¿Qué puede hacer que las heces sean dolorosas?

Las evacuaciones intestinales dolorosas pueden causar una gran incomodidad. Hay muchas causas potenciales. Algunos son fácilmente tratables, pero otros, como el cáncer anal, pueden ser más graves.

Es normal experimentar ocasionalmente un dolor leve durante las deposiciones. Sin embargo, cuando esto sucede con regularidad, podría indicar una afección médica subyacente.

En este artículo, cubrimos 10 posibles causas de los movimientos intestinales dolorosos y cómo tratarlos. También te explicamos cuándo es necesario acudir al médico.

Posibles Causas

Una persona puede experimentar una evacuación intestinal dolorosa por varias razones, que incluyen:

1. Estreñimiento

Las deposiciones dolorosas son un síntoma común de estreñimiento.

Una persona puede estreñirse por múltiples razones, como:

  • endurecimiento de las heces debido a la falta de fibra o agua
  • una ralentización de los movimientos intestinales
  • como efecto secundario de un medicamento
  • Problemas emocionales

Los proveedores de atención médica pueden utilizar los criterios de Rome IV para diagnosticar el estreñimiento. Para recibir un diagnóstico de estreñimiento, dos o más de los siguientes síntomas deben estar presentes durante al menos 1 mes en bebés y niños de hasta 4 años:

  • pasar dos o menos evacuaciones intestinales en una semana
  • si por lo general tienen un control completo de sus intestinos, tener al menos una evacuación intestinal accidental por semana
  • un historial de retención fecal o no usar el baño a pesar de tener un impulso
  • evacuar heces duras y dolorosas

Un médico puede diagnosticar estreñimiento crónico en un niño mayor de 4 años si estos síntomas persisten durante al menos 2 meses.

Los profesionales de la salud tienden a recomendar aumentar la ingesta de agua y fibra o tomar suplementos de fibra como los primeros pasos para tratar el estreñimiento.

Si los síntomas persisten a pesar de realizar estos cambios en la dieta, tomar laxantes de venta libre (OTC) también es una buena opción de tratamiento. Un farmacéutico puede asesorar sobre el mejor producto en cada caso.

Si no hay movimiento dentro de 2 a 3 días, o si el dolor se desarrolla o empeora, es importante buscar atención médica de inmediato.

2. Fisuras anales

Una fisura anal es un desgarro en la piel alrededor del ano. Las fisuras anales pueden ocurrir como resultado del estreñimiento o el paso de heces duras. La penetración anal también puede provocar una fisura.

Otras posibles causas incluyen:

  • infecciones de transmisión sexual (ITS)
  • diarrea crónica
  • Enfermedad inflamatoria intestinal
  • virus del papiloma humano
  • cáncer anal
  • parto vaginal
  • cirugía

Si el estreñimiento ha causado una fisura anal, es posible que un proveedor de atención médica recomiende tomar ablandadores de heces para ayudar a sanar.

La gelatina de lidocaína también es útil para reducir el dolor de una fisura anal. Un médico también puede sugerir ungüentos de nitroglicerina o nifedipina. Ambos medicamentos aumentarán el flujo sanguíneo al ano, lo que ayuda al cuerpo a curar la lesión.

Las personas con fisuras anales crónicas pueden necesitar cirugía. Otra opción de tratamiento para los casos más graves es inyectar toxina botulínica A (Botox).

3. Hemorroides

Las hemorroides son venas hinchadas debajo o encima de la piel del ano. Ambos pueden hacer que defecar sea doloroso.

A veces, las personas también verán sangre en el papel higiénico o en la taza del inodoro.

Hay varios tratamientos de venta libre disponibles para las hemorroides, como la hidrocortisona. Sin embargo, las hemorroides más graves pueden requerir cirugía.

Los médicos y farmacéuticos recomendarán que las personas con hemorroides mantengan sus heces lo más blandas posible. Esto ayudará a aliviar el dolor de defecar sobre una hemorroide.

4. Diarrea

Los antibióticos pueden ayudar a tratar una infección que está causando diarrea.

Pasar tres o más deposiciones sueltas o acuosas por día puede indicar diarrea. Los casos crónicos de diarrea pueden durar más de 4 semanas.

Para tratar la diarrea, un profesional de la salud puede recomendar loperamida (Imodium). Si una infección está causando la diarrea, la persona deberá tomar antibióticos.

La diarrea crónica o con sangre requiere atención médica inmediata.

