Lo que debe saber sobre el asma frágil

El asma frágil es una forma poco común de asma grave. Los tratamientos habituales, como los broncodilatadores y los esteroides, no controlan muy bien este tipo de asma.

Las personas con asma suelen experimentar inflamación y estrechamiento de las vías respiratorias, lo que les dificulta la entrada de aire a los pulmones.

En el asma frágil, los síntomas son graves, a menudo persistentes, a veces aparecen de la nada y pueden poner en peligro la vida.

En este artículo, analizamos las causas, los síntomas y los tratamientos para el asma frágil.

Causas y factores de riesgo

Tener una alergia alimentaria, como la intolerancia al trigo, puede aumentar el riesgo de que una persona tenga asma frágil.

El asma frágil es poco común. Los médicos no tienen del todo claro por qué algunas personas desarrollan asma frágil, pero ciertos factores aumentan el riesgo de que una persona padezca la afección.

Algunas investigaciones sugieren que el asma frágil tiene vínculos con las intolerancias alimentarias. Las investigaciones citadas indican que alrededor del 60% de las personas con asma frágil tipo 1 tienen intolerancias alimentarias, incluido alrededor del 50% que tienen intolerancia al trigo y los productos lácteos.

El bienestar mental también puede influir en la gravedad de los síntomas del asma frágil.

Un estudio de revisión analizó 5510 artículos que analizaron los factores psicológicos y el manejo del asma. Los resultados indicaron que el asma y la salud mental podrían interactuar entre sí y, en última instancia, afectar el control de una persona sobre sus síntomas de asma.

Tener algunas otras afecciones relacionadas con los medicamentos también puede contribuir al riesgo de asma grave, que incluyen:

  • Apnea obstructiva del sueño
  • La enfermedad por reflujo gastroesofágico
  • sinusitis

Los factores de riesgo adicionales para desarrollar asma frágil incluyen:

  • obesidad
  • fumar cigarrillos
  • exposición a alérgenos
  • infecciones respiratorias frecuentes
  • deficiencia de anticuerpos

Tipos de asma frágil

Los expertos clasifican además el asma frágil como tipo 1 o tipo 2, los cuales implican síntomas graves:

Tipo 1

El asma frágil tipo 1 se refiere a personas que tienen una amplia variación en su índice de flujo espiratorio máximo (PEF). El PEF mide qué tan rápido una persona puede exhalar con fuerza el aire de los pulmones, en litros por minuto, justo después de inhalar por completo.

La medición del PEF es una indicación de la gravedad de los síntomas del asma. Cuando una persona tiene asma frágil tipo 1, sus mediciones de PEF pueden ser muy inconsistentes a pesar del tratamiento con corticosteroides inhalados.

Tipo 2

A veces, las personas pueden controlar el asma frágil tipo 2 con medicamentos convencionales durante un período prolongado. Sin embargo, el asma frágil tipo 2 es impredecible y algunas personas pueden experimentar ataques de asma graves.

Las personas que tienen ataques graves pueden requerir tratamiento con un ventilador mecánico que les ayude a respirar. En algunos casos, los ataques son fatales.

Síntomas

La tos y las sibilancias son síntomas potenciales del asma frágil.

Los síntomas del asma frágil son más graves que los del asma típica. Los síntomas también pueden persistir.

En muchos casos, las personas con asma frágil pueden requerir hospitalización. La dificultad para respirar puede poner en peligro la vida.

Los síntomas del asma frágil pueden incluir:

  • falta de aire severa
  • sibilancias
  • opresión significativa en el pecho
  • tosiendo

¿Qué tan común es?

El asma es una afección común. Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 235 millones de personas en todo el mundo padecen asma.

La mayoría de las personas con asma tienen una forma leve. Sin embargo, según algunas estimaciones, del 5 al 10% de las personas con asma padecen una forma grave de la enfermedad. De ellos, aproximadamente el 0,05% de las personas con asma tienen asma frágil.

Diagnóstico

Las personas con asma frágil a menudo requieren visitas frecuentes al consultorio de su médico o la sala de emergencias. Un médico hará un diagnóstico basado en la gravedad y frecuencia de los síntomas del asma de la persona, junto con una revisión del historial médico y un examen físico.

