Qué saber sobre los quistes sebáceos

Los quistes cutáneos, también conocidos como quistes sebáceos, son protuberancias levemente endurecidas y llenas de líquido dentro de la piel. Pueden ocurrir en cualquier parte de la piel y a menudo afectan la cara, el cuello y el torso.

El término "quiste sebáceo" ya no es común. En cambio, los profesionales de la salud los llaman quistes epidérmicos, quistes de queratina o quistes epiteliales, según American Family Physician.

Los quistes cutáneos son benignos o no cancerosos y, por lo general, no causan problemas. Son comunes, afectan al menos al 20% de los adultos y pueden variar en tamaño desde unos pocos milímetros hasta 5 centímetros de ancho.

No suelen ser dolorosos ni sensibles a menos que se inflamen, se dañen o se infecten. Pueden ocurrir infecciones si el quiste estalla.

Este artículo analiza cómo eliminar y tratar los quistes cutáneos, así como sus causas y posibles complicaciones. El artículo también proporciona algunas imágenes para ayudar a identificarlos.

Cómo eliminar los quistes cutáneos

La mayoría de los quistes cutáneos no necesitan tratamiento, y el mejor curso de acción suele ser mantenerlos limpios y no interferir con ellos. Dicho esto, un médico puede sugerir la extracción si un quiste causa molestias.

Esto puede deberse a una infección, a que el quiste interfiere con las actividades cotidianas o a que se encuentra en un lugar destacado. La extracción de un quiste puede dejar una pequeña cicatriz.

Al extraer un quiste, el médico tratará de eliminarlo por completo, ya que el quiste podría formarse nuevamente si parte de la pared del saco permanece en la piel.

Los quistes infectados pueden requerir tratamiento adicional. Es mejor evitar eliminar un quiste cuando está inflamado activamente.

La extirpación del quiste en el consultorio de un médico implica:

  • un anestésico local, para adormecer el área
  • hisopos antisépticos, para evitar que el área se infecte y para detener la propagación de infecciones
  • usar una cuchilla y otros instrumentos para eliminar el quiste

Si un quiste se ha reventado o hay una infección debajo de la piel, es posible que el médico deba pincharlo y drenarlo. También pueden recetar un curso de antibióticos.

Fotos

Quistes infectados

Si un quiste se infecta, puede verse rojo debido a la inflamación. Los quistes infectados también pueden tener un aspecto blanquecino debido a la presencia de pus. El pus puede tener un olor desagradable.

Una persona debe consultar a un médico si sospecha de alguna infección. Pueden recetar antibióticos.

Mientras tanto, para controlar un quiste infectado, una persona puede intentar:

  • aplicando una compresa tibia
  • mantenerlo limpio lavándolo regularmente con un jabón antimicrobiano suave
  • evitando cubrirlo con productos cosméticos

Algunas personas prueban remedios caseros, como aceite de árbol de té, vinagre de sidra de manzana y aloe vera, pero no hay investigaciones que confirmen su eficacia para este propósito.

Tratamiento

Aunque los quistes cutáneos pueden ser molestos e irritantes, tratar de eliminarlos o tratarlos puede empeorarlos.

Es probable que picar, frotar o apretar un quiste cause daño, empeore las infecciones y cause dolor y sensibilidad. También puede hacer que el quiste se vea rojo o inflamado.

Tratar los quistes cutáneos que causan preocupación o producen síntomas significa que los vea un médico.

Los médicos pueden diagnosticar con precisión el problema y tratar cualquier otra inquietud. También pueden tratar un quiste problemático sin empeorarlo.

Remedios caseros

El único remedio casero apropiado es mantener limpios los quistes infectados. Las personas también deben practicar una buena higiene con un quiste recientemente extraído para evitar infecciones y evitar que el quiste regrese.

Las personas pueden mantener limpios en casa un quiste y el área que lo rodea lavándolo con un paño limpio, algodón o material de apósito médico. Bañe el quiste suavemente con agua tibia limpia y luego séquelo con toques suaves.

Si un quiste no causa ningún problema, no hay razón para buscar tratamiento médico.

Causas

Los quistes cutáneos se desarrollan cuando las células se multiplican y se mueven hacia adentro, en lugar de moverse hacia la superficie de la piel y desprenderse como lo hacen normalmente las células de la piel. En ocasiones, los quistes cutáneos pueden formarse debido al daño que hace que las células de la capa superior se “implanten” en la capa inferior.

La epidermis es la capa superior de la piel y la capa más externa de la epidermis es donde las células de la piel eventualmente se desprenden. Debajo de la epidermis se encuentra la capa de la dermis.

La causa de un quiste no siempre es obvia. En algunos casos, existe una razón genética para ello. El síndrome de Gardner, por ejemplo, es una condición genética que está relacionada con quistes cutáneos y otros tipos de crecimientos. Los quistes de pilar, que se desarrollan alrededor de los folículos pilosos, también pueden tener una base genética.

Complicaciones

La mayoría de los quistes no desarrollan complicaciones. La complicación más probable es una infección de la piel, que puede ocurrir si las bacterias ingresan al quiste.

Los quistes no se fijan a nada más profundo o debajo de la piel, y el quiste y el área de piel que lo rodea se pueden mover.

Sin embargo, en muy raras ocasiones, un quiste puede extenderse más profundamente en el cuerpo y conectarse con el tejido subyacente. Una persona debe consultar a un médico si tiene un bulto fijo que no se mueve.

Resumen

Los quistes cutáneos, o quistes sebáceos, son sacos llenos de líquido que se desarrollan en la piel. Por lo general, son inofensivos, pero un médico puede recomendar drenar o extirpar un quiste si se vuelve incómodo.

Las personas deben consultar a su médico si notan un bulto nuevo en la piel o si están preocupados por un bulto existente.

none:  industria farmacéutica - industria biotecnológica salud pública sin categorizar