Beneficios de usar un humidificador

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compra a través de los enlaces de esta página, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

Los humidificadores agregan humedad al aire, lo que puede beneficiar a las personas con síntomas respiratorios o piel seca.

Hay varias formas de usar humidificadores en el hogar o la oficina, pero también existen algunos riesgos.

En este artículo, aprenda sobre los beneficios de los humidificadores, cómo usarlos correctamente y las precauciones que debe tomar.

Sequedad y humedad


Al agregar humedad al aire, los humidificadores pueden ser beneficiosos para varias afecciones médicas.

El aire seco puede hacer que la humedad se evapore de la piel y que los síntomas respiratorios empeoren con el tiempo. Agregar humedad al aire con un humidificador puede contrarrestar estos problemas.

Los humidificadores pueden ayudar a las personas que experimentan:

  • piel seca
  • ojos irritados
  • sequedad en la garganta o las vías respiratorias
  • alergias
  • tos frecuentes
  • narices ensangrentadas
  • dolores de cabeza sinusales
  • labios agrietados

Cinco usos del humidificador y sus beneficios

Algunas personas experimentan síntomas respiratorios en los meses de verano, cuando el clima es caluroso y el aire contiene más alérgenos. Los acondicionadores de aire y ventiladores pueden hacer circular aire seco por la habitación y los acondicionadores de aire eliminan la humedad del aire. Un humidificador puede resultar beneficioso durante esta temporada.

Sin embargo, es más probable que las personas se beneficien de un humidificador en los meses fríos, cuando el aire frío seca los pulmones, la nariz y los labios. Además, algunos tipos de calefacción central pueden secar el aire en el interior.

Los beneficios de un humidificador pueden incluir:

1. Prevención de la influenza

Los autores de un estudio señalaron que los humidificadores podrían reducir el riesgo de contraer la gripe. Después de agregar el virus de la influenza al aire con una tos simulada, los investigadores encontraron que los niveles de humedad por encima del 40 por ciento desactivaban rápidamente las partículas del virus, lo que las hacía mucho menos propensas a ser infecciosas.

2. Hacer que la tos sea más productiva

El aire seco puede hacer que una persona tenga tos seca e improductiva. Agregar humedad al aire puede hacer que ingrese más humedad a las vías respiratorias, lo que puede hacer que la tos sea más productiva. Una tos productiva libera flemas atrapadas o pegajosas.

3. Reducir los ronquidos

Aumentar la cantidad de humedad en el aire también puede reducir los ronquidos. Si el aire está seco, es menos probable que las vías respiratorias de una persona estén lo suficientemente lubricadas, lo que puede empeorar los ronquidos.

Agregar humedad al aire con un humidificador por la noche puede ayudar a aliviar algunos síntomas.

4. Mantener la piel y el cabello húmedos

Algunas personas notan que la piel, los labios y el cabello se secan y se vuelven frágiles durante el invierno.

Muchos tipos de unidades de calefacción bombean aire caliente y seco a través de la casa u oficina, lo que puede hacer que la piel se seque, pique o se descame. El aire frío del exterior también puede secar la piel.

El uso de un humidificador para agregar humedad al aire interior puede ayudar a reducir la aparición de piel seca y agrietada.

5. Beneficios para el hogar

La humedad de un humidificador puede ser útil en el hogar. Cualquier planta de interior amante de la humedad puede volverse más vibrante y los pisos o muebles de madera pueden durar más. La humedad también puede ayudar a evitar que el papel tapiz se agriete y se acumule electricidad estática.

El aire húmedo también puede sentirse más cálido que el aire seco, lo que podría ayudar a una persona a ahorrar dinero en las facturas de servicios públicos en los meses de invierno.

Tipos de humidificadores

Si bien la mayoría de los humidificadores tienen la misma función básica, para agregar humedad al aire, hay muchos tipos disponibles:

  • Vaporizadores de vapor: utilizan electricidad para crear vapor, que se enfría antes de salir de la unidad. Sin embargo, existe el riesgo de quemar la piel y las personas deben evitar usar vaporizadores de vapor cerca de los niños.
  • Humidificadores ultrasónicos: en lugar de electricidad, estas unidades utilizan vibraciones para vaporizar el agua.
  • Evaporadores: Producen humedad al soplar aire a través del agua que se evapora.
  • Humidificadores de impulsor: generalmente son aptos para niños y utilizan discos giratorios, en lugar de calor, para vaporizar el agua.
  • Humidificadores centrales: una persona conecta una de estas unidades al aire acondicionado central en el hogar u oficina para agregar humedad a todo el espacio.

