Insuficiencia venosa crónica: lo que debe saber

La insuficiencia venosa ocurre cuando las válvulas en las venas de una persona no funcionan correctamente. Esto significa que las venas son menos capaces de transportar sangre de regreso al corazón.

La insuficiencia venosa es bastante común. Según la Sociedad de Cirugía Vascular, afecta hasta al 40 por ciento de las personas en los Estados Unidos.

También suele ser crónico. Esta afección causa hinchazón de piernas y pies, venas varicosas y dolor en las piernas.

En este artículo, cubrimos las causas y los factores de riesgo de la insuficiencia venosa, así como también cómo diagnosticarla y tratarla.

¿Qué es la insuficiencia venosa?

Los síntomas de insuficiencia venosa pueden incluir dolor sordo e hinchazón en las piernas y coágulos de sangre.

El corazón bombea sangre rica en oxígeno a través de las arterias al resto del cuerpo, mientras que las venas devuelven sangre desoxigenada al corazón.

Cuando una persona tiene insuficiencia venosa, sus venas tienen problemas para mover la sangre desoxigenada de los brazos y las piernas al corazón. Las válvulas defectuosas dentro de las venas generalmente causan insuficiencia venosa.

Las venas tienen válvulas formadas por dos aletas, que evitan el reflujo de sangre. Se llaman válvulas bicúspides. Si las venas se dañan o se dilatan, es posible que las válvulas no se cierren correctamente.

Cuando las válvulas no funcionan correctamente, la sangre fluirá de regreso a las venas en lugar de hacia el corazón. Esto hace que la sangre se acumule en las venas, a menudo en las piernas y los pies.

Esto da como resultado muchos de los síntomas asociados con la insuficiencia venosa, como decoloración de la piel, hinchazón y dolor.

Síntomas

Algunos de los síntomas de la insuficiencia venosa incluyen:

  • pesadez, palpitaciones o dolor sordo en las piernas
  • hinchazón de piernas y tobillos
  • calambres o picazón en las piernas
  • parches de piel más oscura y marrón
  • piel más gruesa o más dura en las piernas o los tobillos
  • heridas abiertas
  • coágulos de sangre
  • venas varicosas

Causas y factores de riesgo

Las venas varicosas pueden causar insuficiencia venosa.

Es más probable que los siguientes factores causen insuficiencia venosa:

  • tener antecedentes familiares de la afección
  • tener coágulos de sangre
  • tener venas varicosas
  • estar embarazada
  • tener obesidad
  • de fumar
  • tener flebitis o hinchazón de las venas superficiales
  • sentado o de pie durante largos períodos de tiempo

Tratos

El mejor tratamiento para la insuficiencia venosa crónica variará de una persona a otra. Los médicos deben considerar varios factores antes de decidir cuál es el mejor curso de tratamiento.

Algunos de estos factores incluyen la causa y los síntomas de la insuficiencia venosa y la edad y el estado de salud de la persona.

Los tratamientos para la insuficiencia venosa crónica incluyen los siguientes:

Medicamentos

Los proveedores de atención médica pueden recetar medicamentos que mejoran el flujo sanguíneo a través de los vasos. Algunos medicamentos que pueden ayudar a tratar la insuficiencia venosa incluyen:

  • diuréticos, que son medicamentos que eliminan el exceso de líquido del cuerpo
  • pentoxifilina, que reduce la inflamación y mejora el flujo sanguíneo
  • diluyentes de la sangre o anticoagulantes, que previenen la formación de coágulos de sangre

Remedios caseros

Las personas pueden reducir los síntomas de la insuficiencia venosa en el hogar utilizando los siguientes métodos:

  • Usar medias de compresión. Se trata de medias elásticas especiales que aplican presión en la parte inferior de la pierna y el pie. Las medias de compresión ayudan a reducir la hinchazón y mejoran el flujo sanguíneo.
  • Elevando las piernas por encima del corazón. Esto ayuda a sacar sangre de las piernas hacia el corazón.
  • Practicar una buena higiene de la piel. Las personas con insuficiencia venosa pueden desarrollar problemas en la piel, como dermatitis, celulitis o atrofia blanca (atrofia blanca).

Las personas con insuficiencia venosa pueden cuidar su piel utilizando los siguientes métodos:

  • manteniéndolo hidratado para que no se seque ni se descame
  • exfoliar regularmente para eliminar las células muertas de la piel
  • aplicar ungüentos tópicos según las instrucciones de su proveedor de atención médica

Procedimientos no quirúrgicos

Los siguientes métodos no quirúrgicos pueden ayudar a tratar la insuficiencia venosa:

Ablación

En algunos casos, los médicos recomendarán destruir las venas dañadas en un proceso llamado ablación. Destruyen las venas aplicando calor o productos químicos.

