Procedimiento LEEP: qué esperar

LEEP significa procedimiento de escisión electroquirúrgica con asa. Los médicos los realizan para detectar o tratar el cáncer de cuello uterino.

Durante un LEEP, una corriente eléctrica pasa a través de un bucle de cable. Un médico usa el alambre para cortar células anormales del cuello uterino. Envían una muestra de estas células a un laboratorio para detectar signos de cáncer u otras afecciones.

Este artículo describirá qué esperar durante un LEEP, así como los efectos secundarios y la recuperación.

Usos

Un médico puede sugerir un LEEP si una persona tiene problemas relacionados con el cuello uterino o la vagina.

Un LEEP puede ayudar a diagnosticar o tratar el cáncer de cuello uterino. Un médico puede sugerir un LEEP si una persona tiene síntomas que indican un problema con el cuello uterino o la vagina.

También pueden sugerir un LEEP si encuentran anomalías durante un examen pélvico o una prueba de Papanicolaou.

El propósito de un LEEP es extraer células anormales para realizar más pruebas. Los resultados le informarán al médico si una persona tiene una enfermedad subyacente y qué pasos debe tomar a continuación.

Un LEEP puede ayudar a distinguir entre las células precancerosas y otros tipos de células anormales, como los pólipos.

Las células precancerosas son células anormales que eventualmente pueden convertirse en cáncer. Los pólipos cervicales son pequeños crecimientos de tejido que se pueden formar en el cuello uterino. Los pólipos suelen ser benignos, lo que significa que no son cancerosos.

Un LEEP también puede detectar afecciones que aumentan el riesgo de cáncer de cuello uterino, como el virus del papiloma humano, que comúnmente se conoce como VPH.

Que esperar

Una persona se someterá a un LEEP en un entorno estéril, como la consulta de un médico o un hospital. Si una persona ha tenido fiebre recientemente o algún sangrado vaginal inusual, es vital informar al médico antes del procedimiento.

El médico generalmente realizará un LEEP cuando una persona no esté menstruando, ya que esto proporcionará una mejor vista del cuello uterino.

Al inicio del procedimiento, el médico le administrará un anestésico local para minimizar las molestias.

Luego, la persona se acostará boca arriba y colocará sus piernas sobre estribos. El médico insertará un espéculo en la vagina. Un espéculo es un pequeño dispositivo de metal que abre la vagina y le permite al médico examinar la vagina y el cuello uterino.

Algunos procedimientos implican el uso de un colposcopio, que amplía los tejidos dentro de la vagina y el cuello uterino para ayudar al médico a ver mejor.

Ocasionalmente, un médico también puede aplicar una solución de vinagre en el cuello uterino. Esto puede hacer que los tejidos anormales sean más visibles. Puede causar una sensación de hormigueo en el área, pero no debería ser doloroso.

Después de esta preparación, el médico insertará el dispositivo de bucle a través de la vagina para llegar al cuello uterino. Extraerán células anormales raspando suavemente la superficie del cuello uterino. Una o dos pasadas del bucle deberían ser suficientes para extraer una muestra.

Es posible que el procedimiento cause sensación de desmayo. Si esto sucede, es fundamental informar al médico y mantener la calma y la calma. Los movimientos repentinos pueden causar más complicaciones.

Una vez que se completa el procedimiento, la persona debe descansar durante 10 a 15 minutos. El médico enviará las muestras a un laboratorio para su análisis.

Recuperación y cuidados posteriores

Puede llevar varias semanas recuperarse por completo de un LEEP. Durante este tiempo, una persona puede experimentar algo de sangrado, secreción descolorida y calambres abdominales leves.

Los analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno, pueden ayudar a reducir el malestar abdominal. Si los calambres se vuelven severos, comuníquese con un médico de inmediato.

Puede haber algo de sangrado durante un LEEP, pero el médico cauterizará el área para sellar cualquier vaso sanguíneo roto y reducir la posibilidad de un sangrado sustancial. También pueden aplicar una pasta para ayudar a prevenir el sangrado.

Sin embargo, puede ocurrir algo de sangrado hasta 2 semanas después del procedimiento. Si una persona experimenta sangrado abundante, debe comunicarse con un médico de inmediato.

El médico generalmente desaconsejará introducir nada en la vagina, incluidos tampones, durante las primeras semanas después de la cirugía. Además, evite la actividad extenuante durante la recuperación.

Serán necesarias varias visitas de seguimiento para que el médico pueda controlar la curación.

Efectos secundarios y riesgos

Algunas personas pueden experimentar calambres abdominales leves después de un LEEP.

Un LEEP es un procedimiento muy seguro. Algunas personas pueden experimentar calambres abdominales leves y sangrado durante la recuperación.

En casos raros, otros riesgos incluyen:

  • infección
  • cicatrización del cuello uterino
  • dificultades para quedar embarazada
  • un parto prematuro
  • el nacimiento de un bebé con bajo peso

Algunos factores pueden complicar un LEEP, que incluyen:

  • el embarazo
  • menstruación
  • inflamación alrededor del cuello uterino

Es fundamental informar al médico sobre cualquiera de estos factores antes de someterse al procedimiento.

Quitar

Un LEEP es útil para la detección y el tratamiento del cáncer de cuello uterino. El procedimiento es relativamente rápido e indoloro.

La recuperación puede llevar varias semanas y una persona puede experimentar algunas molestias. Las complicaciones graves son raras.

Obtener los resultados de un LEEP puede ayudar a una persona y a su médico a tomar una decisión informada sobre los próximos pasos.

none:  sin categorizar salud de la mujer - ginecología cirugía