¿Cuáles son las posibles causas del dolor de cuello?

Muchas personas experimentan dolor de cuello o rigidez por lesiones, uso excesivo o inflamación. Hay muchas opciones de tratamiento disponibles para el dolor de cuello, según la causa.

El cuello consta de siete vértebras. Estos son huesos entrelazados, separados por discos, que permiten el movimiento y la estabilidad.

El cuello está menos protegido que el resto de la columna. Por esta razón, puede ser más propenso a sufrir lesiones o afecciones que causen dolor.

Muchos casos de dolor de cuello son leves y se resuelven por sí solos en unos pocos días. A veces, sin embargo, el dolor de cuello puede ser un signo de algo más grave.

Este artículo discutirá las diferentes causas del dolor de cuello y cómo tratarlas.

Causas

Hay muchas causas posibles de dolor de cuello, que incluyen:

Contractura muscular

Una posible causa de dolor de cuello es la distensión muscular.

La tensión de los músculos del cuello puede causar dolor en el área. Este dolor puede presentarse como un dolor punzante o punzante.

También puede causar un dolor agudo, especialmente al mover la cabeza.

La tensión muscular puede ocurrir como resultado de:

  • tener mala postura
  • dormir en una posición sin un buen soporte para el cuello
  • sentarse en un escritorio o computadora por mucho tiempo

Espondilosis cervical

La espondilosis cervical, o degeneración del disco cervical, se refiere al desgaste de los discos entre las vértebras del cuello.

Esto aumenta la fricción entre las vértebras y, como resultado, puede causar dolor y rigidez en el cuello.

Estos discos generalmente se desgastan con el tiempo, por lo que la espondilosis cervical se vuelve más común con la edad.

El disco también puede comenzar a sobresalir y ejercer presión sobre la médula espinal o sus raíces nerviosas. Este proceso degenerativo puede empeorar, dando lugar a un fragmento de disco cervical herniado. Esto puede presionar completamente contra el tejido nervioso y causar un dolor de cuello significativo que también puede irradiarse al hombro y bajar por uno o ambos brazos.

Lesión

El cuello es flexible y sostiene constantemente la cabeza. Esto lo hace particularmente susceptible a lesiones.

Ejemplos de posibles causas de lesiones en el cuello incluyen:

  • accidentes automovilísticos
  • deportes de impacto, como el fútbol
  • caídas
  • buceo
  • levantamiento de pesas

El daño a un músculo o ligamento suele causar lesiones en el cuello.

En casos más graves, las lesiones pueden provocar una fractura de cuello. Esto ocurre cuando una o más de las vértebras se fractura.

Un cuello roto puede causar un dolor intenso que puede extenderse a otras áreas de la médula espinal. También aumenta el riesgo de más lesiones en la médula espinal y pérdida de la función neurológica, incluida la parálisis.

Radiculopatía cervical

La radiculopatía cervical involucra un nervio pinzado. Esto ocurre cuando una raíz nerviosa de la médula espinal en el cuello se irrita o se comprime. Esto da lugar a un dolor que se irradia desde el cuello hasta el hombro y la extremidad superior.

También puede causar debilidad muscular, entumecimiento y sensación de hormigueo en los brazos o las manos.

Otras afecciones, como la artritis, también pueden provocar radiculopatía cervical, al igual que las lesiones que provocan una hernia de disco cervical.

Estenosis espinal

La estenosis espinal se refiere al estrechamiento del canal espinal que ejerce presión sobre las raíces nerviosas. Este estrechamiento generalmente ocurre en el cuello o la espalda baja.

Las personas con estenosis espinal pueden experimentar dolor en el cuello, la espalda o las piernas. El dolor suele empeorar con la actividad, pero a veces, la postura del cuello de cierta manera puede aliviar el malestar.

La osteoartritis suele causar estenosis espinal. Otras causas de esta afección incluyen tumores espinales, defectos de nacimiento y enfermedad de Paget.

Meningitis

Una persona con meningitis puede experimentar rigidez en el cuello.

