6 formas de deshacerse del olor vaginal

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compra a través de los enlaces de esta página, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

La vagina tiene una fragancia única. Algunas mujeres pueden sentirse cohibidas por el olor de su vagina, pero es normal que una vagina sana tenga un ligero olor. Sin embargo, este olor puede cambiar cuando hay infecciones u otros problemas de salud.

La nutrición, el estado de salud y otros factores pueden afectar la fragancia natural de la vagina. Muchos productos ofrecen "mejorar" el olor vaginal, pero esto no es médicamente necesario ni seguro.

De hecho, hacerlo puede provocar infecciones que podrían provocar o exacerbar un olor desagradable.

En este artículo, exploramos estrategias para reducir el olor vaginal de forma segura y abordar cualquier problema médico subyacente.

Tipos de olor vaginal

Un olor suave y almizclado es normal para una vagina sana.

Los sentimientos negativos sobre el olor vaginal pueden provocar dificultades con la autoestima y la imagen corporal.

Sin embargo, es normal que la vagina tenga un olor suave y almizclado.

Este olor cambia con los cambios hormonales durante el embarazo, la menopausia y el ciclo menstrual. Un olor sutil no es motivo de preocupación.

Sin embargo, las mujeres con otros olores vaginales pueden desear consultar con un médico.

Las secciones siguientes cubren estos olores con más detalle.

Olor vaginal a pescado

Cuando ciertos factores afectan la compleja química de la vagina, las bacterias dañinas pueden crecer sin control y producir un olor a pescado.

La vaginosis bacteriana puede tener este efecto. Ésta es la infección vaginal más común entre las mujeres de 15 a 44 años.

Algunas mujeres con vaginosis bacteriana pueden experimentar otros síntomas, como picazón o ardor. Esto puede parecer similar a una candidiasis. Para muchos, sin embargo, el olor a pescado es el único síntoma.

Los antibióticos recetados pueden ayudar a tratar esta infección y adoptar ciertos hábitos saludables puede reducir el riesgo de volver a experimentarla. Éstos incluyen:

  • Evitar las duchas vaginales: pueden afectar el delicado equilibrio del pH de la vagina.
  • No usar productos aromatizados o aromatizados dentro o alrededor de la vagina: los perfumes y otros productos, como los tampones perfumados, pueden alterar la química de la vagina y dar lugar a vaginosis bacteriana.
  • Limitar las parejas sexuales y practicar sexo seguro: aunque la vaginosis bacteriana no es una infección de transmisión sexual (ITS), tener múltiples parejas sexuales puede afectar el equilibrio bacteriano de la vagina, lo que podría causar una vaginosis bacteriana.

Olor vaginal dulce o parecido a la cerveza

Un crecimiento excesivo de levadura en la vagina puede producir un olor dulce, similar al de la miel o las galletas. La vagina también puede oler a cerveza, harina o pan. También puede oler agrio a veces.

Las infecciones por hongos por levaduras suelen acompañar a las infecciones por hongos con ardor intenso, picazón o sensación de sequedad. Estos síntomas tienden a empeorar con el tiempo. Algunas hembras también pueden notar una secreción que se asemeja al requesón.

Estas afecciones se pueden tratar con medicamentos de venta libre. Sin embargo, las mujeres que no hayan tenido una candidiasis anteriormente deben consultar con un médico para descartar otras causas.

Muchas de las mismas medidas que pueden prevenir la vaginosis bacteriana, como evitar los productos perfumados y nunca ducharse, también son efectivas para prevenir el crecimiento excesivo de hongos.

Otras estrategias incluyen:

  • Solo tomar antibióticos cuando sea necesario: en algunas mujeres, los antibióticos pueden matar las bacterias vaginales beneficiosas, lo que desencadena el crecimiento de hongos vaginales.
  • No practicar sexo oral con personas que tienen aftas en la boca: las personas pueden transmitir aftas a través del contacto boca a genital.
  • Mantener el área vaginal relativamente seca: como la levadura se desarrolla más rápidamente en ambientes húmedos, es importante evitar dejar humedad en la vagina después de la limpieza. Séquese con una toalla después de bañarse o ducharse, y evite sentarse en ropa interior o bañadores mojados.

Otros olores

Los cambios hormonales que ocurren durante la menopausia pueden alterar el olor de la vagina y dejar la vagina con una sensación de sequedad.

Algunas ITS también pueden alterar el olor de la vagina, en particular la tricomoniasis.

Las mujeres deben consultar con un médico sobre cualquier cambio notable en el olor vaginal, especialmente si el olor es fuerte o desagradable. Sin embargo, no deben usar perfume para enmascarar el olor.

