Lo que debe saber sobre los dolores de cabeza por abstinencia de cafeína

Los dolores de cabeza por abstinencia de cafeína se desarrollan después de que alguien que suele consumir cafeína deja de consumirla o reduce su consumo demasiado rápido. El consumo de cafeína resuelve los dolores de cabeza por abstinencia de cafeína, pero otros remedios caseros y de venta libre también pueden aliviar los síntomas.

Aquí, analizamos las causas de los dolores de cabeza por abstinencia de cafeína, otros síntomas y cómo tratar la abstinencia de cafeína y la dependencia de forma segura.

Causas

Una persona puede experimentar dolores de cabeza si reduce la ingesta de cafeína demasiado rápido.

La cafeína es una de las drogas psicoactivas más populares del mundo, presente en muchas bebidas y alimentos. Pertenece a la clase de estimulantes de la metilxantina que actúan sobre el sistema nervioso central. Estos estimulantes:

  • acelerar el metabolismo
  • aumentar la producción de orina
  • mejorar la digestión
  • aumentar la frecuencia cardíaca
  • relajar los músculos lisos
  • aumentar el estado de alerta
  • mejorar el rendimiento físico
  • potencialmente ayudan a tratar algunos tipos de cáncer cuando se encuentran en compuestos derivados de la cafeína

Sin embargo, la cafeína puede causar o contribuir a los dolores de cabeza de varias formas. Un análisis informó que el 50% de las personas experimentan un dolor de cabeza punzante y generalizado durante la abstinencia de cafeína.

Esto se debe a que la cafeína tiene un efecto vasoconstrictor, lo que significa que estrecha los vasos sanguíneos y reduce el flujo sanguíneo. Con el consumo regular de cafeína, los vasos sanguíneos se familiarizan con esta constricción.

Las reducciones de cafeína pueden desencadenar un efecto rebote, lo que hace que los vasos sanguíneos se ensanchen. Esta reacción es significativa porque los vasos sanguíneos tienden a agrandarse antes de la aparición de ciertos tipos de dolor de cabeza.

La cafeína también bloquea los receptores de adenosina en el cerebro, que son moduladores del dolor. El bloqueo de estos receptores puede reducir potencialmente la propagación del dolor en la cabeza.

Las personas que consumen cafeína con regularidad tienden a desarrollar más de estos receptores de adenosina, lo que las hace más propensas a desarrollar dolor de cabeza cuando dejan de beber cafeína.

Tratamiento y remedios

La forma más rápida y sencilla de aliviar un dolor de cabeza por abstinencia de cafeína es consumir cafeína.

Sin embargo, las personas que intentan reducir la cafeína pueden usar varios otros remedios o trucos para reducir los dolores de cabeza por abstinencia de cafeína.

Tomar analgésicos de venta libre

Los medicamentos que están disponibles sin receta, como ibuprofeno, aspirina y acetaminofén, contienen compuestos que bloquean las señales de dolor y alivian la mayoría de los dolores de cabeza.

Dicho esto, tomar analgésicos más de dos o tres veces por semana puede provocar un dolor de cabeza conocido como dolor de cabeza por uso excesivo de medicamentos o dolor de cabeza de rebote.

Mantenerse hidratado

La deshidratación hace que el cerebro se encoja, lo que puede activar los receptores del dolor en el cráneo. A veces, incluso una deshidratación menor puede provocar un intenso dolor de cabeza.

Aplicar hielo

La formación de hielo en un área contrae los vasos sanguíneos subyacentes y ralentiza la transmisión de señales nerviosas.

En un estudio, los investigadores demostraron que la aplicación de una envoltura de cuello congelada en el cuello reducía el dolor en los participantes que experimentaban migrañas.

Aplicar mentol tópico

El mentol puede adormecer la piel y reducir el dolor. Frotar unas gotas de aceite esencial de menta diluido en la frente o las sienes puede ser eficaz.

Descansar lo suficiente

El sueño y los trastornos del sueño están asociados con muchos tipos de dolor de cabeza, lo que significa que, en general, existe un vínculo entre el sueño y el dolor de cabeza. Dormir la cantidad adecuada de sueño de calidad cada noche generalmente reduce el dolor de cabeza.

Sin embargo, dormir demasiado o usar medicamentos para dormir con demasiada frecuencia puede empeorar los dolores de cabeza.

Acupuntura

Los investigadores no están seguros de cómo la acupuntura alivia el dolor de cabeza, pero puede ralentizar la transmisión de las señales de dolor y activar vías cerebrales que pueden apagarlas.

Acupresión

La acupresión es una técnica basada en la terapia médica tradicional china de la acupuntura. Implica manipular puntos de presión específicos en el cuerpo, lo que puede ayudar a reducir los dolores de cabeza al mejorar la circulación sanguínea y disminuir la tensión muscular.

Suplementos dietéticos

Los investigadores han estudiado muchos suplementos dietéticos diferentes como posibles tratamientos u opciones preventivas para los dolores de cabeza. Han encontrado solo unos pocos con efectos potencialmente positivos:

  • petasita
  • Coenzima Q10
  • riboflavina (vitamina B2)
  • magnesio
  • matricaria

La mayoría de los suplementos solo funcionan cuando se toman regularmente a lo largo del tiempo.