La meningitis se refiere a la inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal. Una infección, como una bacteria o un virus, puede provocar esta inflamación.

La meningitis bacteriana puede ser grave y, a veces, potencialmente mortal. Si surge alguno de los siguientes síntomas, es necesaria atención médica inmediata:

  • rigidez en el cuello
  • fiebre
  • dolor de cabeza
  • náusea
  • vomitando
  • sensibilidad a la luz

Cáncer

Los cánceres de cabeza y cuello pueden causar dolor en el cuello. Estas formas de cáncer representan aproximadamente el 4% de todos los casos de cáncer en los Estados Unidos.

Hay varios tipos diferentes de cánceres de cabeza y cuello, que incluyen:

  • cáncer de cavidad nasal y seno paranasal
  • cáncer de laringe
  • cáncer oral
  • cáncer de nasofaringe
  • cáncer de glándulas salivales

Otros síntomas de los cánceres de cabeza y cuello incluyen:

  • úlceras de boca
  • crecimientos en la cabeza o el cuello
  • cambios de voz
  • dificultad para respirar
  • dolor de mandibula
  • fiebre
  • fatiga
  • pérdida de peso

Remedios caseros

Hay muchas formas de aliviar el dolor de cuello en casa, que incluyen:

  • tomando analgésicos de venta libre, como acetaminofén (también llamado Tylenol)
  • colocar compresas calientes o frías en el cuello para reducir los síntomas del dolor
  • evitar deportes de contacto y levantar objetos pesados
  • ver a un fisioterapeuta
  • haciendo suaves estiramientos de cuello
  • mantener una buena postura
  • participar en ejercicios ligeros, como el yoga
  • usar almohadas de apoyo para el cuello para dormir

También hay muchos ejercicios de cuello diferentes que pueden ayudar a aliviar el dolor. Para probar un ejercicio simple para el cuello:

  • Levántese o siéntese en una silla con los pies apoyados en el suelo, a la altura de los hombros.
  • Gire lentamente la cabeza hacia la derecha hasta sentir un suave estiramiento. Tenga cuidado de no estirar demasiado y causar más dolor. Mantenga esta posición durante 10 a 30 segundos.
  • Gire la cabeza hacia la izquierda y manténgala así durante 10 a 30 segundos.
  • Repita estos pasos hasta cinco veces en cada lado.

Para casos más graves de dolor de cuello, un médico puede recomendar inyecciones de corticosteroides o cirugía.

Prevención

El ejercicio regular puede ayudar a mantener las articulaciones sueltas y flexibles.

Algunos consejos para prevenir el dolor o las lesiones en el cuello incluyen:

  • practicar una buena postura, especialmente cuando está sentado en un escritorio o mirando una computadora
  • dormir en un colchón y una almohada de apoyo
  • hacer ejercicio regularmente para mantener las articulaciones sueltas y flexibles
  • usar el cinturón de seguridad en el auto
  • no bucear en aguas poco profundas
  • usar equipo de protección adecuado durante los deportes o el ejercicio

Cuando ver a un doctor

En la mayoría de los casos, el dolor de cuello desaparecerá por sí solo. Sin embargo, es importante consultar a un médico si se presentan los siguientes síntomas:

  • dolor de cuello después de un accidente automovilístico, una caída o un accidente de buceo
  • dolor, entumecimiento o debilidad que se extiende a los brazos y piernas
  • problemas intestinales o de vejiga
  • dolor severo o que empeora
  • dolor de cabeza severo con dolor de cuello o rigidez
  • signos de fiebre
  • náuseas y vómitos
  • un bulto en el cuello o la cabeza

panorama

El dolor de cuello es común y tiende a desaparecer por sí solo en unos pocos días.

La mala postura y la distensión o tensión muscular son algunas de las causas comunes del dolor de cuello.

Algunas personas tendrán un dolor de cuello más severo, a veces con síntomas adicionales que ocurren en áreas cercanas. Esto podría ser una señal de algo más serio. En estos casos, es fundamental acudir al médico.

none:  industria farmacéutica - industria biotecnológica dispositivos médicos - diagnóstico aborto