10 remedios caseros para las infecciones urinarias

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compra a través de los enlaces de esta página, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

Una infección del tracto urinario (ITU) es una afección común que a menudo requiere tratamiento médico, pero los remedios caseros también pueden ayudar.

El tracto urinario está formado por la vejiga, los riñones, la uretra y los uréteres, que procesan y expulsan la orina del cuerpo.

Una UTI puede causar dolor y la necesidad de orinar con frecuencia. También puede provocar complicaciones graves, como daño renal y sepsis. Muchas personas tienen episodios recurrentes.

Los antibióticos pueden tratar una infección urinaria, pero existe la preocupación de que el uso excesivo provoque resistencia a los antibióticos. Por esta razón, los expertos han estado considerando cómo algunos remedios caseros pueden apoyar el tratamiento de este tipo de infección.

Antes de usar remedios caseros, es esencial buscar consejo médico, ya que un tratamiento incorrecto puede provocar complicaciones potencialmente mortales.

Obtenga más información sobre las causas, los síntomas y el tratamiento de las infecciones urinarias aquí.

1. Beber líquidos

Los remedios caseros, como beber jugo de arándano, pueden ayudar a controlar los síntomas de las infecciones urinarias.

Los estudios han sugerido que aquellos que aumentan su consumo de agua de menos de 1,5 litros de agua al día a 2,2 litros al día pueden tener menos episodios de ITU que antes.

Las pautas actuales señalan que, para aquellos con una ingesta limitada de agua, beber más puede ser beneficioso.

Los expertos recomiendan beber de seis a ocho vasos de 8 onzas de agua al día, pero las personas pueden consultar con su médico cuánta agua necesitan, ya que demasiada puede no ser beneficiosa.

¿Cuánta agua debes beber?

2. No aguantes la orina

Uno de los síntomas de una ITU es el dolor al orinar. Por este motivo, puede resultar tentador evitar ir al baño.

Sin embargo, los expertos aconsejan a las personas que orinen cuando lo necesiten o cada 2 a 3 horas. Retener la orina puede hacer que las bacterias se multipliquen.

Una persona con una infección urinaria también puede evitar ir al baño porque a menudo no hay orina para liberar, aunque siente que necesita hacerlo.

Beber muchos líquidos puede ayudar a aliviar la incomodidad de orinar.

¿Por qué no debes aguantar el pipí?

3. Aplicar calor

Una UTI puede causar dolor en el área pélvica. La aplicación de una almohadilla térmica en la vejiga o el área púbica puede ayudar a aliviar temporalmente el dolor y la incomodidad.

Por seguridad:

  • nunca aplique calor directamente sobre la piel
  • Asegúrese de que el calor sea moderado, para evitar quemaduras.
  • aplicar solo por periodos cortos

Las almohadillas térmicas están disponibles para su compra en línea.

4. Ropa

La ropa holgada puede evitar que la humedad se acumule en el área pélvica. Esto puede ayudar a evitar que la infección empeore.

Para maximizar la comodidad y reducir la transpiración:

  • evitar la ropa ajustada
  • use ropa interior de algodón y evite las telas sintéticas
  • mantenga el área púbica limpia y seca

Estas acciones pueden ayudar a prevenir el crecimiento de bacterias y la recurrencia de una UTI.

Aquí encontrará más consejos sobre cómo prevenir la recurrencia de una UTI.

5. Dieta

Los factores dietéticos pueden ayudar a controlar y prevenir las infecciones urinarias, según la Asociación Estadounidense de Urología.

Comidas que se deben evitar

Los alimentos que pueden irritar la vejiga incluyen:

  • café
  • alcohol
  • frutas cítricas
  • alimentos a base de tomate
  • edulcorantes artificiales
  • comida picante

Alimentos para comer

Los siguientes alimentos, por otro lado, no irritarán la vejiga y también proporcionarán nutrientes:

  • peras
  • plátanos
  • judías verdes
  • calabaza de invierno
  • papas
  • proteínas magras
  • pan, especialmente de grano entero
  • nueces
  • huevos

Según un estudio de 2020, seguir una dieta vegetariana puede reducir el riesgo de desarrollar una infección urinaria. Esto podría deberse al efecto antibacteriano de los antioxidantes, que abundan en una dieta basada en plantas.

Los alimentos procesados ​​proporcionan menos antioxidantes y otros nutrientes que los alimentos frescos. En cambio, pueden aumentar los niveles de radicales libres, las sustancias tóxicas que pueden provocar inflamación y daño celular.

Una dieta saludable y equilibrada que se concentre en ingredientes frescos de origen vegetal puede ayudar a acelerar la recuperación y prevenir otro episodio.

6. Jugo de arándano y suplementos

El arándano es un remedio casero de larga data para las infecciones urinarias. Existe evidencia de que puede reducir el riesgo de infección.

Los arándanos contienen proantocianidinas (PAC), que parecen ayudar a evitar que las bacterias se adhieran al revestimiento del tracto urinario.

En medio de las preocupaciones sobre la necesidad de reducir el uso de antibióticos, las pautas recientes han recomendado con cautela el cranberrry como medida preventiva, ya sea en forma de jugo, cápsula o tableta.

Sigue existiendo la preocupación de que el contenido de PAC varía entre productos, lo que significa que una persona no puede estar segura de qué habrá en su producto de arándano o qué tan bien funcionará.

Es mejor elegir jugo de arándano sin azúcar para evitar el azúcar agregado.

7. Medicamentos para aliviar el dolor

Los medicamentos de venta libre (OTC), como el acetaminofén (paracetamol), pueden aliviar el dolor.

