¿Pueden los cambios en la dieta ayudar al acné?

Se necesita más investigación, pero la dieta puede desempeñar un papel en el desarrollo del acné.Alguna evidencia sugiere que una persona puede reducir o prevenir los brotes de acné consumiendo más ácidos grasos omega-3, menos productos lácteos y menos alimentos con un índice glucémico alto.

Afectando hasta 50 millones de personas en los Estados Unidos cada año, el acné es la afección cutánea más común en el país. A menudo comienza durante la pubertad y es especialmente frecuente entre los 12 y los 24 años.

El acné puede causar piel grasa y varios tipos de lesiones, incluidas las espinillas. Los síntomas varían de leves a graves y pueden afectar la calidad de vida de una persona.

Si bien actualmente no existe una cura para el acné, la gama de tratamientos efectivos incluye medicamentos recetados y geles y cremas de venta libre. Los cambios en el estilo de vida también pueden ayudar a reducir los síntomas y prevenir los brotes.

Algunas personas creen que la dieta juega un papel importante. Los resultados de una encuesta de 2016 mostraron que el 71 por ciento de los participantes pensaba que los alimentos fritos o grasosos causaban acné. Otros pensaron que el chocolate, los lácteos y las bebidas gaseosas eran los responsables.

En la comunidad médica, existe un amplio debate sobre el impacto de la dieta. Si bien muchos expertos alguna vez pensaron que la dieta no tenía ningún papel en el desarrollo del acné, los resultados de algunos estudios recientes sugieren lo contrario.

En este artículo, examinamos los efectos de la dieta en la piel y exploramos qué alimentos pueden provocar o reducir los brotes de acné. También describimos consejos generales para tratar el acné.

¿Cómo afecta la dieta a la piel?

Estudios recientes sugieren que la dieta puede afectar el acné.

El acné se desarrolla cuando los poros de la piel se obstruyen con células muertas, bacterias o ambos. Esta obstrucción también ocurre cuando el cuerpo produce demasiado sebo, un aceite que evita que la piel se seque.

Los poros obstruidos pueden provocar inflamación y provocar la formación de granos y otros tipos de lesiones.

Durante la pubertad, el cuerpo produce más de una hormona llamada factor de crecimiento similar a la insulina 1 (IGF-1). Algunos estudios sugieren que el IGF-1 puede aumentar la producción de sebo y empeorar los síntomas del acné.

Ciertos alimentos también pueden elevar los niveles de IGF-1. Evitar estos alimentos puede ayudar a mejorar los síntomas del acné y ayudar a prevenir los brotes.

Comidas que se deben evitar

Según los resultados de un estudio de 2016, es más probable que los siguientes alimentos aumenten los niveles de IGF-1 de una persona:

  • productos lácteos
  • alimentos con un índice glucémico alto (IG) y una carga glucémica elevada (GL)

La medición del IG determina qué tan rápido y qué tan alto un tipo de alimento puede elevar los niveles de azúcar en la sangre.

La medición de GL permite a una persona comparar tipos de alimentos con diferentes IG y tamaños de porciones.

Una persona puede calcular GL usando esta fórmula:

GL = GI x la cantidad de carbohidratos por porción (en gramos) / 100

Varias listas en línea proporcionan los IG de varios alimentos. Como regla muy general, los alimentos más procesados ​​tienden a tener IG y GL más altos.

Según la Asociación Estadounidense de Diabetes, los siguientes son ejemplos de alimentos con IG alto:

  • panes, especialmente pan blanco y bagels
  • cereales para el desayuno endulzados, como los que tienen copos de maíz, arroz inflado y copos de salvado
  • cereales instantáneos, como avena y sémola
  • algunas frutas y verduras, incluidos melones, piñas, calabazas y papas
  • pastas enriquecidas, como pasta a base de arroz
  • arroz blanco de grano corto
  • bocadillos, como pretzels, pasteles de arroz y palomitas de maíz

Los ejemplos de productos lácteos incluyen leche, queso, helado y yogur. Algunas personas con acné pueden beneficiarse al evitar estos alimentos.

Sin embargo, la Academia Estadounidense de Dermatología (AAD) sugiere que evitar los alimentos con IG alto puede ser más útil que evitar los productos lácteos.