Escleroterapia

En la escleroterapia, un médico inyectará una solución líquida o espumosa en la vena dañada. La vena reacciona a la solución y se hincha y se cierra. Luego, el cuerpo absorbe la vena y redirige la sangre a otras venas sanas.

Flebectomía

Una flebectomía es un procedimiento mínimamente invasivo en el que un profesional médico extrae las venas varicosas mediante pequeños pinchazos en la piel.

Terapia con láser

La terapia con láser es un procedimiento relativamente nuevo en el que un médico usa láseres para cerrar las venas dañadas.

Procedimientos quirúrgicos

Las personas con casos graves de insuficiencia venosa pueden requerir cirugía. Algunos procedimientos quirúrgicos que tratan la insuficiencia venosa incluyen:

  • reparación de venas o válvulas dañadas
  • pelar o eliminar las venas dañadas
  • implantar un pequeño tubo de malla, llamado stent, para ensanchar la vena
  • Ligadura, en la que un médico corta las venas a través de una pequeña incisión en la piel.

Tipos de insuficiencia venosa

La insuficiencia venosa crónica se divide en tres categorías diferentes según la gravedad de los síntomas.

  • Etapa 1. La hinchazón y los cambios en la pigmentación de la piel caracterizan esta etapa.
  • Etapa 2. Esta etapa se caracteriza por hinchazón, cambios en la pigmentación de la piel y dermatitis.
  • Etapa 3. Inflamación, cambios en la pigmentación de la piel, venas varicosas y úlceras caracterizan esta etapa.

La insuficiencia venosa puede causar hipertensión venosa crónica, una condición caracterizada por presión arterial alta en las venas de las piernas. Los coágulos de sangre u otros bloqueos en las venas también pueden provocar esta afección.

Si no se trata, la hipertensión venosa crónica puede causar anomalías en los capilares dentro de los tejidos de la pierna, lo que resulta en ulceración, hinchazón e hiperpigmentación. Esta es una afección en la que los parches de piel se vuelven más oscuros de lo habitual.

Diagnóstico

Un médico puede solicitar una resonancia magnética para diagnosticar la insuficiencia venosa.

Un examen físico es el primer paso para diagnosticar la insuficiencia venosa. Un médico también revisará el historial médico de una persona y su estado de salud actual antes de hacer un diagnóstico.

Los procedimientos de diagnóstico que ayudan a determinar si una persona tiene insuficiencia venosa incluyen:

  • Venograma. Este examen utiliza tecnología de rayos X para examinar cómo fluye la sangre a través de las venas. Requiere inyectar material de contraste en una vena. Los médicos utilizan venogramas para localizar coágulos de sangre y evaluar las venas varicosas.
  • Ultrasonido dúplex. Esta prueba no invasiva examina la velocidad y la dirección del flujo sanguíneo a través de las venas y arterias.

Las pruebas médicas adicionales para la insuficiencia venosa pueden incluir:

  • Tomografía computarizada
  • resonancia magnética
  • análisis de sangre

Prevención

Muchos de los factores de riesgo asociados con la insuficiencia venosa están relacionados con el estilo de vida de una persona. Las personas pueden reducir el riesgo de desarrollar insuficiencia venosa haciendo pequeños ajustes en el estilo de vida, como:

  • hacer ejercicio con regularidad
  • evitando usar tacones altos
  • evitar estar de pie o sentado durante largos períodos de tiempo
  • mantener un peso corporal saludable

Resumen

La insuficiencia venosa es una afección común en la que la sangre no fluye suavemente a través de las venas y regresa al corazón. Esto se debe a válvulas defectuosas en las venas.

La insuficiencia venosa es una condición común. No pone en peligro la vida, pero suele ser crónico.

Los síntomas de insuficiencia venosa incluyen venas varicosas, hinchazón y piernas pesadas y doloridas.

Si no se trata, la insuficiencia venosa puede provocar otras afecciones de salud, como dermatitis, ulceración venosa e hipertensión venosa crónica.

El tratamiento de la insuficiencia venosa varía según la gravedad de los síntomas, el historial médico del individuo y el estado de salud actual, y la causa de la afección.

Los tratamientos para la insuficiencia venosa se centran en controlar los síntomas y prevenir complicaciones adicionales. Aquellos que han tenido insuficiencia venosa requieren atención continua incluso después de un tratamiento exitoso, ya que la afección a menudo reaparece.

none:  golpe seguro médico - seguro médico colitis ulcerosa