A veces, una UTI puede afectar los riñones. Si esto sucede, una persona no debe tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), ya que podrían causar más daño.

Es mejor que una persona hable con un profesional médico antes de tomar analgésicos para una infección urinaria.

8. Vitamina C

Algunas personas usan vitamina C para tratar o prevenir las infecciones urinarias. La vitamina C es compatible con el sistema inmunológico, pero la investigación es limitada y no ha demostrado que pueda ayudar.

Para quienes quieran probar la vitamina C, la mejor forma de consumirla es a través de fuentes alimenticias, como:

  • pimientos rojos y verdes
  • kiwi
  • brócoli
  • canteloupe

Si un médico recomienda suplementos de vitamina C, también están disponibles para su compra en línea.

Encuentre algunas fuentes más de vitamina C aquí.

9. D-manosa

La D-manosa es un azúcar que se encuentra naturalmente en frutas y verduras, como manzanas, arándanos y algas. Puede evitar que las bacterias se adhieran a las células del tracto urinario, según una investigación.

Un estudio de 2016 encontró que puede ayudar a tratar una UTI, pero aún hay más investigaciones que lo confirman.

La D-manosa está disponible como suplemento en forma de polvo, pero las personas deben hablar con su médico antes de usarla en casa.

Obtenga más información aquí sobre el uso de D-manosa para una UTI aquí.

10. Lactobacillus

La investigación en el pasado ha demostrado que los lactobacilos probióticos pueden ayudar a tratar o prevenir una UTI. Los ensayos clínicos actuales están investigando si la aplicación de una forma médica de lactobacilo en la vagina podría ayudar a prevenir las infecciones urinarias.

Sin embargo, tomarlo en la forma incorrecta para el tipo incorrecto de bacteria puede no ser seguro, dicen algunos científicos.

Aún no existen pautas que recomienden los probióticos en la prevención o el tratamiento de las infecciones urinarias, pero la investigación es prometedora.

Otras posibles opciones

Algunas otras opciones pueden ayudar con una UTI, pero la investigación no respalda su uso. Es mejor que las personas hablen con un médico antes de usar estos tratamientos, ya que pueden tener efectos adversos.

Aceites esenciales

Algunas personas usan aceites esenciales para las infecciones urinarias. El aceite de eucalipto, por ejemplo, puede tener propiedades antibacterianas.

Se ha descubierto que experimentar el aroma de los aceites esenciales tiene un valor terapéutico. Las personas también pueden diluir los aceites esenciales y masajear las soluciones diluidas en la piel.

Las personas siempre deben diluir un aceite esencial con un aceite portador antes de aplicarlo, y nunca tomar un aceite esencial por vía oral ni aplicarlo directamente.

Las personas deben consultar con un médico antes de usar aceites esenciales, especialmente durante el embarazo. Los aceites esenciales no son adecuados para niños.

Bicarbonato de sodio

Un remedio tradicional para las infecciones urinarias consiste en consumir hasta una cucharadita de bicarbonato de sodio disuelto en agua. La idea es que esto neutralizará el ácido en la orina y permitirá que la vejiga sane.

Sin embargo, la investigación médica no respalda este uso y puede tener efectos secundarios peligrosos.

Haga clic aquí para obtener más información sobre el bicarbonato de sodio.

vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana (ACV) puede tener propiedades antibacterianas. Algunas personas se bañan con ACV para promover la cicatrización de heridas y ayudar a combatir las infecciones bacterianas y fúngicas.

Los investigadores han predicho que el ACV podría tener un impacto sobre los patógenos que causan una infección urinaria. En un estudio anterior, el consumo de 100 mililitros de vinagre de arroz diluido todos los días durante 4 semanas pareció reducir los niveles de bacterias en la orina.

Sin embargo, la ciencia aún no ha confirmado que el uso de ACV de alguna manera prevenga o cure una UTI.

Las personas nunca deben aplicar vinagre directamente sobre la piel sin antes diluirlo.

Obtenga más información aquí sobre los posibles beneficios para la salud del vinagre de sidra de manzana.

Consejos de prevención

No siempre es posible prevenir las infecciones urinarias, pero algunos pasos pueden ayudar a minimizar el riesgo:

  • Después de usar el baño, límpielo de adelante hacia atrás.
  • Orine después de la actividad sexual para ayudar a expulsar las bacterias.
  • Vacíe completamente la vejiga al orinar.
  • Tome duchas en lugar de un baño.
  • Evite el uso de productos íntimos perfumados.
  • Evite el uso de métodos anticonceptivos de barrera que necesiten lubricante espermicida.

Cuando ver a un doctor

Muchas infecciones urinarias producen síntomas leves y se resuelven en 2 a 3 días con tratamiento en el hogar.

Sin embargo, una persona debe consultar a su médico si:

  • los síntomas son severos
  • los síntomas persisten durante más de una semana sin mejorar
  • la infección sigue recurriendo
  • la persona tiene un sistema inmunológico debilitado u otros factores que hacen que una infección empeore

Puede ser necesario un tratamiento con antibióticos para prevenir complicaciones.

Remedios caseros y de seguridad

Los remedios caseros pueden aliviar los síntomas de una infección urinaria, apoyar la recuperación y ayudar a prevenir episodios futuros.

Sin embargo, es poco probable que sean tan eficaces como un tratamiento recetado. Si los síntomas persisten, es esencial consultar a un médico, quien puede recomendar tratamiento médico.

Algunos remedios caseros pueden tener efectos adversos. Por esta razón, las personas siempre deben hablar con un médico antes de probar cualquier remedio nuevo.

none:  osteoporosis hipotiroideo próstata - cáncer de próstata