¿Qué efecto tiene el TDAH sobre la sexualidad?

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) causa una variedad de síntomas, que incluyen hiperactividad, dificultad para prestar atención y problemas de conducta. El TDAH también puede afectar las relaciones románticas, los sentimientos de autoestima o incluso la capacidad de desempeñarse sexualmente.

Estos marcadores no se utilizan para hacer un diagnóstico y pueden deberse al trastorno en sí o desarrollarse como un efecto secundario de los medicamentos utilizados para el tratamiento.

Aunque el TDAH se diagnostica con frecuencia en la infancia, afecta la vida de muchos adultos. Algunos adultos con TDAH informan haber experimentado cambios en su vida sexual.

¿Cómo afecta el TDAH a la sexualidad?

Es difícil precisar los síntomas porque estos cambios pueden afectar a todos de manera diferente:

Hiposexualidad

Una persona con TDAH puede tener un deseo sexual bajo.

Algunas personas con TDAH informan cambios en su deseo sexual.

Algunos experimentan hiposexualidad o pérdida del deseo sexual.

Una persona que experimenta hiposexualidad puede no tener ningún interés en la actividad sexual.

Es posible que les resulte difícil concentrarse en el sexo, perder interés en medio de la actividad sexual o distraerse con facilidad.

La hiposexualidad puede ser un síntoma del TDAH en algunos casos, pero también es un posible efecto secundario de algunos medicamentos para el TDAH o antidepresivos que se utilizan a menudo para tratar los síntomas del TDAH.

Incapacidad para llegar al orgasmo

Muchas personas con TDAH experimentan otros problemas además de su deseo sexual. Algunas personas pueden tener un deseo sexual saludable pero tienen dificultades para alcanzar el orgasmo, incluso después de una estimulación prolongada. Esto puede deberse al aburrimiento, problemas para mantenerse concentrado u otros sentimientos. En algunos casos, la incapacidad para llegar al orgasmo es un efecto secundario de los medicamentos.

Hipersensibilidad

Muchas personas con TDAH experimentan hipersensibilidad física a una variedad de cosas, incluido el tacto.

Ser hipersensible puede significar que la estimulación de sus genitales puede ser incómoda o incluso dolorosa en alguien con TDAH. Esta sensibilidad también puede extenderse a otros sentidos.

Los olores o sabores asociados con el sexo pueden reducir la excitación o dificultar que una persona se concentre en el acto en sí, lo que puede ocasionar dificultades para mantenerse excitado.

Hiperactividad

La hiperactividad, que es un síntoma estrechamente asociado con el TDAH, también podría afectar la vida sexual de una persona. Las personas con TDAH pueden tener dificultades para relajarse o descansar, lo que podría dificultar que se exciten. También pueden sentir la necesidad de cambiar de posición con frecuencia o pueden ser incapaces de mantenerse concentrados el tiempo suficiente para tener relaciones sexuales.

Otros sintomas

Los adultos con TDAH también pueden presentar una variedad de otros síntomas que pueden incluir inestabilidad emocional o síntomas de ansiedad y depresión. Síntomas como estos pueden ser extremadamente desafiantes en el día a día y también pueden afectar la vida sexual de una persona.

Estos problemas emocionales pueden poner estrés en una relación romántica, haciendo que una situación difícil sea aún más difícil que antes.

Estos sentimientos de ansiedad e inestabilidad también pueden afectar a una persona con TDAH que no tiene una relación sentimental. Estas emociones pueden conducir a la renuencia a buscar relaciones saludables con otras personas o la preocupación por su sexualidad individual.

Superar las dificultades sexuales del TDAH

Hay muchas técnicas y estrategias de afrontamiento que las personas con TDAH pueden aprender para mejorar sus relaciones sexuales con otras personas:

Comunicación

Hablar de cuestiones sexuales con una pareja puede ayudar a mejorar la situación.

La comunicación es vital.Hablar de cualquier problema sexual con su pareja puede ayudarlos a comprender mejor cómo pueden ayudar.

También puede aliviar cualquier incertidumbre que puedan tener sobre la situación. Una persona con TDAH puede tener dificultades para comunicarse al principio.

Sin embargo, expresar abiertamente las necesidades individuales o hablar sobre áreas problemáticas con intimidad puede tranquilizar a ambas personas y ayudarlas a relajarse y disfrutar más del sexo.

Evita sensaciones

El romance y la sexualidad pueden implicar el uso de muchos sentidos, como el olfato y el tacto. Sin embargo, estas sensaciones pueden no ser adecuadas para personas con TDAH que son hipersensibles. Por ejemplo, las velas aromáticas, el incienso o los aceites para masajes pueden distraer demasiado a algunas personas, mientras que otras pueden ser sensibles a la luz o los sonidos.

Cuando una persona identifica lo que le funciona y lo que no, debe hacérselo saber a su pareja, lo que debería ayudar a crear una atmósfera sexual acogedora.

Eliminar distracciones

Mientras que algunas personas encuentran que la música ambiental o el ruido de fondo son calmantes, alguien con TDAH puede distraerlo.

Apagar la televisión, la radio o la computadora durante las relaciones sexuales puede ayudar a evitar estas distracciones. Sin embargo, las distracciones pueden variar desde el sonido de un ventilador en la habitación hasta la visión de un proyecto sin terminar sobre la mesa. Estas distracciones pueden ser suficientes para reducir la excitación en algunas personas.

Nuevamente, la comunicación es esencial. Cuando las personas saben qué distracción evitar, pueden encontrar que sus momentos románticos están más presentes y enfocados.

Hacer cambios

Para las personas que parecen estar perdiendo el interés en el sexo, hacer cambios en su juego, técnicas o incluso ubicaciones sexuales puede proporcionar suficientes estímulos para mejorar la excitación y aumentar su satisfacción sexual.

Siempre comunique esto a su pareja sexual, pero cambiar la rutina sexual puede ser el camino a seguir para algunas personas.

Enfócate en estar presente

La práctica de ejercicios de atención plena, como la meditación o el yoga, puede ayudar a calmar a una persona antes de tener relaciones sexuales.

Hacer un esfuerzo por mantenerse concentrado en lo que está sucediendo en el momento puede ayudar a evitar que la mente de una persona se desvíe.

Aprender a concentrarse requiere práctica, y las actividades de atención plena, como la meditación, los ejercicios de respiración o el yoga, pueden ser un buen punto de partida.

Hacer estas actividades con una pareja antes del sexo puede ayudar a calmar a ambas personas, permitiéndoles entrar en un estado más relajado.

Planificación

A veces, los problemas con el sexo pueden superarse estableciendo un horario y cumpliéndolo. Programar sexo puede parecer poco romántico, pero puede tranquilizar a algunas personas. Saber que tienen un tiempo específico para concentrarse en el sexo puede ayudar a aliviar la ansiedad de una persona o ayudarla a prepararse para ella.

Quitar

Algunos de los síntomas del TDAH pueden crear dificultades en la vida sexual y las relaciones románticas de una persona. La clave para cambiar estos síntomas puede variar de persona a persona, pero la paciencia y la comunicación entre los socios son cruciales.

En muchos casos, un terapeuta sexual o consejero de relaciones con experiencia en ayudar a las personas con TDAH puede brindar orientación y ayudar a las personas con TDAH a encontrar la felicidad y la expresión en sus relaciones sexuales.

none:  urología - nefrología innovación médica psicología - psiquiatría