Comer chocolate también puede empeorar los síntomas del acné. Este efecto es probablemente el resultado del alto contenido de azúcar del chocolate. Sin embargo, los resultados de un pequeño estudio sugirieron que el chocolate sin azúcar que contiene 100 por ciento de cacao también puede empeorar los síntomas en hombres jóvenes con antecedentes de acné.

Actualmente, parece haber poca evidencia de que los alimentos grasosos causen acné. Las glándulas sebáceas hiperactivas causan piel grasa, no la grasa y el aceite de los alimentos.

¿Qué alimentos pueden ayudar a mejorar el acné?

El tofu y el arroz salvaje pueden ayudar a mejorar el acné.

La investigación es aún menos clara cuando se trata de identificar alimentos que puedan combatir o prevenir el acné.

Sin embargo, aunque se necesita más investigación, una dieta rica en ácidos grasos omega-3 puede reducir la inflamación y mejorar los síntomas del acné.

Los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 incluyen:

  • pescado, como caballa, salmón y sardinas
  • huevos de pasto
  • soja y productos de soya, como tofu
  • espinaca y col rizada
  • frijoles blancos
  • carne de vacuno alimentado a hierba
  • nueces, como nueces y almendras
  • semillas de lino
  • semillas de mostaza
  • arroz salvaje

Aunque se requieren más estudios, la evidencia limitada sugiere que los alimentos ricos en antioxidantes y fibra dietética también pueden combatir el acné.

Elaborar una dieta anti-acné

Con tanta incertidumbre en torno a los efectos de la dieta sobre el acné, puede ser difícil saber qué alimentos probar y cuáles evitar.

Además, ciertas estrategias pueden funcionar para algunas personas pero no para otras.

Llevar un diario de alimentos puede ayudar a una persona a identificar los alimentos que desencadenan o empeoran los brotes de acné. Registre cada comida y refrigerio y registre el tipo y la gravedad de los síntomas del acné que se desarrollan cada día.

Una persona debe hacer esto durante algunas semanas o más y llevar el diario a una cita con un médico o dermatólogo.

El médico puede ayudar a encontrar vínculos entre el momento de los brotes y las entradas en el diario de alimentos. También pueden asesorar sobre cambios en la dieta.

Al cambiar la dieta, es importante tener paciencia. Según la AAD, pueden pasar hasta 12 semanas para que un cambio en la dieta tenga un efecto notable en la piel.

Consejos generales para tratar el acné

Lavarse la cara después de sudar puede ayudar a tratar el acné.

Hay una variedad de medicamentos recetados y de venta libre disponibles.

Un médico puede asesorar sobre un curso de tratamiento adecuado, que dependerá de la gravedad de los síntomas. Para el acné severo, el médico puede derivar a una persona a un dermatólogo.

Los consejos generales para controlar el acné incluyen:

  • lavarse la piel y la cara dos veces al día y después de sudar o hacer deporte
  • lavar el cabello, especialmente el cabello graso, con champú regularmente
  • utilizando productos y cosméticos para el cuidado de la piel suaves y sin aceite
  • evitar pellizcarse, rascarse o tocar las espinillas
  • evitando la exposición prolongada al sol

Según la AAD, una persona también debe considerar la relación entre el estrés y el acné. El estrés hace que el cuerpo produzca más de una hormona llamada andrógeno, que estimula las glándulas sebáceas de la piel. Luego producen más aceite y esto puede causar acné.

El acné también puede afectar la autoestima de una persona y provocar depresión, especialmente en adolescentes y adultos jóvenes. La AAD recomienda tomar el acné en serio y enfatizar la importancia de manejar el estrés y estar atento a los signos de depresión.

panorama

Alguna evidencia sugiere que los factores dietéticos pueden afectar el acné, aunque se necesita una investigación concluyente.

Algunas personas con acné pueden beneficiarse al hacer los siguientes cambios en la dieta:

  • consumir más alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, fibra y plantas
  • Evitar los productos lácteos y los alimentos con IG y GL altos.

Seguir la dieta mediterránea es una excelente forma de incorporar estos cambios. Además, un diario de alimentos puede ayudar a una persona a identificar los alimentos que desencadenan o empeoran su acné.

Los cambios en la dieta por sí solos no eliminarán los brotes de acné y es importante seguir una rutina de tratamiento regular.

none:  enfermedad del corazón fibrosis quística enfermedad de Huntington