¿Qué podemos ver con una ecografía abdominal?

Las ecografías abdominales utilizan ondas sonoras para crear imágenes de las estructuras y el flujo sanguíneo en el abdomen. Estas imágenes de ultrasonido son una forma útil de examinar órganos, tejidos, vasos sanguíneos y otras estructuras dentro del abdomen.

Las imágenes por ultrasonido implican el envío de ondas sonoras de alta frecuencia al cuerpo. Estas ondas se reflejan en los órganos y otras estructuras del interior del cuerpo. Luego, un receptor capta estas señales de respuesta.

Es posible crear imágenes analizando los datos que crean estas señales.

El abdomen contiene muchas partes importantes del cuerpo que a menudo requieren vigilancia. La ecografía es importante para ayudar a los médicos a identificar problemas en el abdomen, como apendicitis o cálculos renales.

Objetivo

Un médico puede recomendar una ecografía abdominal para diagnosticar la causa del dolor abdominal.

Hay varios órganos importantes en el abdomen. Usando una ecografía abdominal, es posible crear imágenes de estos órganos. Esto puede ayudar a identificar problemas abdominales que pueden estar causando síntomas.

Los órganos principales del abdomen incluyen:

  • apéndice
  • intestino grueso y delgado
  • estómago
  • vesícula biliar
  • hígado
  • páncreas
  • vejiga
  • bazo

Además de los órganos, es posible utilizar la ecografía para obtener imágenes de otras estructuras importantes del abdomen, como tejidos, vasos sanguíneos y crecimientos anormales.

Por ejemplo, es posible que un médico desee inspeccionar la aorta abdominal, que transporta sangre entre el corazón y los órganos abdominales.

En algunos casos, puede ser necesario utilizar una ecografía Doppler. Este tipo de ecografía puede detectar cambios en el flujo sanguíneo a través del abdomen.

Debido a que el abdomen contiene muchas partes importantes del cuerpo, pueden ocurrir varios problemas allí. Dichos problemas pueden variar desde inflamación hasta respuestas hormonales anormales y, a veces, pueden indicar la presencia de otra afección.

Un médico puede usar una ecografía para diagnosticar afecciones como:

  • dolor abdominal
  • enfermedad del higado
  • cálculos renales
  • cálculos biliares
  • afecciones inflamatorias, como apendicitis o pancreatitis
  • aneurisma aórtico abdominal
  • crecimientos abdominales, como tumores
  • estenosis pilórica
  • hernia
  • cáncer

Procedimiento

Un técnico colocará gel en el abdomen antes de una ecografía.

Una ecografía generalmente requerirá poca preparación.

Los detalles exactos de la preparación variarán según la naturaleza del problema y el médico.

Un médico puede desaconsejar comer o beber hasta varias horas antes de la exploración.

Para realizar una ecografía abdominal, una persona se acuesta boca arriba en una mesa de examen.

El procedimiento implica el uso de un transductor. Este es un dispositivo similar a una varita que envía ondas sonoras de alta frecuencia al cuerpo y capta la señal de respuesta.

Antes de que comiencen, el médico aplicará un gel en la piel abdominal.Esto ayuda a que las ondas sonoras atraviesen el abdomen de manera más eficiente al eliminar las pequeñas bolsas de aire que pueden interferir. El gel es a base de agua y es fácil de limpiar después del procedimiento.

Luego, el médico colocará el transductor en el abdomen. Moverán el dispositivo alrededor del área para crear una mejor imagen del abdomen. El transductor puede presionar ligeramente el abdomen, pero el procedimiento no debería resultar incómodo.

Ciertos tipos de ultrasonido pueden generar sonidos durante el procedimiento. Por ejemplo, una ecografía Doppler emitirá sonidos de clic en respuesta a cualquier cambio en el flujo sanguíneo.

Este proceso continuará hasta que la imagen de ultrasonido contenga una cantidad suficiente de detalles para su propósito previsto. Es posible mostrar la imagen de ultrasonido inmediatamente y tomar fotografías para un examen futuro.

Después de completar la ecografía, el médico limpiará cualquier resto de gel de la piel abdominal.

El procedimiento debería tardar entre 30 y 45 minutos en completarse.

Por lo general, el médico enviará las imágenes de ultrasonido a un radiólogo para que las analice. Los radiólogos son especialistas que pueden analizar imágenes de radiografías y pruebas de ultrasonido. Enviarán los resultados de su análisis al médico, quien puede usarlos para hacer un diagnóstico.

Riesgos

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), las imágenes por ultrasonido tienen "un excelente historial de seguridad". Es muy poco probable que el procedimiento cause efectos negativos o complicaciones.

Las imágenes por ultrasonido son mucho más seguras que otros tipos de procedimientos de imágenes médicas, como tomografías computarizadas o radiografías.

Esto se debe a que las tomografías computarizadas y los rayos X utilizan radiación ionizante. En algunos casos, esto puede tener un efecto adverso en el cuerpo y provocar reacciones. Sin embargo, los ultrasonidos no usan radiación y no presentan estos riesgos.

Sin embargo, los ultrasonidos pueden tener algunos efectos menores en el cuerpo, como elevar la temperatura de los tejidos circundantes.

La FDA también advierte que actualmente se desconocen los efectos a largo plazo de las imágenes por ultrasonido. Si bien el procedimiento es seguro, las mujeres embarazadas deben limitar la cantidad de ecografías a las que se someten como precaución.

Quitar

Las ecografías abdominales son procedimientos seguros. El riesgo de complicaciones o efectos adversos es muy bajo en comparación con otros tipos de imágenes médicas.

El método ofrece una forma rápida de examinar estructuras dentro del abdomen que pueden ayudar al diagnóstico o monitoreo de condiciones de salud.

none:  depresión cáncer de cuello uterino - vacuna contra el virus del papiloma humano disfunción-eréctil - eyaculación-precoz