¿Qué es un dolor de cabeza cervicogénico?

Un dolor de cabeza cervicogénico es un dolor que se desarrolla en el cuello, aunque una persona siente el dolor en la cabeza.

Las cefaleas cervicogénicas son cefaleas secundarias. Los dolores de cabeza secundarios son los causados ​​por una afección subyacente, como lesiones en el cuello, infecciones o hipertensión arterial grave. Esto los diferencia de los dolores de cabeza primarios, como las migrañas y los dolores de cabeza en racimo.

El dolor causado por un dolor de cabeza cervicogénico comienza en el cuello y la parte posterior de la cabeza y se irradia hacia la parte frontal de la cabeza. Las personas pueden confundir los dolores de cabeza cervicogénicos con migrañas y dolores de cabeza tensionales, los cuales pueden causar dolor de cuello.

En este artículo, discutimos algunos síntomas, causas y tratamientos para los dolores de cabeza cervicogénicos.

Síntomas

Un dolor de cabeza cervicogénico puede causar dolor y rigidez en el cuello.

Por lo general, las personas que tienen dolores de cabeza cervicogénicos experimentan un dolor de cabeza acompañado de dolor de cuello y rigidez. Ciertos movimientos del cuello pueden provocar dolores de cabeza cervicogénicos.

En la mayoría de los casos, los dolores de cabeza cervicogénicos se desarrollan en un lado de la cabeza, comenzando desde la parte posterior de la cabeza y el cuello e irradiando hacia el frente.

Algunos otros síntomas de un dolor de cabeza cervicogénico incluyen:

  • un rango de movimiento reducido en el cuello
  • dolor en un lado de la cara o la cabeza
  • dolor y rigidez del cuello
  • dolor alrededor de los ojos
  • dolor en el cuello, hombro o brazo en un lado
  • dolor de cabeza que se desencadena por ciertos movimientos o posiciones del cuello
  • sensibilidad a la luz y al ruido
  • náusea
  • visión borrosa

¿Qué causa un dolor de cabeza cervicogénico?

Los dolores de cabeza cervicogénicos son el resultado de problemas estructurales en el cuello y, a menudo, se deben a problemas con las vértebras en la parte superior de la columna, llamadas vértebras cervicales, y específicamente la vértebra C2-3.

Algunas personas desarrollan dolores de cabeza cervicogénicos porque trabajan en trabajos que les obligan a esforzarse mucho. Estos trabajos incluyen estilistas, trabajadores manuales y conductores.

Las personas también pueden desarrollar dolores de cabeza cervicogénicos después de una lesión en el cuello. Esto se conoce mejor como latigazo cervical.

Algunas afecciones médicas que pueden causar dolores de cabeza cervicogénicos incluyen:

  • tumores
  • fracturas
  • infecciones
  • artritis de la columna superior
  • latigazo cervical u otra lesión en el cuello

Tratamiento

Los tratamientos para los dolores de cabeza cervicogénicos se centran en eliminar la causa del dolor. Los tratamientos varían según la persona y la gravedad de sus síntomas.

Algunos tratamientos para los dolores de cabeza cervicogénicos incluyen:

Medicamentos

Una variedad de medicamentos puede ayudar a tratar los dolores de cabeza cervicogénicos.

Un proveedor de atención médica puede recomendar analgésicos recetados o de venta libre para aliviar los síntomas dolorosos o incómodos. Los medicamentos que tratan los dolores de cabeza cervicogénicos incluyen:

  • antiinflamatorios no esteroides (AINE), como aspirina o ibuprofeno
  • relajantes musculares
  • medicamentos anticonvulsivos
  • antidepresivos

Terapia física

La fisioterapia es un tratamiento eficaz para las cefaleas cervicogénicas ya que suele ser la causa de un problema estructural en el cuello.

