¿Puede el gel de aloe vera ayudar a tratar el eccema?

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compra a través de los enlaces de esta página, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

El aloe vera es un humectante natural. Muchas personas encuentran que el gel de aloe vera puede hidratar y aliviar la piel dañada por el eccema.

El eccema, también llamado dermatitis atópica, es una afección de la piel que causa picazón e irritación en parches de piel. Los tratamientos tienen como objetivo mantener la piel hidratada, reducir la inflamación y prevenir infecciones de la piel.

Muchas personas recurren a remedios naturales, como el gel de aloe vera, para aliviar los parches de eccema.

En este artículo, analizamos si el gel de aloe vera es efectivo para el eccema, cómo usarlo y los posibles riesgos de usarlo. También discutimos otros remedios naturales para el eccema.

¿Puede el aloe vera ayudar a aliviar el eccema?

Los estudios han encontrado que el aloe vera puede tratar los síntomas del eccema.

Muchas personas recomiendan el aloe vera como un humectante suave y natural para la piel seca. Pocos estudios científicos han analizado los efectos del aloe vera sobre el eccema, pero algunas pruebas muestran resultados prometedores.

Según un estudio de revisión sistemática de 2015, el aloe vera tiene las siguientes propiedades que pueden ayudar con los síntomas del eccema:

  • antioxidante
  • antimicrobiano
  • estimulante del sistema inmunológico
  • cicatrización de la herida

El eccema hace que la piel se agriete y sangre, lo que aumenta la probabilidad de que una persona contraiga infecciones de la piel. Los efectos antimicrobianos del aloe vera pueden prevenir estas infecciones.

Las propiedades curativas del aloe vera pueden ayudar a que los parches de piel lesionada sanen más rápidamente.

Un estudio a pequeña escala de 2017 encontró que una pomada que contiene una mezcla de aloe vera y manzanilla puede ayudar a aliviar los síntomas de la dermatitis del pañal.

Los tratamientos naturales pueden reducir los síntomas del eccema, pero no existe cura para la afección. Para que una persona prevenga el eccema, es importante identificar las causas y los desencadenantes específicos y evitarlos tanto como sea posible. Hable con un médico sobre cómo tratar y prevenir el eccema.

Cómo usar el aloe vera para el eccema

Las personas pueden usar los productos de aloe vera de la misma manera que otros humectantes. Aplique el gel directamente en las áreas afectadas de la piel y frote suavemente.

Primero, limpie la piel con agua y jabón sin perfume, luego aplique aloe vera al eccema dentro de los 3 minutos para evitar que la piel se seque. Vuelva a aplicar dos veces al día o según las recomendaciones de un médico.

Antes de usar cualquier producto nuevo, incluido el aloe vera, pruébelo primero en un parche de piel para detectar posibles alergias.

¿Qué tipos de aloe vera son los mejores?

Usar gel de aloe vera directamente de la planta es seguro.

Para obtener la forma más natural de aloe vera, las personas pueden tomar el gel directamente de la hoja de una planta viva de aloe vera.

Las personas también pueden encontrar geles de aloe vera en farmacias y tiendas en línea.

Busque productos con una alta concentración de aloe vera puro disponible, asegurándose de que el aloe vera sea el primer ingrediente en la lista.

Use productos que solo contengan ingredientes naturales, y sin fragancia ni alcohol, para evitar una mayor irritación.

Tratamientos combinados

El uso de otros tratamientos naturales junto con el aloe vera puede aumentar la eficacia del tratamiento. No hay investigaciones científicas sobre qué tan bien funcionan las diferentes combinaciones de productos naturales, pero algunas personas pueden notar mejoras.

Antes de usar cualquier remedio natural nuevo, hable con un médico y pruébelo primero en un pequeño parche de piel para detectar la irritación de la piel.

Para usar aloe vera y aceite de coco:

  • combine un tercio de una taza de aloe vera y media taza de aceite de coco
  • mezclar bien
  • aplicar a las áreas afectadas
  • guárdelo en un recipiente de vidrio en el frigorífico

Para utilizar aloe vera y aceites esenciales:

  • mezclar gel de aloe vera con aceite de jojoba, aceite de oliva o aceite de árbol de té
  • mantener la mezcla en un frasco de vidrio durante la noche
  • aplicar en el área afectada

Para usar aloe vera con aceite de oliva:

  • mezclar una cucharada de gel de aloe vera con unas gotas de aceite de oliva
  • aplicar en el área afectada

Para usar aloe vera con cúrcuma:

  • mezclar una cucharada de gel de aloe vera con una pizca de cúrcuma
  • aplicar en el área afectada
  • déjelo por 20 minutos, luego enjuague bien con agua

Efectos secundarios y riesgos

El aloe vera es generalmente seguro, pero puede causar reacciones cutáneas leves, como picazón o ardor, en algunas personas.

Para evitar efectos secundarios, primero use aloe vera en un pequeño parche de piel y verifique si hay signos de irritación o alergias. Si no hay signos de efectos secundarios en un día, úselo en un área más grande.

Una persona debe consultar a su médico si nota signos de que su eccema se ha infectado. Los síntomas de esto incluyen:

  • pus
  • aumento de la inflamación
  • dolor
  • aumento del enrojecimiento
  • caliente al tacto

El aloe vera es seguro para la mayoría de los bebés y niños, pero los cuidadores deben hablar con un pediatra antes de usar productos nuevos con un niño.

Otros tratamientos naturales para el eccema

La acupuntura podría ayudar a tratar una variedad de afecciones, incluido el eccema.

Según la Asociación Nacional de Eczema, las siguientes opciones alternativas son prometedoras para tratar eficazmente el eccema:

  • aceite de semilla de girasol
  • vitamina D
  • vinagre de sidra de manzana
  • probióticos
  • baños
  • masaje
  • acupuntura
  • acupresión
  • hipnosis
  • terapia de spa
  • tejidos antibacterianos

Resumen

El gel de aloe vera es un humectante antibacteriano natural. El uso de aloe vera para el eccema puede hidratar la piel y puede reducir el riesgo de que el eccema se infecte.

Según la evidencia anecdótica y algunos estudios existentes, el aloe vera puede ser eficaz para el tratamiento del eccema. Debería ser seguro para la mayoría de las personas.

Es posible mezclar aloe vera con otro remedio natural, lo que puede aumentar su efectividad.

Hacer primero una prueba de parche es una buena idea para evitar posibles irritaciones y alergias. También hay muchas otras opciones de tratamiento natural disponibles para las personas cuyo eccema no mejora después del tratamiento con aloe vera.

none:  cáncer - oncología it - internet - correo electrónico linfología linfedema