Apendagitis epiploica: todo lo que necesita saber

La apendagitis epiploica es una afección inflamatoria poco común que afecta las pequeñas bolsas llenas de grasa en el colon o el intestino grueso.

Las personas que tienen apendagitis epiploica pueden experimentar dolor abdominal bajo intenso, náuseas y vómitos.

Aunque la apendagitis epiploica puede causar un dolor significativo, los médicos pueden tratarla fácilmente con un manejo conservador del dolor y, en algunos casos, con antibióticos.

Continúe leyendo para obtener más información sobre la apendagitis epiploica, incluidas sus causas y síntomas. También discutimos cómo los médicos diagnostican y tratan esta afección.

¿Qué es la apendagitis epiploica?

Una persona con apendagitis epiploica puede experimentar dolor en el abdomen.

La apendagitis epiploica se refiere a la inflamación de pequeñas bolsas en el colon o el intestino grueso. Estas bolsas se denominan apéndices epiploicos.

Estas bolsas ayudan al cuerpo a absorber los nutrientes y protegen los vasos sanguíneos del intestino grueso. La mayoría de las personas tiene entre 50 y 100 apéndices epiploicos.

La apendagitis epiploica ocurre si algo corta el suministro de sangre a estas bolsas. La falta de flujo sanguíneo causa inflamación del tejido graso, lo que resulta en un dolor abdominal bajo severo.

Las personas pueden confundir la apendagitis epiploica con otras afecciones, que incluyen:

  • apendicitis
  • diverticulitis
  • colitis

Causas

La apendagitis epiploica se desarrolla como resultado de un flujo sanguíneo restringido a los apéndices epiploicos, que puede ocurrir por diferentes razones.

Hay dos tipos de apendagitis epiploica:

Apendagitis epiploica primaria

La apendagitis epiploica primaria puede ocurrir cuando un apéndice epiploico se retuerce alrededor de sí mismo, cortando su suministro de sangre.

A veces, se forma un coágulo de sangre en uno de los vasos sanguíneos que irrigan un apéndice epiploico.

Apendagitis epiploica secundaria

En la apendagitis epiploica secundaria, la inflamación del intestino grueso o de los órganos cercanos, como el apéndice o la vesícula biliar, interrumpe el flujo sanguíneo al resto del colon.

Si la sangre no puede llegar al colon, esto puede provocar dolor en los apéndices epiploicos.

Síntomas

Los síntomas de la apendagitis epiploica incluyen:

  • dolor que permanece en una parte del abdomen
  • dolor que empeora con el movimiento
  • una masa en el abdomen
  • fiebre baja
  • náusea
  • vomitando
  • Diarrea
  • estreñimiento
  • una perdida de apetito

En un estudio de 2011, los investigadores examinaron los registros de 31 personas con apendagitis epiploica primaria.

Descubrieron que la afección generalmente afecta las porciones ascendentes y descendentes del intestino grueso. Como resultado, la mayoría de las personas experimentan dolor en el lado izquierdo o derecho de la parte inferior del abdomen.

Diagnóstico

Puede ser un desafío para los médicos diagnosticar la apendagitis epiploica a través de un examen físico solo porque la afección causa síntomas inespecíficos.

Estos síntomas son los mismos que se presentan también en otras afecciones médicas, como diverticulitis, apendicitis y enfermedad inflamatoria pélvica.

Por lo tanto, los médicos que sospechan una apendagitis epiploica pueden realizar un análisis de sangre para observar el recuento de glóbulos blancos de una persona. Las personas que tienen apendagitis epiploica generalmente tienen recuentos de glóbulos blancos normales o ligeramente elevados.

Por lo tanto, es más probable que un recuento de glóbulos blancos significativamente elevado indique otras afecciones inflamatorias, como diverticulitis y apendicitis.

Un médico también puede usar pruebas de imágenes, como una tomografía computarizada o una ecografía, para ver los órganos dentro del abdomen. Los apéndices epiploicos normales no aparecen en las tomografías computarizadas.

Según los autores de un estudio retrospectivo, un apéndice epiploico inflamado aparece como una lesión grasa de forma ovalada con un anillo que lo rodea.

Tratamiento

Los expertos consideran que la apendagitis epiploica es una enfermedad autolimitante, lo que significa que la inflamación permanece en un solo lugar.

Los médicos suelen recomendar tratamientos conservadores para el control del dolor, como analgésicos de venta libre. En algunos casos, un médico puede recetar antibióticos para controlar la inflamación.

A diferencia de la diverticulitis y la apendicitis, la apendagitis epiploica primaria no requiere cirugía. Sin embargo, los médicos pueden recomendar la cirugía si una persona tiene apendagitis epiploica secundaria debido a un apéndice inflamado.

Resumen

La apendagitis epiploica ocurre cuando una interrupción en el suministro de sangre a uno o más apéndices epiploicos causa inflamación.

Las personas deben consultar a un médico si experimentan un dolor intenso en la parte inferior del abdomen que empeora al moverse, toser o respirar profundamente.

Las personas con apendagitis epiploica tienen una perspectiva relativamente positiva. Aunque pueden experimentar un dolor abdominal intenso, esta condición es autolimitada y no suele causar complicaciones.

none:  farmacia - farmacéutico enfermedad del corazón salud