¿Existen remedios naturales para el TDAH?

TDAH significa trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Actualmente no tiene cura, pero existen tratamientos naturales que las personas a veces pueden querer intentar para ayudarlos a sobrellevar la afección.

Los médicos suelen diagnosticar el TDAH en niños que demuestran un comportamiento hiperactivo e impulsivo y tienen dificultad para concentrarse.

Pero el TDAH también puede afectar a los adultos. Cuando la mayoría de las personas pierden la concentración o actúan impulsivamente de vez en cuando, una persona con TDAH puede tener respuestas más extremas con más frecuencia que otras.

Los médicos pueden recetar medicamentos para los síntomas del TDAH, pero estos medicamentos pueden tener efectos secundarios y no siempre funcionan.

Hay remedios naturales que las personas pueden probar, aunque también pueden tener efectos secundarios. La mitad de todos los niños con TDAH reciben tratamientos alternativos de alguna manera, según los estudios citados en Plasticidad neuronal.

Sin embargo, no se ha demostrado que ningún remedio natural sea tan eficaz como los medicamentos y las terapias conductuales, o una combinación de ambos.

En este artículo, analizamos algunas terapias complementarias y suplementos que pueden ayudar a reducir o controlar los síntomas del TDAH. También miramos la ciencia detrás de ellos.

Suplementos

Existe alguna evidencia de que los suplementos de omega-3 pueden ofrecer algunos pequeños beneficios.

Según estudios revisados ​​en Clínicas psiquiátricas para niños y adolescentes de América del Norte, alguna evidencia apoya el uso de los siguientes suplementos:

  • Melatonina: esto puede ayudar a reducir el insomnio, pero no hay evidencia de que reduzca los síntomas del TDAH.
  • Hierro, zinc y magnesio: estos pueden ayudar si una persona tiene una deficiencia en alguno de estos, pero se necesita más investigación para confirmar la efectividad de tomar suplementos.
  • Omega-3: los aceites de pescado, por ejemplo, pueden ayudar a tratar los síntomas del TDAH, aunque el efecto parece ser pequeño.

El uso de cualquier medicamento, incluidos los suplementos, conlleva cierto riesgo. Los niños, en particular, no deben tomar ningún medicamento complementario o complementario sin la aprobación de su médico.

La mayoría de los suplementos no cuentan con la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA). Como resultado, no existe una regulación sobre el contenido ni una dosis oficial recomendada.

Las personas siempre deben consultar con un médico si es seguro usar un suplemento u otro remedio, y qué dosis deben tomar.

Hierbas medicinales

Los ensayos clínicos han encontrado que varios tratamientos a base de hierbas pueden ser prometedores para tratar el TDAH. Éstos incluyen:

  • Extracto de corteza de pino marítimo francés: este material vegetal puede aumentar la coordinación visomotora y reducir la hiperactividad y la falta de atención.
  • Ginseng: esta hierba china puede aliviar la hiperactividad y la falta de atención.
  • Ningdong: otra medicina china que puede ayudar a reducir algunos síntomas del TDAH.
  • Bacopa: Este tratamiento tradicional indio o ayurvédico se deriva de una planta también conocida como Brahmi o hisopo de agua. Los estudios han sugerido que podría reducir la inquietud y mejorar el autocontrol.

Se necesitan más estudios de investigación a gran escala para averiguar si todos estos suplementos y medicamentos naturales son seguros y efectivos.

Los investigadores también necesitan saber, por ejemplo, cuánto debe tomar una persona y si las sustancias interactuarán con otros medicamentos.

Las personas deben consultar primero con un médico antes de usar cualquier suplemento o medicamento natural, especialmente si el tratamiento es para un niño.

Cambios en el estilo de vida

Hacer ejercicio y pasar tiempo en un espacio verde puede ser beneficioso, y las actividades al aire libre son divertidas para toda la familia.

Algunas prácticas y actividades de estilo de vida siguen sin estar comprobadas, pero pueden ayudar a las personas con TDAH, según una revisión publicada en Psiquiatría ISRN en 2012.

Estos pueden ser mejores que otros métodos si un padre o cuidador desea probarlos en un niño, ya que conllevan poco riesgo.

Según la revisión, algunos pueden mostrar los mayores beneficios cuando se usan junto con los tratamientos establecidos.

Biorretroalimentación o neurofeedback: un profesional utiliza un equipo especializado que registra los patrones de ondas cerebrales. Los resultados pueden ayudar a una persona a comprender cómo le afectan las diferentes actividades y reacciones. Entonces, el individuo puede adaptar su comportamiento en consecuencia.

Ejercicio y relajación: el yoga, los masajes y la meditación pueden ayudar a reducir algunos síntomas, y el ejercicio regular de cualquier tipo puede ayudar a las personas a sobrellevar el estrés. Los padres y los niños pueden realizar estas actividades juntos si lo desean.

