Todo lo que necesita saber sobre el shock

La palabra choque puede describir varias situaciones diferentes. El shock médico ocurre cuando las células del cuerpo no reciben suficiente sangre rica en oxígeno. No es una enfermedad, sino el resultado de una enfermedad o lesión.

Una persona también puede sentirse sorprendida cuando experimenta algo inesperado. Este choque es psicológico y generalmente no causa ningún problema médico.

Otro tipo de descarga es una descarga eléctrica, que ocurre cuando una persona sufre una lesión como resultado de la exposición a la energía eléctrica. Las causas de una descarga eléctrica incluyen equipos eléctricos defectuosos, rayos y contacto con la electricidad y el agua.

Aunque muchos problemas diferentes pueden causar un shock médico, sus síntomas suelen ser los mismos. El shock médico es siempre una emergencia. Sin tratamiento, el shock puede causar daño permanente a los órganos o la muerte.

Tipos de shock médico

Una variedad de eventos pueden causar que una persona experimente una conmoción.

Hay cuatro tipos diferentes de shock médico. El nombre de cada tipo describe cómo causa una disminución en el flujo sanguíneo a las células y tejidos.

Los cuatro tipos son:

  • Shock hipovolémico. La hipovolemia es una disminución del volumen de sangre en el cuerpo y puede ocurrir si una persona sangra mucho o se deshidrata gravemente. Este tipo de choque generalmente se debe a una pérdida severa de sangre después de una lesión traumática.
  • Choque cardíaco (también conocido como choque cardiogénico). Este tipo de choque ocurre cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre. Las causas del shock cardíaco incluyen un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, pérdida severa de sangre o una lesión en el pecho que daña el corazón.
  • Choque obstructivo. El choque obstructivo ocurre cuando un bloqueo en el sistema cardiovascular, como una embolia pulmonar, impide que la sangre fluya hacia los tejidos y órganos del cuerpo.
  • Choque distributivo (también conocido como choque vasodilatador). En el choque distributivo, se puede acumular líquido entre las células de los órganos, lo que dificulta que la sangre llegue a los tejidos. Las causas más comunes de choque distributivo incluyen anafilaxia, que es una reacción alérgica grave, y sepsis. El envenenamiento o la toxicidad de las drogas también pueden causar este tipo de shock.

Signos y síntomas


Aunque el shock médico tiene muchas causas diferentes, sus síntomas son generalmente los mismos. Los síntomas son el resultado de que los órganos y tejidos del cuerpo no reciben suficiente oxígeno.

Los signos y síntomas del shock incluyen:

  • piel fría, pálida o húmeda
  • sudoración excesiva
  • frecuencia cardíaca rápida
  • respiración superficial y rápida
  • somnolencia
  • desmayo
  • labios o uñas azules o grises
  • irritabilidad
  • ansiedad
  • mareo
  • pupilas agrandadas
  • náuseas o vómitos

Qué hacer

Si una persona está en estado de shock, el primer paso es llamar al 911 o al número local de emergencias, incluso si los síntomas son leves.

Mientras espera al equipo médico, las personas pueden ayudar de la siguiente manera:

  • ayudar a la persona a acostarse y a elevar los pies, si es posible
  • Evitar mover a la persona si puede haberse lesionado la cabeza, el cuello o la espalda.
  • realizar primeros auxilios en lesiones si es necesario
  • mantener a la persona abrigada con una manta o abrigo
  • abstenerse de darle comida o bebida a la persona
  • verificar la respiración y el pulso al menos cada 5 minutos (si la persona no respira, una persona capacitada puede realizar reanimación cardiopulmonar (RCP))
  • poner a la persona de lado si se está ahogando o vomitando

Tratamiento médico

Los profesionales médicos a menudo reconocen el shock debido a sus signos característicos, incluida la presión arterial baja.

El tratamiento para el shock variará según la causa subyacente. Por ejemplo, una persona que experimenta anafilaxia puede necesitar una inyección de epinefrina, que puede tratar reacciones alérgicas graves.

Si una persona tiene sepsis, es posible que necesite antibióticos, oxígeno y líquidos por vía intravenosa (IV).

Las personas con shock hipovolémico pueden necesitar una transfusión de sangre y líquidos por vía intravenosa. Los médicos pueden comenzar con transfusiones de sangre u otras medidas para ayudar a restablecer el flujo sanguíneo adecuado, incluso si no conocen la causa subyacente.

El equipo médico puede realizar varias pruebas para determinar la causa del shock, que incluyen:

  • Rayos X
  • análisis de sangre
  • análisis de orina
  • Tomografías computarizadas

Recuperación del shock

Después de que una persona recibe tratamiento para el shock, un médico puede ayudarla a establecer un plan de seguimiento para ayudar a prevenir otro evento. Algunos ejemplos incluyen:

  • Las personas que tienen un shock cardiogénico debido a un coágulo de sangre pueden necesitar un tratamiento adicional para romper el coágulo.
  • Una persona que sufrió un shock anafiláctico puede necesitar llevar epinefrina u otros medicamentos para ayudar a detener las reacciones alérgicas. También deberán evitar el contacto con alérgenos en el futuro.
  • Una persona que tuvo un ataque cardíaco puede requerir cambios en el estilo de vida y medicamentos para ayudar a reducir las posibilidades de otro ataque cardíaco.

Puede llevar algún tiempo recuperarse de cualquier tipo de shock médico. El shock puede causar fatiga, dolores musculares y problemas con la fuerza o la función mental. A veces, estos efectos son duraderos.

Las personas pueden necesitar rehabilitación, ya sea en el hospital o en otra instalación. También pueden necesitar ayuda con las tareas del hogar mientras se recuperan.

Después del shock séptico, algunas personas experimentan efectos secundarios persistentes, como dolor o dificultad para concentrarse o recordar cosas. También puede ocurrir depresión o ansiedad. Hablar con un médico sobre estos efectos puede ayudar durante la recuperación.

Resumen

El shock médico es una afección potencialmente mortal. Ocurre cuando los órganos del cuerpo no reciben suficiente oxígeno.

Las causas del shock incluyen pérdida severa de sangre, deshidratación y un evento cardíaco. Es importante buscar atención médica inmediata ante cualquier síntoma de shock, incluso si es leve.

none:  vejiga hiperactiva salud pública drogas