Qué saber sobre el análisis de esperma

Un análisis de esperma implica verificar una muestra de semen para verificar la salud general del esperma.

El proceso puede ayudar a los médicos a determinar la causa subyacente de la incapacidad de una persona para concebir o puede confirmar el resultado de una vasectomía.

Un análisis de esperma prueba varios marcadores de la salud de los espermatozoides, que incluyen:

  • la cantidad de espermatozoides en 1 mililitro (ml) de semen
  • el tamaño y la forma del esperma
  • la capacidad de los espermatozoides para moverse correctamente

En este artículo, describimos el propósito y el procedimiento involucrados en el análisis de esperma y explicamos qué pueden significar los resultados.

¿Por qué se realiza el análisis de esperma?

Un análisis de esperma puede ayudar al médico a diagnosticar problemas de fertilidad.

Las personas pueden requerir un análisis de esperma por diferentes razones. Algunas personas o parejas solicitarán un análisis de esperma si tienen dificultades para concebir.

En las parejas que no han podido concebir, algunas estimaciones sugieren que hay un factor masculino presente en el 40 al 50 por ciento de los casos.

Hasta el 2 por ciento de los hombres muestran problemas con su esperma, como resultado de uno o una combinación de:

  • recuento bajo de espermatozoides en una muestra de semen
  • movimiento deficiente de los espermatozoides, conocido como motilidad
  • tamaño y forma anormales de los espermatozoides, conocido como morfología

Las personas también pueden tener un análisis de esperma para verificar si la vasectomía fue exitosa. La vasectomía es un procedimiento quirúrgico que realizan los médicos para la esterilización masculina permanente.

Después de una vasectomía, los médicos generalmente recomiendan análisis de esperma regulares durante varios meses para asegurarse de que no queden espermatozoides en el semen.

Cómo obtener una muestra de esperma

Por lo general, un médico requerirá que una persona proporcione una muestra de semen mientras está en el consultorio del médico.

La forma más común de recolectar una muestra es que una persona se masturbe y eyacule en una taza esterilizada. El médico proporciona una habitación privada para que una persona haga esto.

En algunos casos, una persona puede recolectar la muestra de semen en casa. Un médico puede proporcionar un condón especial que le permite a una persona recolectar una muestra de semen durante la actividad sexual.

De lo contrario, un médico puede recomendar que la persona eyacule en un recipiente colector mientras está en casa.

Al recolectar una muestra en casa, las personas deben recordar mantenerla a temperatura ambiente y llevarla al laboratorio dentro de un corto período de tiempo después de la recolección.

Para asegurarse de que la muestra sea utilizable, el médico puede requerir que una persona:

  • se abstiene de tener relaciones sexuales o masturbarse durante varios días antes de la prueba
  • no evita la eyaculación durante más de 14 días antes de la prueba
  • evita el alcohol, la cafeína y la marihuana antes del análisis de esperma
  • no usa lubricantes al recolectar la muestra
  • informa al médico de cualquier medicamento o remedio a base de hierbas que esté tomando, antes de dar una muestra
  • Evita proporcionar una muestra cuando está enfermo o estresado.

La Asociación Estadounidense de Química Clínica recomienda que los profesionales médicos realicen 2 o más análisis de esperma por separado en intervalos de 2 a 3 semanas.

Como los perfiles de los espermatozoides pueden variar de un día a otro, un promedio de estos resultados puede brindar la imagen más precisa de la salud de los espermatozoides.

¿Qué significan los resultados?

Los resultados de un análisis de esperma deberían estar listos en unos pocos días.

Un análisis de esperma analiza varios factores al considerar la salud de los espermatozoides. Discutimos estos factores y sus resultados a continuación.

Recuento o concentración de espermatozoides

Un análisis de esperma puede ayudar a identificar problemas con el recuento, la motilidad o la forma de los espermatozoides.

El recuento de espermatozoides se refiere a la cantidad de espermatozoides que están presentes en 1 ml de semen. Las pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sugieren que un recuento normal de espermatozoides es de al menos 15 millones por ml o no menos de 39 millones de espermatozoides por muestra.

Tener menos de esto indica un recuento de espermatozoides bajo. Algunas investigaciones sugieren que hasta el 90 por ciento de los problemas de infertilidad masculina son el resultado de un recuento anormal de espermatozoides.