Los tamaños pueden variar. Los humidificadores de consola son lo suficientemente grandes como para agregar humedad a toda una casa u oficina, mientras que los humidificadores personales son portátiles y fáciles de transportar.

Riesgos


Es fundamental proteger a los niños cuando estén cerca de los humidificadores.

Un humidificador puede ser una excelente manera de agregar humedad al aire, pero existen algunos riesgos a considerar.

Humidificadores sucios

Los humidificadores convierten el agua en vapor respirable en el aire. Si el tanque de agua de la unidad está sucio, el vapor que respira una persona también estará sucio.

Un tanque oscuro y húmedo es un ambiente que fomenta los gérmenes, pero la limpieza regular puede ayudar a prevenir cualquier problema.

Siempre limpie un humidificador a fondo según las instrucciones del fabricante. El agua no debe permanecer en el humidificador por mucho tiempo. Si el humidificador tiene un filtro, asegúrese de reemplazarlo con frecuencia.

Demasiada humedad

Un poco de humedad en el aire puede ser algo bueno, pero niveles excesivos pueden dificultar la respiración y empeorar algunos síntomas de alergia. Por ejemplo, los alérgenos comunes, incluidos los ácaros del polvo, el moho y los hongos, prosperan en ambientes húmedos.

Según la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), los niveles de humedad interior deben estar entre el 30 y el 50 por ciento. Los niveles de humedad por encima del 60 por ciento son demasiado altos.

Cualquiera que use un humidificador también debe tener un medidor de humedad o higrómetro en la habitación. Algunos humidificadores tienen formas integradas para medir la humedad, mientras que otros requieren un medidor independiente.

Usar agua dura o agua del grifo

Muchos fabricantes recomiendan usar solo agua pura y limpia en sus humidificadores. Hay algunas razones para esto.

El agua del grifo sin filtrar puede contener niveles más altos de minerales y otras partículas que el agua purificada o destilada.

Los minerales del agua dura del grifo pueden acumularse en la máquina y hacer que se desgaste más rápido de lo esperado.

El humidificador también puede empujar estos minerales al aire y una persona puede inhalarlos. Las partículas también pueden depositarse en la habitación en forma de polvo.

Otros riesgos

Si bien el uso de un humidificador puede ayudar con los senos nasales secos, también puede causar daño. El crecimiento de ácaros del polvo y moho se promueve más en ambientes húmedos, por lo que si las personas son alérgicas al polvo y al moho, o si tienen asma, el uso de un humidificador podría agravar estas condiciones.

Algunos otros riesgos asociados con el uso de un humidificador incluyen quemaduras por vapor de unidades que usan calor y el crecimiento de moho donde la humedad se ha acumulado en paredes y techos.

Cualquiera que utilice un humidificador debe evitar acercarse demasiado a la máquina. Cuando use un humidificador en una habitación con un niño, es importante supervisarlo.

Consejos básicos

Los consejos básicos para usar un humidificador incluyen:

  • realizar un seguimiento de los niveles de humedad
  • Cambie el agua del humidificador con regularidad.
  • limpiar el humidificador con regularidad
  • cambie los filtros según las instrucciones
  • use solo agua destilada o purificada que no contenga minerales
  • Tenga cuidado al usar un humidificador cerca de niños.
  • siga las instrucciones del fabricante

Quitar

Los humidificadores pueden beneficiar a las personas con problemas cutáneos o respiratorios que viven en áreas con poca humedad.

Es esencial recordar que los humidificadores no pueden tratar afecciones subyacentes, como el asma. Pueden ser beneficiosos, pero no deben reemplazar el tratamiento médico.

Cualquier persona que experimente síntomas nuevos o que empeoren al usar un humidificador debe apagarlo y comunicarse con un médico.

Los humidificadores están disponibles en muchas tiendas departamentales y en línea.

Lea el artículo en español.

none:  cardiovascular - cardiología medicina deportiva - fitness ébola