Conexión con la naturaleza: algunos estudios han sugerido que a los niños con TDAH les resulta más fácil concentrarse después de pasar tiempo al aire libre en un espacio verde.

Todavía no hay evidencia disponible sobre cuánto tiempo tiene que pasar una persona en el espacio verde para ver mejoras, o cuánto tiempo durarán las mejoras.

Alimentación y dieta

La gente a menudo ha sugerido un vínculo entre el consumo de azúcar y la hiperactividad en los niños. La investigación en esta área es limitada, pero un estudio que analizó el efecto en los niños de la escuela primaria en Corea no respalda la teoría.

Una revisión publicada en 2012 concluyó que una dieta libre de aditivos podría ayudar a algunas personas, pero los investigadores señalan que esto solo beneficiará a "pacientes seleccionados" y puede ser difícil de implementar.

El posible vínculo entre los aditivos alimentarios o los alimentos procesados ​​y el TDAH sigue siendo controvertido. Un estudio publicado en 2018 analizó los hábitos alimenticios de casi 15,000 niños en China. Los investigadores encontraron que:

  • Aquellos que siguieron un hábito de dieta de "bocadillos" o alimentos "procesados" tenían más probabilidades de tener síntomas de TDAH.
  • Aquellos que siguieron una dieta "vegetariana" fueron menos propensos a tener síntomas.

Estas dietas pueden tener un impacto en la frecuencia con la que ocurren los síntomas, pero no hay evidencia de que las dietas en sí mismas hayan causado o mejorado los síntomas.

Sin embargo, comer una dieta saludable y bien balanceada con muchas frutas frescas, granos integrales y verduras puede beneficiar a todos, incluidos los niños y adultos con TDAH.

Aprendiendo nuevas habilidades

La creación de sistemas para actividades regulares, como prepararse para la escuela, puede ayudar a los niños con TDAH a aprender a reconocer y sentirse cómodos con las rutinas.

Los ejemplos de sistemas pueden incluir:

  • organizar el almacenamiento de juguetes y ropa
  • aprender a usar calendarios, horarios, listas y recordatorios
  • tener un horario regular para irse a la cama y despertarse

Aceites esenciales

La lavanda y otros aceites pueden ayudar a aliviar algunos síntomas, pero se necesita más investigación.

Algunas personas creen que los aceites esenciales pueden ayudar a aliviar o reducir los síntomas del TDAH.

Lavanda: un estudio de doctorado publicado por la Universidad de Minnesota en 2014 sugirió que la lavanda puede ayudar a las personas a dormir. Parece haber poca evidencia adicional para apoyar esto, aunque la gente dice que funciona.

Vetiver: los hallazgos publicados en 2016 señalan que las ratas pudieron concentrarse mejor después de inhalar el aceite esencial de vetiver. Se necesita investigación para ver si lo mismo se aplica a los humanos.

Romero: en 2012, un estudio encontró que las personas obtuvieron mejores puntajes de velocidad y precisión en las actividades de pensamiento después de la exposición al aroma del aceite de romero.

A continuación, ofrecemos algunos consejos de seguridad para quienes estén considerando el uso de aceites esenciales:

  1. Siempre hable con un médico antes de usar cualquier aceite esencial, especialmente para niños, para asegurarse de que el aceite y el método de administración sean seguros.
  2. Siempre diluya un aceite esencial con un aceite portador. Pregúntele a un médico cuál debe ser la concentración para un adulto o un niño, ya que estos serán diferentes.
  3. Nunca aplique un aceite esencial directamente sobre la piel, ya que puede provocar una reacción.
  4. Nunca ingiera un aceite esencial, ya que pueden ser tóxicos para el cuerpo.

Ayuda para adultos con TDAH

Los adultos que buscan otras formas de afrontar su TDAH pueden intentar lo siguiente:

  • buscar orientación o asesoramiento de profesionales para ayudar a organizar y administrar mejor sus vidas
  • Combinando medicamentos con terapias que se enfocaban en tratar de cambiar el comportamiento.
  • hablar con amigos, familiares y colegas sobre su condición

En la terapia cognitivo-conductual o TCC, los terapeutas trabajan con las personas para cambiar la forma en que piensan y, a través de esto, la forma en que se comportan. La TCC ha mostrado resultados alentadores en ensayos con adultos.

Riesgos

El tratamiento para el TDAH generalmente combina medicamentos y terapias conductuales. Algunos remedios naturales y de estilo de vida pueden ayudar, pero las personas con un diagnóstico de TDAH deben seguir las instrucciones de su médico.

Los suplementos y los remedios naturales pueden afectar el cuerpo al igual que los medicamentos recetados o de venta libre. Estos tratamientos alternativos pueden tener efectos secundarios y pueden interactuar con otros medicamentos.

Las personas deben hablar con un médico antes de probar cualquier remedio nuevo, incluidos los suplementos, y antes de suspender cualquier medicamento existente.

none:  Enfermedades tropicales menopausia melanoma - cáncer de piel