Las personas pueden trabajar con un fisioterapeuta para desarrollar programas de tratamiento especializados. En la primera cita, un fisioterapeuta identificará la fuente del dolor. A partir de ahí, pueden estimular el tejido blando y mover las articulaciones para aliviar los síntomas dolorosos.

Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS)

Las unidades TENS usan pequeños electrodos que se colocan en la piel para enviar pequeñas señales eléctricas para estimular los nervios cerca de la fuente del dolor. La TENS puede ayudar a algunas personas con dolor de cabeza cervicogénico, pero el alivio no suele durar mucho.

Ablación por radiofrecuencia

Las personas con dolores de cabeza crónicos pueden beneficiarse de la ablación por radiofrecuencia. También llamado neurólisis por radiofrecuencia, este procedimiento implica el uso de ondas de radio para calentar la punta de una aguja. Luego, un médico aplicará la aguja al nervio que está causando el dolor. El calor de la aguja amortigua efectivamente el nervio, interrumpiendo la capacidad del nervio para enviar señales de dolor al cerebro.

Bloqueos nerviosos

Un médico puede inyectar analgésicos en los nervios y las articulaciones de la cabeza y el cuello. A menudo, estos alivian el dolor y pueden ayudar a determinar la fuente del dolor.

Neuromodulacion

La neuromodulación es una cirugía que consiste en colocar electrodos en la parte posterior de la cabeza o el cuello. Cuando se conectan a un generador de impulsos a través de un cable delgado, estos electrodos estimulan el nervio occipital, que va desde la parte superior de la médula espinal hasta la cabeza. Esta terapia puede ayudar a las personas con dolores de cabeza cervicogénicos cuando otros tratamientos no han funcionado.

Remedios caseros

Las personas también pueden probar una forma de fisioterapia llamada deslizamiento apofisario natural sostenido (SNAG). SNAG implica el uso de una toalla para manipular las áreas del cuello que están causando síntomas dolorosos. Un fisioterapeuta puede enseñarle a una persona cómo hacer SNAG en casa.

Las personas también pueden encontrar que los ejercicios específicos y los tratamientos alternativos ayudan a aliviar el dolor, incluidos los dolores de cabeza. Éstos incluyen:

  • técnicas de respiración profunda
  • yoga
  • regímenes de relajación

Complicaciones

Si no se trata, un dolor de cabeza cervicogénico puede volverse debilitante. Algunas personas también pueden experimentar dolores de cabeza cervicogénicos crónicos o recurrentes. Si esto le sucede a alguien, debe comunicarse con su proveedor de atención médica para analizar las opciones de tratamiento.

Cuando ver a un doctor

Si una persona experimenta confusión y pérdida de la visión junto con un dolor de cabeza, debe comunicarse con un profesional médico.

Las personas deben comunicarse con sus proveedores de atención médica si experimentan dolor de cabeza junto con:

  • dolor severo
  • fiebre
  • sarpullido
  • náuseas o vómitos
  • Confusión
  • problemas para hablar
  • Pérdida de la visión
  • dificultad para caminar
  • debilidad muscular

Resumen

Un dolor de cabeza cervicogénico es un tipo de dolor de cabeza secundario causado por problemas en el cuello. Las causas de un dolor de cabeza cervicogénico incluyen malformaciones de las vértebras cervicales, lesiones en el cuello, inflamación y otras afecciones médicas.

Si no se trata, un dolor de cabeza cervicogénico puede empeorar y volverse debilitante. Las personas pueden experimentar dolores de cabeza crónicos o recurrentes que no responden a la medicación.

Las personas que tienen dolores de cabeza crónicos cervicogénicos pueden trabajar con su proveedor de atención médica para desarrollar un plan de tratamiento integral que aborde sus síntomas.

Las personas pueden aliviar sus síntomas en casa o mediante una combinación de métodos terapéuticos, quirúrgicos y medicinales.

none:  la gripe porcina linfología linfedema salud de la mujer - ginecología