¿Cuáles son los primeros síntomas de la EPOC?

Los primeros síntomas de la EPOC incluyen dificultad para respirar, infecciones respiratorias frecuentes y sibilancias. La EPOC no tiene cura, pero las personas que reconocen los síntomas iniciales a menudo pueden obtener un diagnóstico temprano y hacer cambios para retrasar su progresión.

La EPOC es un grupo de afecciones que incluye enfisema y bronquitis crónica. Las personas pueden confundir los primeros síntomas de la EPOC con otras afecciones médicas o con el envejecimiento.

En este artículo, explicamos cómo reconocer la EPOC en etapa temprana y observar algunas afecciones que pueden causar síntomas similares.

Los primeros síntomas

La dificultad para respirar y la opresión en el pecho son síntomas potenciales de la EPOC.

Cuando una persona tiene EPOC, sus pulmones son menos eficientes para suministrar oxígeno al cuerpo.

Cuando la enfermedad comienza a dañar los pulmones, una persona puede notar pequeños cambios que indican un problema con la respiración.

Los cambios pueden incluir:

  • diferencias en el color del moco, que puede cambiar de transparente a amarillo, verde o incluso teñido de sangre
  • un mayor número de infecciones respiratorias
  • tener una tos constante
  • hacer y toser más moco de lo habitual
  • problemas para dormir, como dejar de respirar mientras duerme
  • dificultad para respirar durante actividades que no habían causado previamente este síntoma
  • fatiga inexplicable y falta general de energía
  • opresión en el pecho y sibilancias, que pueden hacer que una persona produzca sonidos como silbidos o chillidos al respirar

En muchos casos, las personas no reconocen los primeros síntomas de la EPOC.

Ignorar los pequeños signos puede permitir que la EPOC progrese más rápidamente, por lo que las personas que experimentan estos síntomas deben visitar a un médico para determinar su causa.

EPOC temprana frente a otras afecciones

La EPOC a veces puede parecerse a otras afecciones médicas, lo que dificulta su detección.

Ejemplos de estas condiciones incluyen:

  • Asma: las personas con asma pueden sentir dificultad para respirar y experimentar sibilancias. Es posible tener EPOC y asma en etapa temprana. Una persona se desempeñará de manera diferente en las pruebas de función pulmonar cuando tiene asma, por lo que es importante consultar a un médico para las pruebas.
  • Envejecimiento: cuando una persona envejece, los músculos de su pecho cambian, lo que le dificulta respirar profundamente. También pierden elasticidad en sus pulmones, lo que puede afectar el suministro de oxígeno a la sangre. A veces, una persona puede pensar que la falta de aire se debe al envejecimiento y no a una afección respiratoria subyacente.
  • Enfermedad aguda: las personas con EPOC tienden a contraer enfermedades respiratorias con más frecuencia que otras personas. Pueden pensar que sus episodios de bronquitis, resfriado común o incluso neumonía son enfermedades normales. Sin embargo, pueden ser un signo de una afección médica subyacente.

Es importante que las personas reconozcan los síntomas respiratorios y los analicen con un médico para obtener un diagnóstico.

Cuando ver a un doctor

Cualquiera que experimente los síntomas de la EPOC debe consultar a un médico.

La mayoría de las personas con EPOC son fumadores.

Como resultado, el International Primary Care Respiratory Group recomienda que cualquier persona que tenga 35 años o más y que fume se someta a pruebas para detectar la afección. También aconsejan realizar pruebas a cualquier persona que experimente algún síntoma de EPOC.

La dificultad para respirar durante las actividades diarias rara vez es normal, pero es probable que indique una causa médica subyacente.

Si una persona nota que se enferma con más frecuencia, le falta el aire sin motivo o tiene mucha más mucosidad que antes, debe consultar a un médico.

A veces, una persona puede tener un brote de EPOC, durante el cual sus síntomas son mucho peores y posiblemente incluso potencialmente mortales. Cualquiera que experimente alguno de los siguientes síntomas debe buscar atención médica de emergencia:

  • no poder hablar en oraciones completas debido a la falta de aire
  • fiebre alta
  • sangre en el moco
  • sentirse muy débil
  • dificultad para hablar o confusión

La dificultad para hablar y la confusión pueden indicar que el cerebro de una persona no está recibiendo suficiente oxígeno.

Cualquiera que experimente estos síntomas no debe intentar conducir hasta la sala de emergencias. Deben llamar al 911 y pedir una ambulancia o que alguien más los lleve.

panorama

Muchas personas con EPOC no buscan tratamiento hasta que su enfermedad ha alcanzado las etapas más avanzadas.

En algunos casos, es posible que no les guste ir al médico o admitir que su hábito de fumar les ha afectado. Sin embargo, recibir tratamiento puede ayudar a evitar que la EPOC empeore.

Conocer los primeros signos y síntomas de la EPOC significa que las personas pueden buscar atención médica lo antes posible.

none:  la gripe porcina cáncer colonrectal arritmia