Los médicos usan pruebas para medir la gravedad del asma. Estos incluyen una prueba de función pulmonar y mediciones de PEF. También pueden recomendar una radiografía simple de tórax o una tomografía computarizada para ayudarlos a descartar otras afecciones respiratorias que pueden causar síntomas similares.

Tratamiento y manejo

Un médico puede monitorear la respuesta de una persona a diferentes tratamientos para encontrar las opciones más efectivas.

Algunos médicos encuentran difícil de tratar el asma frágil, razón por la cual puede poner en peligro la vida.

El tratamiento y el manejo adecuados implican más que las terapias rutinarias con broncodilatadores e inhaladores de corticosteroides que funcionan para otros tipos de asma. Por lo general, se necesita un poco de prueba y error para que una persona controle el asma frágil.

Un médico deberá controlar de cerca los síntomas de una persona y su respuesta al tratamiento para determinar las estrategias más efectivas para mantener a raya los síntomas.

El tratamiento para el asma frágil puede incluir lo siguiente:

Medicamentos

Los medicamentos juegan un papel importante en un plan de tratamiento para el asma frágil. Sin embargo, la mayoría de los enfoques de tratamiento no son específicos para el asma frágil. En cambio, los médicos los utilizan para tratar todas las formas de asma grave y descontrolada.

Los medicamentos para tratar el asma frágil pueden incluir:

  • Esteroides. Aunque los esteroides no siempre son efectivos para las personas con asma frágil, las dosis altas pueden ayudar. Además de las dosis más altas de esteroides inhalados, las personas también pueden usar esteroides orales, como la prednisona.
  • Agentes anticolinérgicos. Estos medicamentos relajan los músculos de las vías respiratorias para ayudar a controlar el asma y reducir los síntomas graves. Spiriva (tiotropium) es un ejemplo de un medicamento anticolinérgico de mantenimiento de acción prolongada.
  • Antagonistas de leucotrienos. Los leucotrienos son sustancias químicas liberadas por células y tejidos en el sistema inmunológico. Desempeñan un papel en los síntomas de inflamación, alergia y asma. Los antagonistas de los leucotrienos disminuyen la acción de los leucotrienos bloqueándolos en sus receptores, lo que puede reducir los síntomas del asma a largo plazo.
  • Agonistas beta-2. Las personas pueden usar agonistas beta-2 de acción corta y de acción prolongada en forma de inhaladores y líquido para un nebulizador. Los agonistas beta-2 relajan y abren los músculos de las vías respiratorias, mejorando la respiración.

Termoplastia bronquial

La inflamación debida al asma puede engrosar los músculos lisos de las vías respiratorias. La termoplastia bronquial implica la entrega de energía de radiofrecuencia a los músculos lisos de las vías respiratorias para disminuir el grosor.

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) ha aprobado la termoplastia bronquial para tratar el asma grave en adultos. Los investigadores no han centrado sus estudios en la termoplastia bronquial específicamente para tratar el asma frágil.

Reducir los alérgenos

Es una buena idea que las personas con asma frágil intenten reducir su exposición a los alérgenos.

Los alérgenos comunes incluyen:

  • cucarachas
  • caspa de mascota
  • molde
  • polen

Pasar la aspiradora con un filtro HEPA, quitar el polvo con frecuencia y usar un extractor de aire en el baño puede ayudar.

Inyecciones de omalizumab

Omalizumab contiene anticuerpo monoclonal antiinmunoglobina E recombinante, que ayuda a disminuir la respuesta alérgica que puede causar síntomas de asma persistentes. Recibir una inyección debajo de la piel una o dos veces al mes puede ayudar a prevenir ataques de asma.

panorama

El pronóstico para las personas con asma frágil varía. La afección puede poner en peligro la vida, por lo que es esencial que las personas controlen sus síntomas correctamente. Es posible que una persona deba tomar una combinación de medicamentos y tratamientos para controlar sus síntomas.

Las personas con asma frágil se beneficiarán al comprender qué desencadena sus síntomas y evitarlos siempre que sea posible mientras siguen la terapia médica prescrita.

Trabajar en estrecha colaboración con un médico puede ayudar a una persona a determinar qué tratamientos están ayudando. También es vital que las personas reconozcan las primeras señales de advertencia de un ataque de asma y obtengan ayuda inmediata.

none:  distrofia muscular - als seguro médico - seguro médico cáncer colonrectal