10 signos y síntomas del síndrome del intestino irritable

El síndrome del intestino irritable es un trastorno intestinal caracterizado por calambres, hinchazón y episodios de estreñimiento y diarrea, entre otros síntomas.

La comunicación interrumpida entre el intestino y el cerebro provoca los signos y síntomas del síndrome del intestino irritable (SII). Este tipo de afección es un trastorno gastrointestinal funcional.

La investigación aún está en curso sobre exactamente por qué algunas personas contraen IBS. Puede ser que su intestino sea especialmente sensible al estrés o ciertos alimentos.

Alrededor del 12 por ciento de los adultos en los Estados Unidos tienen IBS. Las mujeres tienen el doble de probabilidades de tener SII que los hombres. También es más común en personas menores de 50 años.

Este artículo explora 10 síntomas del SII. Siga leyendo para aprender a reconocerlo. También discutimos otras condiciones que podrían causar síntomas similares.

1. Dolor y calambres

Una persona con IBS experimentará dolor en la parte inferior del abdomen.

Experimentar dolor y calambres en la parte inferior del abdomen son dos de los principales síntomas del SII.

Una hipersensibilidad del intestino probablemente cause estos síntomas.

El síndrome del intestino irritable afecta el funcionamiento conjunto del cerebro y el intestino, y la afección puede hacer que los músculos del intestino se contraigan más de lo necesario para una evacuación intestinal normal.

Las contracciones excesivas de los músculos intestinales pueden provocar dolor y calambres en la parte inferior del abdomen.

2. Gas excesivo

Las personas con IBS pueden experimentar gases excesivos. Los médicos no conocen la razón exacta de esto, aunque existen varias teorías.

Una teoría es que el SII causa un problema con las bacterias en el intestino. Las bacterias pueden crear ciertas toxinas que pueden provocar un exceso de gases.

Otra teoría es que las entrañas de las personas con SII son menos capaces de tolerar y transportar gas. Esto hace que las personas con SII se sientan más gaseosas que otras personas.

3. Hinchazón

Sentirse hinchado es otro síntoma del SII. La hinchazón se refiere a una acumulación de gas en el intestino, que puede hacer que el abdomen se sienta lleno y parezca más redondo de lo normal. Los mismos factores que causan gases excesivos en el SII también pueden causar hinchazón.

4. Diarrea

La diarrea es un síntoma clave del SII. Ocurre porque los músculos del intestino se contraen más de lo necesario. La diarrea puede ir acompañada de una sensación de calambres musculares.

Para producir una evacuación intestinal normal, el intestino se contrae y se relaja de forma rítmica. En IBS, sin embargo, este ritmo se interrumpe. El SII puede acelerar o ralentizar las contracciones de los músculos intestinales. Entonces, el IBS puede causar estreñimiento y diarrea en diferentes momentos.

Al igual que con otros síntomas del SII, la diarrea está relacionada con la forma en que se comunican el cerebro y el intestino. Se está investigando exactamente por qué sucede esto.

5. Estreñimiento

El estreñimiento ocurre cuando una persona tiene dificultades para defecar. Una persona tiene estreñimiento cuando tiene:

  • menos de tres evacuaciones intestinales en una semana
  • heces duras, secas o grumosas
  • dificultad o dolor al defecar
  • una sensación de defecación incompleta

Hay muchas causas posibles de estreñimiento, incluida la deshidratación, la falta de fibra en la dieta y el estrés. El SII también puede causar estreñimiento al afectar la forma en que se contraen los músculos del intestino.

Cuando alguien está estreñido, sus músculos intestinales no se contraen tanto como deberían.

Dependiendo de los síntomas específicos de una persona, un médico puede referirse a los siguientes tipos de SII:

  • SII con diarrea, que es diarrea y solo estreñimiento ocasional
  • SII con estreñimiento, que es estreñimiento y solo diarrea ocasional
  • SII con hábitos intestinales mixtos, que es cuando una persona regularmente tiene estreñimiento y diarrea

Los médicos también pueden referirse al SII con predominio de estreñimiento y diarrea.

