro proteínas fetales. Las mujeres que no recibieron la primera porción del suero y las pruebas secuenciales son elegibles para someterse a esta prueba. Esta prueba es también la segunda prueba obtenida durante las pruebas de detección secuenciales y de suero.

La amniocentesis genética es una prueba adicional que a veces se realiza después de las 15 semanas de embarazo para evaluar ciertas anomalías genéticas. Esta prueba generalmente se recomienda para mujeres con resultados de detección prenatales anormales, anomalías cromosómicas previas, antecedentes familiares de anomalías genéticas, una anomalía genética conocida o para mujeres mayores de 35 años.

Entre las semanas 17 y 20 de embarazo, se realiza una ecografía de nivel 1 para evaluar al feto en busca de anomalías congénitas que se puedan ver en las imágenes de ecografía. Cualquier hallazgo anormal puede conducir a una exploración de nivel 2.

Cambios en el estilo de vida

Al igual que en las primeras semanas, pronto descubrirá que se necesitan muchas modificaciones en el estilo de vida para adaptarse al embarazo y la vida después del parto.

Salud general

Un régimen de vitaminas prenatal puede ayudar a garantizar que usted y su bebé reciban nutrientes vitales.

Durante el embarazo, deberá cuidarse a sí misma y a su bebé en desarrollo. Evite el alcohol, fumar y todas las demás sustancias tóxicas durante este tiempo. La exposición a olores fuertes, como la pintura, puede ser volátil y también causar problemas cuando se inhala.

Si está tomando ciertos medicamentos recetados, hable sobre ellos con su proveedor de atención médica para asegurarse de que sea seguro seguir usándolos durante el embarazo.

Siga una dieta saludable y tome un buen régimen de vitaminas prenatales para nutrirse tanto a usted como a su feto.

Otra forma de mantener la salud durante el embarazo es el ejercicio regular. Hable con su proveedor de atención médica sobre su régimen de ejercicio actual o deseado para garantizar la seguridad.

Comida

Si bien es seguro comer pescado durante el embarazo, se recomienda limitar la ingesta a entre 8 y 12 onzas (oz) de pescado y mariscos por semana.

Algunos ejemplos de pescado que es seguro consumir durante el embarazo incluyen:

  • camarón
  • salmón
  • atún claro enlatado, aunque los niveles de mercurio pueden variar de una lata a otra
  • abadejo
  • bacalao
  • bagre
  • anchoas

Se recomienda limitar el consumo de atún blanco y filete de atún una vez por semana. Estos pescados contienen niveles más altos de mercurio que otros tipos, y esto representa un riesgo para su hijo. Por la misma razón, evite comer tiburón, pez espada, blanquillo y caballa durante el embarazo.

Si come pescado de una fuente no comercial, como un pescado capturado por usted o su familia, asegúrese de verificar con las autoridades sanitarias locales que las aguas en las que fue capturado son seguras.

Siempre asegúrese de que su comida esté completamente cocida. También evite el pescado crudo, ahumado o en escabeche. También es importante evitar lo siguiente:

  • queso blando sin pasteurizar
  • paté refrigerado
  • carnes y aves crudas o poco cocidas
  • fiambres de fiambres
  • alimentos que contienen huevos crudos
  • jugo sin pasteurizar
  • Leche
  • Ponche de huevo

Es seguro consumir cafeína durante el embarazo con moderación. Trate de mantener su consumo diario de cafeína de todas las fuentes en o por debajo de 300 miligramos (mg).

Comuníquese con su proveedor de atención médica si tiene preguntas o inquietudes sobre su embarazo. También es importante que llame a su médico si experimenta síntomas de un embarazo ectópico o un aborto espontáneo, como:

  • sangrado vaginal o paso de tejido
  • fuga de fluido vaginal
  • sentirse débil o mareado
  • presión arterial baja
  • presión rectal
  • dolor de hombro
  • dolor pélvico intenso o calambres

Para obtener información sobre otras etapas del embarazo, haga clic en uno de los siguientes enlaces:

Primer trimestre: fertilización, implantación, semana 5, semana 6, semana 7, semana 8, semana 9, semana 10, semana 11, semana 12.

Segundo trimestre: semana 13, semana 14, semana 15, semana 16, semana 17, semana 18, semana 19, semana 20.

none:  salud investigación con células madre dermatitis atópica - eccema