¿Qué hace el hipotálamo?

El hipotálamo es un área pequeña pero importante en el centro del cerebro. Desempeña un papel importante en la producción de hormonas y ayuda a estimular muchos procesos importantes en el cuerpo y se encuentra en el cerebro, entre la glándula pituitaria y el tálamo.

Cuando el hipotálamo no funciona correctamente, puede causar problemas en el cuerpo que conducen a una amplia gama de trastornos raros. Mantener la salud hipotalámica es vital debido a esto.

Función

El hipotálamo es una parte pequeña pero esencial del cerebro.

La función principal del hipotálamo es mantener el cuerpo en homeostasis tanto como sea posible.

Homeostasis significa un estado corporal saludable y equilibrado. El cuerpo siempre está tratando de lograr este equilibrio. Los sentimientos de hambre, por ejemplo, son la forma que tiene el cerebro de hacerle saber a su dueño que necesita más nutrientes para lograr la homeostasis.

El hipotálamo actúa como conector entre los sistemas endocrino y nervioso para lograrlo. Desempeña un papel en muchas funciones esenciales del cuerpo, tales como:

  • temperatura corporal
  • sed
  • control del apetito y del peso
  • emociones
  • ciclos de sueño
  • impulso sexual
  • parto
  • presión arterial y frecuencia cardíaca
  • producción de jugos digestivos
  • equilibrar los fluidos corporales

A medida que diferentes sistemas y partes del cuerpo envían señales al cerebro, alertan al hipotálamo sobre cualquier factor desequilibrado que deba ser abordado. Luego, el hipotálamo responde liberando las hormonas correctas en el torrente sanguíneo para equilibrar el cuerpo.

Un ejemplo de esto es la notable capacidad de un ser humano para mantener una temperatura interna de 98,6 ° Fahrenheit (ºF).

Si el hipotálamo recibe una señal de que la temperatura interna es demasiado alta, le indicará al cuerpo que sude. Si recibe la señal de que la temperatura es demasiado fría, el cuerpo creará su propio calor al temblar.

Hormonas del hipotálamo

Para mantener la homeostasis, el hipotálamo es responsable de crear o controlar muchas hormonas en el cuerpo. El hipotálamo trabaja con la glándula pituitaria, que produce y envía otras hormonas importantes por todo el cuerpo.

Juntos, el hipotálamo y la glándula pituitaria controlan muchas de las glándulas que producen hormonas del cuerpo, llamadas sistema endocrino. Esto incluye la corteza suprarrenal, las gónadas y la tiroides.

Las hormonas secretadas por el hipotálamo incluyen:

  • hormona antidiurética, que aumenta la cantidad de agua que los riñones absorben en la sangre
  • hormona liberadora de corticotropina, que ayuda a regular el metabolismo y la respuesta inmune al trabajar con la glándula pituitaria y la glándula suprarrenal para liberar ciertos esteroides
  • hormona liberadora de gonadotropina, que le indica a la glándula pituitaria que libere más hormonas que mantienen los órganos sexuales en funcionamiento
  • oxitocina, una hormona involucrada en varios procesos, incluida la liberación de la leche materna, la moderación de la temperatura corporal y la regulación de los ciclos del sueño
  • hormonas que controlan la prolactina, que le dicen a la glándula pituitaria que inicie o detenga la producción de leche materna en las madres lactantes
  • La hormona liberadora de tirotropina activa la tiroides, que libera las hormonas que regulan el metabolismo, los niveles de energía y el crecimiento del desarrollo.

El hipotálamo también influye directamente en las hormonas del crecimiento. Ordena a la glándula pituitaria que aumente o disminuya su presencia en el cuerpo, lo cual es esencial tanto para los niños en crecimiento como para los adultos completamente desarrollados.

Trastornos

La glándula pituitaria y el hipotálamo están conectados por función. Puede ser difícil distinguir un trastorno como hipotalámico o pituitario.

Una enfermedad hipotalámica es cualquier trastorno que impide que el hipotálamo funcione correctamente. Estas enfermedades son muy difíciles de identificar y diagnosticar porque el hipotálamo tiene una amplia gama de funciones en el sistema endocrino.

El hipotálamo también tiene el propósito vital de señalar que la glándula pituitaria debe liberar hormonas al resto del sistema endocrino. Como es difícil para los médicos diagnosticar una glándula específica que funciona incorrectamente, estos trastornos a menudo se denominan trastornos hipotalámicos-hipofisarios.

En estos casos, existen algunas pruebas hormonales que los médicos pueden recetar para llegar a la raíz del trastorno.