5. Intolerancias y sensibilidades alimentarias

Las personas con intolerancias o sensibilidades alimentarias pueden experimentar movimientos intestinales dolorosos o diarrea si comen ciertos alimentos. Los ejemplos comunes incluyen intolerancias a la lactosa y la glucosa.

La mejor forma de tratamiento es evitar comer cualquier alimento que la persona sepa que puede desencadenar una reacción.

6. Enfermedad inflamatoria intestinal

Los dos tipos de enfermedad inflamatoria intestinal son la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.

Las personas con colitis ulcerosa pueden experimentar diarrea sanguinolenta con o sin moco. Los episodios de diarrea pueden causar dolor al defecar. Otros síntomas de la colitis ulcerosa pueden incluir:

  • necesidad urgente de defecar
  • dolor abdominal
  • pérdida de peso

Las personas con enfermedad de Crohn pueden experimentar algunos síntomas diferentes. Por ejemplo, pueden sentir dolor abdominal en la parte inferior derecha o tener diarrea sin sangre.

Los tratamientos tanto para la colitis ulcerosa como para la enfermedad de Crohn, como la prednisona, actúan para inhibir el sistema inmunológico. Estos medicamentos reducen la inflamación para controlar los síntomas.

Algunas personas pueden necesitar tomar corticosteroides con regularidad como tratamiento a largo plazo.

7. Proctitis y anusitis

La proctitis se refiere a la inflamación del recto. La anusitis, mientras tanto, es una inflamación en el ano. Estas afecciones comparten muchos síntomas con las hemorroides.

Para tratar la proctitis y la anusitis, es necesario que un médico comprenda primero la causa. Varios factores pueden provocar proctitis o anusitis, que incluyen:

  • colitis ulcerosa
  • ITS
  • infecciones de colon
  • ciertos medicamentos
  • consumir una dieta demasiado rica en cítricos, café, refrescos de cola, cerveza, ajo, especias o salsas

8. Cáncer anal

El cáncer de ano puede hacer que se desarrollen tumores alrededor del ano que hacen que las deposiciones sean dolorosas. Otros síntomas del cáncer anal incluyen:

  • sangrando por el ano
  • dolor o irritación en el ano o la pelvis
  • pérdida de peso
  • sentir un peso en el ano o el recto
  • incontinencia
  • estreñimiento severo

Es importante consultar a un médico de inmediato si se presentan estos síntomas.

9. Endometriosis

La endometriosis puede causar deposiciones dolorosas.

En la endometriosis, el tejido que normalmente reviste el útero se desarrolla en otras áreas del cuerpo, como los ovarios.

Los investigadores estiman que del 3,8% al 37% de los casos de endometriosis afectan al intestino. Los síntomas de esta condición incluyen:

  • dolor durante las deposiciones
  • moco en las heces
  • sangrado del recto
  • diarrea o estreñimiento
  • hinchazón

Los profesionales de la salud tienden a tratar la endometriosis intestinal mediante terapia hormonal o cirugía.

10. Condiciones de la piel

Algunas afecciones cutáneas crónicas, como el eccema y la psoriasis, pueden provocar la aparición de erupciones en el ano. Pasar una evacuación intestinal sobre un área irritada de la piel puede ser doloroso.

A veces, las verrugas genitales dolorosas también pueden desarrollarse en el ano o cerca de él.

Cuando ver a un doctor

Las deposiciones dolorosas tienen muchas causas potenciales. Algunos, incluidos el estreñimiento, la diarrea y las hemorroides, se pueden tratar en casa. Sin embargo, otras causas pueden requerir atención médica.

Las personas que encuentran sangre en las heces o sienten un dolor intenso durante las deposiciones deben consultar a un médico para recibir asesoramiento y tratamiento.

Consejos para la salud intestinal

Las personas que experimentan diarrea deben beber mucha agua para evitar la deshidratación. Los médicos también recomiendan seguir la dieta BRAT, que se centra en:

  • plátanos
  • arroz
  • coba
  • tostado

Seguir una dieta rica en fibra es fundamental para prevenir el estreñimiento y mantener una buena salud intestinal. Hacer actividad física con regularidad también ayuda a prevenir el estreñimiento.

Resumen

Mantener el intestino sano requiere cuidados diarios. Es importante comer alimentos ricos en fibra y beber suficiente agua. Muchas de las causas de las deposiciones dolorosas se pueden prevenir.

Algunas personas tienen afecciones o infecciones que causan deposiciones dolorosas. Estos no siempre se pueden tratar con remedios de venta libre, por lo que puede ser necesario consultar a un médico.

none:  cumplimiento monitoreo personal - tecnología portátil aborto