Lo que debe saber sobre los quistes ováricos complejos

Los quistes ováricos pueden ser simples o complejos. Los quistes ováricos complejos son aquellos que contienen sangre o una sustancia sólida.

Los quistes simples son relativamente comunes y generalmente desaparecen por sí solos. Es más probable que los quistes complejos necesiten tratamiento.

La mayoría de los quistes ováricos son benignos, lo que significa que no son cancerosos.

En este artículo, analizamos de cerca los quistes ováricos complejos, incluidas sus causas, síntomas y tratamientos.

¿Qué es un quiste ovárico complejo?

Los quistes ováricos pueden ser simples o complejos.

Los quistes ováricos son pequeños sacos que se forman dentro o sobre un ovario. Los quistes ováricos pueden ser simples o complejos, según las sustancias que contengan.

Los quistes simples están llenos de líquido. La ovulación mensual a menudo incluye la formación de quistes y, por lo general, no son motivo de preocupación. Cuando no causan problemas, se denominan quistes funcionales.

Los quistes complejos son menos comunes que los quistes simples. La sangre o una sustancia dura llena los quistes complejos. A diferencia de los quistes simples, los quistes complejos no están relacionados con el ciclo menstrual típico.

La mayoría de los quistes no son dañinos. Según la Oficina de Salud de la Mujer (OWH), los quistes cancerosos son raros y más comunes en mujeres mayores.

Los diferentes tipos de quiste ovárico complejo incluyen:

  • Endometriomas. Este tipo ocurre cuando las células del revestimiento uterino crecen en o alrededor de los ovarios o en el útero. Los endometriomas contienen un líquido espeso de color marrón.
  • Dermoides. Las células de la piel, el cabello, la grasa o los dientes forman los quistes dermoides.
  • Cistadenomas. Estos quistes están hechos de tejido ovárico y contienen moco o líquido.

Síntomas

Es posible que una persona con quistes ováricos complejos no experimente ningún síntoma. Es posible que las personas solo los descubran durante los exámenes médicos para detectar otras afecciones o síntomas.

Si los quistes ováricos complejos causan síntomas, las personas pueden notar lo siguiente:

  • presión o hinchazón en el abdomen
  • dolor general en la parte inferior del abdomen
  • vómitos o náuseas si el quiste hace que los ovarios se doblen o se tuerzan
  • una necesidad urgente o frecuente de orinar si el quiste empuja la vejiga
  • un dolor severo que aparece rápidamente si el quiste estalla

Si una persona tiene endometriomas, es posible que presente síntomas adicionales que incluyen:

  • estreñimiento
  • Diarrea
  • fatiga
  • náusea
  • dolor durante el sexo
  • dolor durante los períodos
  • problemas con la fertilidad
  • dolor al defecar o al orinar

Las personas deben consultar a su médico si experimentan dolor severo en el abdomen, fiebre y vómitos.

Causas y factores de riesgo

En muchos casos, los expertos médicos no saben qué causa los quistes ováricos complejos.

Una condición llamada endometriosis causa endometriomas. La endometriosis es cuando las células del revestimiento uterino crecen fuera del útero.

Las mujeres que ovulan tienen mayor riesgo de desarrollar un quiste ovárico. Mientras tanto, después de la menopausia, es más probable que los quistes ováricos se conviertan en cáncer de ovario.

Diagnóstico

En muchos casos, un quiste desaparecerá por sí solo sin tratamiento. Sin embargo, si un médico sospecha que alguien tiene un quiste ovárico, normalmente realizará un examen pélvico.

Un médico puede realizar una ecografía para identificar el tipo y la ubicación de los quistes. Pueden tomar muestras de sangre para buscar proteínas que puedan indicar si una persona tiene cáncer.

Complicaciones

Un quiste grande puede presionar contra la vejiga.

La mayoría de las complicaciones de los quistes ováricos complejos son menores, pero algunas pueden ser más graves.

Las complicaciones de los quistes ováricos complejos pueden incluir las siguientes:

  • Si un quiste crece demasiado, puede presionar contra la vejiga y provocar una necesidad frecuente de orinar.
  • Un quiste agrandado también puede empujar al ovario fuera de su posición habitual en el cuerpo.
  • Un quiste ovárico puede causar torsión ovárica, donde el ovario se retuerce. Esta acción puede resultar muy dolorosa.
  • Una persona puede desarrollar problemas de fertilidad debido a quistes en los ovarios.
  • En casos raros, los quistes ováricos pueden convertirse en cáncer de ovario.

Si un quiste se rompe o sangra, una persona puede experimentar síntomas graves, que incluyen:

  • náuseas y vómitos
  • dolor severo
  • respiración rápida
  • sangrado vaginal anormal
  • fiebre
  • mareo

Tratamiento y cirugia

Es más probable que los quistes complejos necesiten tratamiento que los quistes simples.

Según la OWH, entre el 5 y el 10 por ciento de las mujeres con quistes ováricos se someterán a cirugía. De ese número, entre el 13 y el 21 por ciento son cancerosos.

Un médico puede recomendar una cirugía cuando un quiste se vuelve demasiado grande, interfiere con el ovario u otros órganos o es doloroso.

Un cirujano a menudo usará laparoscopia para extirpar un quiste ovárico. Aquí, el equipo médico coloca al individuo bajo anestesia general y el cirujano realiza una cirugía de ojo de cerradura, utilizando pequeños puntos de entrada, para extirpar el quiste.

panorama

La mayoría de los quistes ováricos complejos son benignos y es posible que no causen ningún síntoma. Una persona puede experimentar dolor o malestar si el quiste crece demasiado.

Un quiste agrandado puede empujar contra la vejiga, causar dolor abdominal o interferir con la fertilidad. La recuperación completa es habitual cuando una persona requiere cirugía.

Si alguien sospecha que tiene un quiste ovárico, debe hablar con su médico para averiguar el mejor curso de acción.

none:  alergia a la comida paladar hendido cáncer de cabeza y cuello