6. Sensibilidad a oligosacáridos, di, monosacáridos y polioles fermentables

Comer cebollas o ajo puede aumentar los gases intestinales.

Las personas con SII pueden ser más sensibles a los alimentos con oligosacáridos, di, monosacáridos y polioles fermentables (FODMAP). Estos son tipos de carbohidratos que pueden causar inflamación o irritación en el intestino.

Los FODMAP pueden aumentar la cantidad de agua que ingresa al intestino y las bacterias en el intestino pueden hacer que fermenten. Esto puede aumentar los gases intestinales.

Las personas pueden reducir los síntomas del SII evitando los alimentos con alto contenido de FODMAP, que incluyen:

  • cebollas
  • aguacates
  • lentejas
  • ajo
  • frijoles
  • Almendras
  • anacardos

Para muchas personas con IBS, comer FODMAP desencadena otros signos y síntomas de IBS. Un metaanálisis de 2017 encontró que consumir una dieta baja en FODMAP puede mejorar los síntomas del SII.

Obtenga más información sobre el vínculo entre las dietas FODMAP y el SII aquí.

7. Fatiga

Sentirse muy cansado o fatigado es otro síntoma común del SII.

Una revisión encontró que la fatiga se presenta junto con otros síntomas del SII, incluidos los síntomas relacionados con el intestino, la angustia psicológica y la calidad de vida relacionada con la salud.

Se necesita más investigación, ya que los profesionales médicos aún no comprenden completamente por qué el SII a veces conduce a la fatiga.

8. Dolor articular

Las personas con IBS pueden tener más probabilidades de experimentar dolor en las articulaciones. Los científicos aún no saben por qué, pero puede deberse a un aumento de la inflamación en el cuerpo.

Un estudio de 2017 encontró que las personas con SII tenían un mayor riesgo de un tipo de dolor en las articulaciones llamado trastorno temporomandibular. Sin embargo, se necesita más investigación para comprender este vínculo.

9. Sentirse estresado

Existe un fuerte vínculo entre el síndrome del intestino irritable y el estrés. El sistema nervioso controla el intestino y también responde al estrés psicológico.

El vínculo entre el síndrome del intestino irritable y el estrés es bidireccional. Sentirse estresado puede empeorar los síntomas del IBS y los síntomas físicos del IBS pueden causar angustia psicológica.

10. Niebla mental

Los gases intestinales y la hinchazón, que son síntomas del SII, también están relacionados con la confusión mental.

La niebla mental, o pensamiento confuso, describe la confusión mental, el juicio deteriorado y la dificultad para concentrarse.

Sin embargo, se necesita más investigación para comprender completamente el vínculo entre los problemas intestinales y la niebla mental.

¿Qué más podría ser?

Algunos síntomas del SII y la enfermedad celíaca son los mismos.

El síndrome del intestino irritable no es la única explicación de los síntomas explorados en este artículo. Es mejor hablar con un médico para obtener un diagnóstico adecuado.

Experimentar gases o hinchazón excesivos no significa necesariamente que una persona tenga SII. Si comienzan a tener gases poco después de comer, es posible que tengan un crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado.

Además, tener diarrea con frecuencia o urgencia puede ser un signo de:

  • Enfermedad inflamatoria intestinal
  • enfermedad celíaca
  • malabsorción de ácidos biliares
  • Síndrome de abandono

panorama

El SII es una afección de salud a largo plazo que puede afectar el bienestar de una persona si no busca tratamiento. Comprender los signos y síntomas del SII puede ayudar a una persona que padece la afección a obtener la ayuda adecuada.

Hay muchas opciones de tratamiento disponibles para ayudar a una persona con IBS a controlar su afección. Muchos de estos se centran en el vínculo entre el estrés y el SII. Un médico también puede recomendar asesoramiento y técnicas de relajación progresiva como una forma de aliviar los síntomas.

none:  disfunción-eréctil - eyaculación-precoz infección del tracto urinario Sindrome de la pierna inquieta