Las siguientes secciones enumerarán algunos consejos para prevenir el olor vaginal.

1. Adopte buenas medidas de higiene.

Adoptar prácticas de higiene vaginal seguras y suaves puede ayudar a reducir el olor vaginal. Algunos consejos incluyen:

limpiando la vagina de adelante hacia atrás, ya que esto evita que la materia fecal ingrese a la vagina

  • orinar inmediatamente después del sexo
  • usando un jabón suave y sin fragancia solo en la vulva
  • cambiarse la ropa interior a diario, o cuando la ropa interior está sudada o sucia
  • lavar la ropa interior con productos sin perfume
  • tomar una ducha después de sudar, ya que el sudor atrapado puede aumentar el olor vaginal
  • si hay un olor desagradable, lavar la vulva con agua
  • usando un paño entre las duchas para limpiar suavemente el área

Insertar jabón en la vagina puede afectar el pH vaginal, lo que podría provocar infecciones y un olor desagradable.

2. Utilice productos para la menstruación interna

Algunas mujeres pueden notar un olor vaginal más fuerte durante la menstruación. Los cambios hormonales pueden causar un olor similar al hierro o al amoníaco. Algunos productos menstruales pueden atrapar el olor, agravando este efecto.

Para reducir el olor vaginal debido a la menstruación, intente usar productos internos. La humedad de las almohadillas maxi y las almohadillas de tela reutilizables puede contribuir al olor. Sentarse sobre una toallita húmeda también puede provocar una infección.

También es importante cambiar los productos menstruales con frecuencia.

3. Cuida la vagina después del sexo.

Algunas personas notan un olor fuerte a pescado inmediatamente después de las relaciones sexuales, que es un signo de vaginosis bacteriana. Otros pueden notar un olor menos distintivo.

A veces, el semen interactúa con el fluido vaginal y contribuye al olor vaginal. Algunos lubricantes también pueden afectar el pH de la vagina, lo que puede afectar el olor.

Es posible que las personas deseen seguir los siguientes pasos después del coito vaginal para reducir cualquier olor:

  • Use un condón para evitar el contacto entre el semen y los fluidos vaginales.
  • Enjuague la vulva con agua. Los médicos no recomiendan las duchas vaginales.
  • Evite el uso de lubricantes aromatizados o aromatizados.

4. Consume probióticos

Los probióticos apoyan a las bacterias saludables en todo el cuerpo humano, incluso en la vagina. También pueden ayudar a prevenir algunas infecciones vaginales, especialmente las infecciones por hongos.

Los probióticos pueden reducir el riesgo de olor vaginal, ya que ayudan a restaurar el pH normal de la vagina.

5. Evite usar ropa ajustada

La ropa puede atrapar líquidos y sustancias alrededor de la vagina, que incluyen:

  • sudor
  • piel muerta
  • descarga
  • semen de relaciones sexuales anteriores

La ropa muy ajustada, incluidas algunas fajas, a menudo es responsable de atraparlos. La materia fecal que llega a la vagina puede provocar infecciones y olores, por lo que es importante evitar la ropa que favorezca esta propagación. Esto incluye ropa interior de tanga ajustada.

El algodón transpirable es la mejor opción para quienes tienen preocupaciones sobre el olor vaginal, ya que es menos probable que retenga la humedad cerca de la vagina. Esto dificulta que las bacterias y otras fuentes de olor se acumulen y produzcan un olor fuerte.

6. Reduzca el azúcar y aumente la hidratación

El consumo de alimentos azucarados puede desencadenar un crecimiento excesivo de levadura, lo que puede fortalecer el olor de la vagina.

No hay investigaciones disponibles que apoyen el uso de algún alimento específico para cambiar el olor de la vagina. Sin embargo, alguna evidencia anecdótica sugiere que consumir alimentos con olor dulce como la sandía, la manzana y el apio podría ayudar.

Las hembras también deben intentar beber mucha agua. Permanecer bien hidratado previene el crecimiento excesivo de bacterias. También puede evitar que el sudor tenga un olor irregular, lo que da como resultado un olor vaginal menos pronunciado.

Lea el artículo en español aquí.

COMPRAR PRODUCTOS QUE REDUCEN EL OLOR

Algunos de los productos enumerados en este artículo están disponibles para su compra en línea:

  • productos vaginales sin perfume
  • productos de menstruación interna
  • diferentes marcas de condones
  • probióticos
  • ropa interior de algodón
none:  mrsa - resistencia a los medicamentos Artritis Reumatoide Medicina de emergencia