Los kits de análisis de espermatozoides caseros generalmente solo prueban el recuento de espermatozoides. Como este es solo un aspecto de la fertilidad masculina, es importante que las personas vean a su médico y se hagan un análisis de esperma completo para verificar otros factores que afecten a sus espermatozoides.

Motilidad de los espermatozoides

La motilidad de los espermatozoides es la capacidad de los espermatozoides para moverse de manera eficiente. La baja motilidad puede reducir la capacidad de los espermatozoides para moverse a través del sistema reproductor femenino para fertilizar el óvulo.

En una muestra típica, al menos el 50 por ciento de los espermatozoides demostrará una motilidad normal.

Morfología de los espermatozoides

La morfología se refiere al tamaño y la forma de los espermatozoides individuales. Los espermatozoides normales tienen una cola larga y una cabeza de forma ovalada. Los espermatozoides de tamaño o forma anormales pueden tener dificultades para alcanzar, penetrar y fertilizar el óvulo.

El semen normal contiene un mínimo de 4 por ciento de espermatozoides con forma estándar.

Otros factores

Aunque el recuento, la motilidad y la morfología de los espermatozoides son tres de los principales factores que los profesionales médicos comprobarán al evaluar la fertilidad masculina, no son los únicos factores.

Otros factores que los médicos consideran al realizar un análisis de esperma incluyen:

  • Volumen de muestra de semen. Esto significa la cantidad de semen que una persona proporciona en su muestra. Por lo general, una muestra es de al menos media cucharadita. Menos que esto puede sugerir que puede haber un bloqueo en los vasos a través de los cuales viajan los espermatozoides.
  • Licuefacción. El semen normalmente deja el cuerpo en un estado espeso. El tiempo de licuefacción evalúa cuánto tiempo tarda el semen en volverse líquido. No licuar o licuar lentamente, puede indicar un problema.
  • Nivel de PH. Tener un pH demasiado alto (alcalino) o demasiado bajo (ácido) puede afectar la salud de los espermatozoides y su capacidad para moverse a través del tracto reproductivo femenino.
  • Niveles de fructosa seminal. Las muestras de semen que no contienen espermatozoides pueden presentar niveles bajos de fructosa. Esto sugiere un problema con la función de las glándulas seminales.

¿Qué significan los resultados anormales?

Un médico puede recomendar más pruebas para identificar la causa de los resultados anormales.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) advierten que un análisis de esperma levemente anormal no significa que una persona sea infértil de forma permanente. En cambio, los médicos pueden usar los resultados como una herramienta para ayudar a identificar qué factores están causando problemas de fertilidad.

Las personas que reciben resultados anormales de un análisis de semen generalmente se someten a más pruebas para ayudar a identificar el problema exacto. En muchos casos, los problemas de fertilidad de una persona se resuelven con el tratamiento adecuado.

Análisis de semen después de una vasectomía.

Después de una vasectomía, los médicos revisarán el semen de una persona para detectar la presencia de espermatozoides.

Si la muestra de semen no contiene espermatozoides, las personas pueden dejar de usar condones y otras formas de control de la natalidad, ya que es poco probable que se produzca un embarazo.

Sin embargo, si todavía hay espermatozoides, las personas deben seguir usando anticonceptivos para prevenir embarazos no deseados. Es posible que necesiten más pruebas de análisis de esperma hasta que su semen ya no muestre la presencia de espermatozoides.

panorama

Un análisis de esperma es una de las primeras pruebas a las que se someten los hombres para buscar las razones de la dificultad para concebir. Las personas también requieren un análisis de esperma para comprobar el éxito de una vasectomía.

Si los resultados del análisis de esperma son anormales, un médico generalmente recomendará más pruebas para ayudar a encontrar la causa subyacente y formular un plan de tratamiento.

Muchos casos de infertilidad masculina se pueden tratar con cambios en el estilo de vida, medicamentos, cirugía y otras intervenciones. Si no tienen éxito, un médico o un consejero de fertilidad puede ayudar a las personas a explorar otras opciones, como el esperma de un donante o la adopción.

none:  melanoma - cáncer de piel audición - sordera Sindrome de la pierna inquieta