Causas y factores de riesgo

Las causas más comunes de enfermedades hipotalámicas son las lesiones en la cabeza que afectan al hipotálamo. Las cirugías, la radiación y los tumores también pueden causar enfermedad en el hipotálamo.

Algunas enfermedades hipotalámicas tienen un vínculo genético con la enfermedad hipotalámica. Por ejemplo, el síndrome de Kallman causa problemas hipotalámicos en los niños, la pubertad más notablemente retrasada o ausente, acompañada de un sentido del olfato deteriorado.

Los problemas del hipotálamo también parecen tener un vínculo genético en el síndrome de Prader-Willi. Esta es una condición en la que un cromosoma faltante conduce a una baja estatura y disfunción hipotalámica.

Las causas adicionales de enfermedad hipotalámica pueden incluir:

  • trastornos de la alimentación, como bulimia o anorexia
  • trastornos genéticos que causan una acumulación excesiva de hierro en el cuerpo
  • desnutrición
  • infecciones
  • sangrado excesivo

Síntomas de trastornos del hipotálamo.

Los síntomas de los trastornos del hipotálamo varían según las hormonas que escaseen.

Los niños pueden mostrar signos de crecimiento anormal y pubertad anormal. Los adultos pueden mostrar síntomas relacionados con las diversas hormonas que sus cuerpos no pueden producir.

Por lo general, existe un vínculo rastreable entre la ausencia de hormonas y los síntomas que producen en el cuerpo. Los síntomas del tumor pueden incluir visión borrosa, pérdida de visión y dolores de cabeza.

La función suprarrenal baja puede producir síntomas como debilidad y mareos.

Los síntomas causados ​​por una glándula tiroides hiperactiva incluyen:

  • sensibilidad al calor
  • ansiedad
  • sentirse irritable
  • cambios de humor
  • cansancio y dificultad para dormir
  • falta de deseo sexual
  • Diarrea
  • sed constante
  • picazón

Consejos dietéticos para la salud del hipotálamo

Como el hipotálamo juega un papel tan vital en el cuerpo, es muy importante mantenerlo saludable. Si bien una persona no puede evitar completamente los factores genéticos, puede tomar medidas dietéticas hacia la salud ideal del hipotálamo a diario para reducir el riesgo de enfermedad hipotalámica.

El hipotálamo controla el apetito y los alimentos de la dieta influyen en el hipotálamo. Los estudios han demostrado que las dietas ricas en grasas saturadas pueden alterar la forma en que el hipotálamo regula el hambre y el gasto energético.

Las fuentes de grasas saturadas incluyen manteca de cerdo, carne y productos lácteos. La investigación también ha demostrado que las dietas ricas en grasas saturadas pueden tener un efecto inflamatorio en el cuerpo.

Esto puede hacer que el sistema inmunológico sea hiperactivo, aumentando las posibilidades de que se dirija a las células sanas del cuerpo, aumentando la inflamación en el intestino y alterando el funcionamiento natural del cuerpo.

Las dietas ricas en grasas poliinsaturadas, como los ácidos grasos omega-3, pueden ayudar a revertir esta inflamación. Estas grasas pueden ser una alternativa segura a otros tipos de aceites y grasas. Los alimentos con alto contenido de omega-3 incluyen pescado, nueces, semillas de lino y verduras de hoja.

Las opciones dietéticas saludables adicionales para apoyar el hipotálamo y la mejor función cerebral incluyen:

  • frutas y verduras ricas en vitaminas
  • vitamina C
  • Vitaminas B

Un hipotálamo en funcionamiento es una de las partes más importantes del cuerpo y, por lo general, pasa desapercibido hasta que deja de funcionar correctamente. Seguir estos consejos dietéticos puede ayudar a mantener el hipotálamo feliz y funcionando bien.

Q:

¿Por qué es tan importante el hipotálamo?

A:

El hipotálamo es la centralita principal del sistema endocrino. La mayoría de las hormonas críticas del cuerpo, que promueven el crecimiento, el metabolismo y el funcionamiento normal, son impulsadas por señales químicas del hipotálamo.

Estas hormonas, a su vez, se comunican con el hipotálamo para proporcionar información sobre el estado funcional del cuerpo. El daño al hipotálamo puede dañar uno o todos estos sistemas hormonales y tener consecuencias desastrosas, provocando la interrupción completa de la producción de hormonas.

Dr. Daniel Murrell Las respuestas representan las opiniones de nuestros expertos médicos. Todo el contenido es estrictamente informativo y no debe considerarse un consejo médico.

none:  enfermedad de Parkinson diabetes odontología