Cualquiera que esté pensando en probar suplementos a base de hierbas debe hablar primero con su médico, ya que algunos pueden interactuar con otros medicamentos, mientras que otros, como la petasita, pueden tener efectos secundarios potencialmente dañinos.

Lea más sobre los remedios naturales para los dolores de cabeza aquí.

Otros síntomas de la abstinencia de cafeína

El síntoma más común de la abstinencia de cafeína es un dolor de cabeza. Las personas que reducen su consumo habitual de cafeína también pueden experimentar lo siguiente:

  • ansiedad
  • irritabilidad
  • problemas para concentrarse
  • temblores o temblores en las manos
  • fatiga y somnolencia
  • estado de ánimo deprimido
  • aumento de la frecuencia cardíaca
  • náuseas y vómitos
  • presión arterial elevada o reducida
  • enrojecimiento de la piel
  • estreñimiento
  • síntomas similares a la gripe
  • dolor articular y abdominal
  • rigidez muscular

La gravedad y la cantidad de síntomas que experimenta una persona durante la abstinencia de cafeína dependen de la cantidad que consumen normalmente y de la rapidez con la que reducen la cafeína.

Por lo general, cuanto más cafeína consume una persona y más rápido la reduce, es probable que sus síntomas sean más graves y amplios.

Incluso las personas que solo beben una taza pequeña de café al día durante 3 días pueden experimentar síntomas de abstinencia si dejan de tomar café de repente. Es posible que solo sean necesarios 3 días de exposición a la cafeína para experimentar los síntomas de abstinencia, que empeoran después de 7 a 14 días de consumo.

Según un estudio, la mayoría de las personas desarrollan síntomas de abstinencia dentro de las 12 a 24 horas posteriores a la reducción o eliminación de la cafeína, y experimentan los síntomas más graves alrededor de las 20 a 51 horas. Los síntomas de abstinencia de cafeína pueden durar de 2 a 9 días.

¿Dolor de cabeza por abstinencia o algo más?

Las personas a menudo describen los dolores de cabeza por abstinencia de cafeína como un dolor de cabeza punzante y generalizado. La International Headache Society define un dolor de cabeza por abstinencia de cafeína como un dolor de cabeza que:

  • se desarrolla dentro de las 24 horas posteriores al último consumo de cafeína en personas que consumen al menos 200 miligramos (mg) por día de cafeína durante más de 2 semanas
  • desaparece después de 7 días consecutivos sin consumir cafeína
  • mejora en 1 hora después de consumir 100 mg de cafeína

Los médicos también pueden diagnosticar a alguien con dolor de cabeza por abstinencia de cafeína si sus síntomas no coinciden con los de otros tipos de dolor de cabeza.

Cómo reducir la dependencia de la cafeína

La mejor manera de reducir la dependencia de la cafeína es gradualmente, idealmente, reduciendo la ingesta de cafeína en aproximadamente un 25% cada semana.

Los bebedores de café, té o refrescos pueden encontrar más fácil la transición a versiones descafeinadas de sus bebidas favoritas. Las personas también podrían intentar mezclar descafeinado con bebidas con cafeína y aumentar gradualmente la proporción de descafeinado a cafeinado.

Varios otros trucos y hábitos de estilo de vida también pueden ayudar a las personas a reducir su dependencia de la cafeína, como:

  • reemplazar los alimentos y bebidas con cafeína con alternativas sin cafeína
  • mantenerse hidratado
  • dormir lo suficiente de buena calidad
  • hacer ejercicio regularmente
  • comer alimentos saludables y llenos de nutrientes
  • practicando técnicas de reducción del estrés
  • leer las etiquetas de los ingredientes para evitar fuentes inesperadas de cafeína, como chocolates y dulces, y hacer un seguimiento de la ingesta de cafeína

Obtenga más información sobre los riesgos y beneficios de la cafeína.

Resumen

Los dolores de cabeza por abstinencia de cafeína se desarrollan cuando las personas reducen su consumo habitual de cafeína demasiado rápido.

Los dolores de cabeza por abstinencia de cafeína no son graves y, por lo general, las personas pueden tratarlos con remedios caseros.

Las personas que buscan reducir su dependencia de la cafeína deben hacerlo gradualmente. Reducir alrededor de un 25% cada semana reducirá el riesgo de dolores de cabeza por abstinencia y otros síntomas.

Practicar buenos consejos de salud, como dormir bien y mantenerse hidratado, es otra forma de reducir el riesgo de dolores de cabeza.

Hable con un médico sobre los dolores de cabeza si son:

  • severo, frecuente o crónico
  • no simultáneo con cambios en la ingesta de cafeína
  • no pares después de consumir cafeína
  • duran más de una semana después de eliminar la cafeína
  • acompañado de cambios en la visión, confusión, pérdida de memoria, fiebre o vómitos y náuseas intensos
none:  dolor de cuerpo crohn - ibd atención primaria