Qué saber sobre la sensibilidad abdominal

La sensibilidad abdominal es un tipo de dolor que alguien experimenta cuando aplica presión en el abdomen. Puede ocurrir debido a diversas enfermedades o si una persona experimenta un golpe físico en el abdomen.

Según un artículo que figura en el Revista internacional de medicina general, el dolor abdominal es la razón más común por la que las personas acuden a la sala de emergencias.

Una persona puede experimentar sensibilidad abdominal por varias razones diferentes. El abdomen contiene los órganos digestivos y reproductivos, por lo que la sensibilidad en el área tiende a relacionarse con estos órganos.

En este artículo, cubrimos varias causas posibles de sensibilidad abdominal. También discutimos los síntomas y el tratamiento.

Apendicitis

Un médico puede aplicar presión en el abdomen para ayudar a diagnosticar la causa de la sensibilidad.

La apendicitis ocurre cuando el apéndice de una persona se inflama.

El apéndice es una pequeña bolsa unida al intestino grueso. Aún no está claro si tiene una función o cuál podría ser esa función.

Los síntomas de la apendicitis incluyen:

  • dolor severo cerca del ombligo, que se mueve hacia abajo y hacia la derecha, empeorando en unas pocas horas
  • pérdida de apetito
  • sentirse y estar enfermo
  • diarrea o estreñimiento
  • fiebre
  • hinchazón en el abdomen

Según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK), para tratar la apendicitis, un profesional de la salud realizará una cirugía para extirpar el apéndice de la persona.

Gastritis

La gastritis ocurre cuando el revestimiento del estómago se inflama o se hincha. Puede suceder durante un corto período de tiempo o continuar durante mucho tiempo, según el tipo.

Esta condición puede ocurrir debido a:

  • una infección bacteriana
  • daño al revestimiento del estómago
  • una respuesta autoinmune

La gastritis puede causar dolor en la parte superior del abdomen. Una persona también puede sentirse y estar enferma. Sin embargo, algunas personas con gastritis no experimentan ningún síntoma.

La afección a veces puede desencadenar una hemorragia en el estómago. Este es un problema grave y puede provocar que una persona experimente los siguientes síntomas:

  • dificultad para respirar
  • sensación de desmayo
  • sangre en su vómito
  • heces alquitranadas, negras
  • sangre en sus heces
  • sintiéndose débil
  • apareciendo pálido

Un médico puede tratar los síntomas de la gastritis recetando antiácidos para reducir la cantidad de ácido en el estómago de una persona. Sin embargo, un médico también debe tratar la causa subyacente de la gastritis de una persona para asegurarse de que no vuelva a ocurrir.

Esto podría implicar recetar antibióticos a una persona para tratar una infección bacteriana, o aconsejarle sobre sustancias para evitar consumir que podrían estar causando su gastritis.

Diverticulitis

En la diverticulitis, pequeños sacos salen del colon de una persona. Si estos sacos, llamados divertículos, causan problemas a una persona, un médico puede diagnosticar diverticulitis.

No está claro por qué algunas personas desarrollan divertículos. La mayoría de las personas que los desarrollan no experimentarán ningún síntoma, pero algunas experimentarán hinchazón y dolor en el abdomen si sus divertículos se inflaman. Una persona con diverticulitis también puede experimentar:

  • diarrea o estreñimiento
  • fiebre
  • sentirse o estar enfermo

Según el NIDDK, los tratamientos para la diverticulitis pueden incluir comer más fibra o tomar suplementos de fibra, tomar ciertos medicamentos o tomar probióticos.

Enfermedad inflamatoria intestinal

La EII puede provocar pérdida de peso y cansancio.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) causa una inflamación continua en el tracto gastrointestinal. Ésta es la ruta que toma la comida a su paso por el cuerpo de una persona.

En la EII se incluyen dos afecciones: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. La principal diferencia entre ellos es que la enfermedad de Crohn puede afectar a todo el tracto gastrointestinal, mientras que la colitis ulcerosa solo afecta al colon y al recto.

La EII puede hacer que una persona experimente dolor en el abdomen. También pueden experimentar:

  • diarrea frecuente
  • sangre en sus heces
  • pérdida de peso
  • cansancio

No está claro por qué algunas personas tienen EII y otras no. Los expertos creen que la EII se produce debido a un problema con el sistema inmunológico de una persona. Los factores ambientales, la genética o una combinación de estos pueden desencadenar la afección.

Un médico puede recetar varios medicamentos para tratar la EII. Una persona también puede necesitar cirugía para extirpar partes del tracto gastrointestinal dañadas por la EII.

Lesiones deportivas

La sensibilidad abdominal puede ocurrir si una persona ha sufrido una lesión en el abdomen mientras practica deportes.

Según un artículo que aparece en el Revista internacional de fisioterapia deportiva, el abdomen es vulnerable a las lesiones debido a su tamaño y ubicación en el cuerpo de una persona, y porque no tiene una estructura protectora a su alrededor.

Según el artículo, las lesiones graves pueden incluir una hernia, en la que una parte del intestino sobresale a través de la pared abdominal.

Otras lesiones pueden incluir daño muscular, en el que los músculos del abdomen de una persona se tensan o desgarran por un golpe físico, y daño orgánico, en el que uno de los órganos abdominales de una persona puede sufrir un trauma o comenzar a sangrar.

Si una persona recibe un golpe en el abdomen mientras practica deportes, es importante que alguien con formación médica controle sus signos vitales y compruebe la sensibilidad al rebote.

La prueba de rebote implica ejercer presión sobre el abdomen de una persona durante unos segundos y luego soltarlo rápidamente. Si la persona siente dolor al ser liberada, es posible que tenga daño en un órgano y necesite atención médica urgente.

panorama

Hay muchas causas posibles de dolor abdominal a la palpación. Debido a esto, diagnosticar el problema con precisión puede llevar algún tiempo a un profesional médico.

Según un artículo de la Revista internacional de medicina general, un diagnóstico erróneo también puede ser un problema.

Una vez que un médico ha determinado la causa de la sensibilidad abdominal de una persona, puede asegurarse de que la persona esté recibiendo el mejor tratamiento para el problema subyacente y aliviar cualquier síntoma que esté experimentando.

none:  ensayos clínicos - ensayos de fármacos mrsa - resistencia a los medicamentos próstata - cáncer de próstata