¿Puede una caries causar mal sabor de boca?

Un mal sabor de boca de vez en cuando es normal. Puede ser causada por comer un alimento de sabor fuerte, beber alcohol o experimentar problemas de salud bucal todos los días.

Sin embargo, cuando una persona no puede deshacerse del sabor enjuagando y cepillándose, puede ser conveniente consultar a un médico o dentista. Pueden determinar la causa subyacente.

Siga leyendo para obtener más información sobre las causas y los tratamientos del mal sabor de boca persistente.

Tipos de mal gusto

Se puede recomendar ver a un dentista si una persona no puede deshacerse del mal sabor de boca.

Lo que califica como malo varía de persona a persona. Sin embargo, un mal sabor de boca se puede clasificar como:

  • amargo
  • falta
  • metálico
  • salado
  • empalagoso

Causas

Cada uno de los problemas de salud y las condiciones médicas que se enumeran a continuación pueden causar un mal sabor de boca persistente.

1. Mala higiene bucal

La mala higiene bucal o los problemas de salud dental, como las caries y la enfermedad de las encías, pueden contribuir a un mal sabor persistente. También pueden estar involucrados infecciones, inflamación y abscesos.

Otros síntomas de higiene bucal problemática incluyen:

  • mal aliento (halitosis)
  • sangrado de las encías
  • tejido de la boca enrojecido o hinchado
  • dientes sensibles

Cepíllese, use hilo dental y use un enjuague bucal todos los días para prevenir problemas dentales. También es importante programar limpiezas y exámenes dentales regulares.

2. Boca seca

La boca seca o pegajosa es causada por la falta de saliva. Este síntoma puede acompañar a un mal gusto y mal aliento persistentes.

La saliva es vital para la salud bucal porque reduce la cantidad de bacterias y partículas de alimentos en la boca.

La boca seca puede ser causada por:

  • ciertos medicamentos
  • el consumo de tabaco
  • Edad avanzada

Algunas afecciones médicas, como el daño a los nervios y la diabetes, también pueden provocar una falta de saliva.

3. Reflujo ácido

El reflujo ácido ocurre cuando el ácido del estómago viaja hacia arriba a través del esófago. Un sabor amargo en la boca es un síntoma común del reflujo ácido.

Otros síntomas incluyen:

  • mal aliento
  • Dolor de pecho
  • tos
  • acidez
  • ronquera
  • náusea
  • un dolor de garganta
  • vomitando

4. Candidiasis bucal

Esta infección es causada por un crecimiento excesivo de la Candida hongo.

Los síntomas incluyen:

  • mal sabor y sensación algodonosa en la boca
  • grietas en las comisuras de la boca
  • dificultad para comer o tragar
  • irritación o dolor debajo de las dentaduras postizas
  • una perdida del gusto
  • sangrado leve al entrar en contacto con las llagas
  • enrojecimiento
  • dolor
  • llagas blancas que pueden parecerse al requesón, que se forman con mayor frecuencia en la lengua y el interior de las mejillas.

La candidiasis oral tiende a ocurrir en bebés, adultos mayores, personas con diabetes y personas que toman algunos antibióticos. Sin embargo, cualquier persona puede contraer candidiasis oral.

5. Infecciones respiratorias

Las infecciones de las amígdalas, los senos nasales y el oído medio a menudo provocan un desagradable sabor metálico en la boca.

Las personas con infecciones respiratorias también pueden tener congestión, dolor de oído y dolor de garganta.

6. Hepatitis B

La hepatitis B es una infección viral del hígado y puede causar un sabor amargo en la boca. Otros síntomas incluyen:

  • perdida del apetito
  • mal aliento
  • Diarrea
  • fiebre
  • náusea
  • vomitando

La hepatitis B es grave y cualquier persona que la sospeche debe buscar tratamiento de inmediato.

7. Cambios hormonales

Los cambios hormonales al comienzo del embarazo pueden afectar el sentido del gusto y el olfato. Muchos informan de un sabor metálico en la boca, pero generalmente desaparece a medida que avanza el embarazo.

Los cambios hormonales relacionados con la menopausia también pueden causar sequedad en la boca, que a menudo se acompaña de un sabor amargo.

8. Medicamentos

Los medicamentos que pueden causar un sabor amargo o metálico en la boca incluyen:

  • antibioticos
  • antidepresivos
  • antiinflamatorios
  • antihistamínicos
  • medicamentos anticonvulsivos
  • medicamentos para el corazon
  • medicamentos para la diabetes
  • medicamentos para la gota
  • Inhibidores de la proteasa del VIH
  • anticonceptivos orales

Otros medicamentos pueden causar sequedad en la boca, lo que afecta el sentido del gusto.

9. Suplementos dietéticos

Si se reduce la dosis de suplementos dietéticos, el sabor metálico puede desaparecer.

Las vitaminas y los suplementos que se sabe que causan un sabor metálico en la boca incluyen:

  • calcio
  • cromo
  • cobre
  • planchar
  • zinc

Las multivitaminas y las vitaminas prenatales pueden contener algunos de estos nutrientes.

El mal sabor debería desaparecer a medida que el organismo procesa el suplemento o si se reduce la dosis.

10. Terapias contra el cáncer

Se sabe que la quimioterapia y la radiación provocan un sabor desagradable en la boca. El sabor suele ser metálico o ácido.

11. Condiciones neurológicas

Cuando se dañan los nervios del cerebro, el sentido del gusto puede verse alterado. Las afecciones neurológicas que pueden causar mal sabor de boca incluyen:

  • tumores cerebrales
  • demencia
  • epilepsia

Una lesión en la cabeza puede tener un efecto similar.

12. Exposición a productos químicos

Una persona expuesta a altos niveles de mercurio o plomo puede inhalar inadvertidamente estos químicos, provocando un sabor metálico en la boca.

Tratamiento

El cepillado y el hilo dental pueden ser un tratamiento casero eficaz para resolver el mal sabor de boca.

El tratamiento para un mal sabor de boca persistente depende de la causa.

Antes de hacer un diagnóstico, un médico generalmente tomará un historial médico completo y preguntará sobre otros síntomas. Es posible que necesiten solicitar ciertas pruebas.

Es posible que el tratamiento no sea necesario, por ejemplo, si la causa del gusto son los cambios hormonales. Las infecciones virales también pueden desaparecer sin tratamiento y el sabor debería desaparecer.

Cuando se requiere tratamiento, las opciones incluyen:

Ajustar medicamentos o suplementos

Si un medicamento o suplemento es responsable del sabor, un médico puede sugerir una alternativa o cambiar la dosis recomendada.

Si una terapia contra el cáncer está causando el sabor, generalmente desaparecerá cuando finalice el tratamiento.

Abordar las condiciones médicas

El tratamiento de la afección subyacente generalmente acabará con el mal sabor de boca.

Si las caries dentales, enfermedades de las encías u otros problemas de salud bucal están causando el sabor, un dentista recomendará un procedimiento, medicación o enjuague bucal medicado.

Remedios caseros

En algunos casos, los remedios caseros pueden ayudar a resolver un mal sabor de boca. Por lo general, estos deben usarse junto con un tratamiento médico o dental.

Algunos remedios caseros efectivos incluyen:

  • cepillarse, usar hilo dental y enjuague bucal a diario
  • masticar chicle sin azúcar para estimular la producción y el movimiento de la saliva
  • beber suficiente agua todos los días
  • dejar de consumir tabaco
  • limitar o evitar la ingesta de alcohol, cafeína y refrescos
  • Reducir la cantidad de azúcar consumida, ya que puede contribuir a la candidiasis oral.
  • evitar los desencadenantes del reflujo ácido, como los alimentos grasos o picantes

Quitar

Muchos problemas pueden hacer que el mal sabor permanezca en la boca, pero es muy tratable. Consulte a un médico para obtener un diagnóstico y asegurarse de que no surjan más complicaciones.

Mientras tanto, varios remedios caseros pueden mejorar la higiene bucal y proporcionar un alivio temporal del mal sabor de boca.

none:  alcohol - adicción - drogas ilegales copd psicología - psiquiatría