Qué saber sobre la enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es una afección neurológica en la que la muerte de las células cerebrales provoca pérdida de memoria y deterioro cognitivo.

Es el tipo más común de demencia y representa alrededor del 60 al 80% de los casos de demencia en los Estados Unidos.

La enfermedad de Alzheimer afecta a alrededor de 5 millones de personas en los EE. UU. Las estimaciones sugieren que este número casi se triplicará para el 2060.

La afección generalmente afecta a personas de 65 años o más, y solo el 10% de los casos ocurren en personas más jóvenes.

Este artículo proporciona una descripción general de la enfermedad de Alzheimer, incluidos sus síntomas, causas y posibles opciones de tratamiento.

¿Qué es la enfermedad de Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer es una afección que afecta al cerebro. Los síntomas son leves al principio y se vuelven más graves con el tiempo. Lleva el nombre del Dr. Alois Alzheimer, quien describió por primera vez la afección en 1906.

Los síntomas comunes de la enfermedad de Alzheimer incluyen pérdida de memoria, problemas de lenguaje y comportamiento impulsivo o impredecible.

Una de las principales características de la afección es la presencia de placas y ovillos en el cerebro. Otra característica es la pérdida de conexión entre las células nerviosas o neuronas del cerebro.

Estas características significan que la información no puede pasar fácilmente entre diferentes áreas del cerebro o entre el cerebro y los músculos u órganos.

A medida que los síntomas empeoran, a las personas les resulta más difícil recordar eventos recientes, razonar y reconocer a las personas que conocen. Eventualmente, una persona con la enfermedad de Alzheimer puede necesitar asistencia a tiempo completo.

Según el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, la enfermedad de Alzheimer es la sexta causa principal de muerte en los EE. UU. Sin embargo, otras estimaciones recientes sugieren que puede ser la tercera causa principal de muerte, justo detrás de las enfermedades cardíacas y el cáncer.

Síntomas

La enfermedad de Alzheimer es una afección progresiva, lo que significa que los síntomas empeoran con el tiempo. La pérdida de memoria es una característica clave y tiende a ser uno de los primeros síntomas en desarrollarse.

Los síntomas aparecen gradualmente, durante meses o años. Si se desarrollan durante horas o días, una persona puede requerir atención médica, ya que esto podría indicar un accidente cerebrovascular.

Los síntomas de la enfermedad de Alzheimer incluyen:

  • Pérdida de memoria: una persona puede tener dificultades para asimilar información nueva y recordar información. Esto puede llevar a:
    • repetir preguntas o conversaciones
    • perder objetos
    • olvidarse de eventos o citas
    • deambular o perderse
  • Déficits cognitivos: una persona puede experimentar dificultades con el razonamiento, las tareas complejas y el juicio. Esto puede llevar a:
    • una comprensión reducida de la seguridad y los riesgos
    • dificultad con el dinero o el pago de facturas
    • dificultad para tomar decisiones
    • dificultad para completar tareas que tienen varias etapas, como vestirse
  • Problemas con el reconocimiento: una persona puede volverse menos capaz de reconocer caras u objetos o menos capaz de usar herramientas básicas. Estos problemas no se deben a problemas de visión.
  • Problemas con la conciencia espacial: una persona puede tener dificultades con su equilibrio, tropezar o derramar cosas con más frecuencia, o puede tener dificultades para orientar la ropa hacia su cuerpo al vestirse.
  • Problemas para hablar, leer o escribir: una persona puede desarrollar dificultades para pensar en palabras comunes o puede cometer más errores en el habla, la ortografía o la escritura.
  • Cambios en la personalidad o el comportamiento: una persona puede experimentar cambios en la personalidad y el comportamiento que incluyen:
    • enfadarse, enojarse o preocuparse con más frecuencia que antes
    • una pérdida de interés o motivación por las actividades que normalmente disfrutan
    • una pérdida de empatía
    • comportamiento compulsivo, obsesivo o socialmente inapropiado

En 2016, los investigadores publicaron hallazgos que sugerían que un cambio en el sentido del humor de la persona también podría ser un síntoma temprano de la enfermedad de Alzheimer.

Etapas

La enfermedad de Alzheimer puede variar de leve a grave. La escala varía desde un estado de deterioro leve hasta un deterioro moderado, antes de llegar finalmente a un deterioro cognitivo severo.

Las secciones siguientes discutirán las etapas de la enfermedad de Alzheimer y algunos de los síntomas que las caracterizan.

Enfermedad de Alzheimer leve

Las personas con enfermedad de Alzheimer leve desarrollan problemas de memoria y dificultades cognitivas que pueden incluir lo siguiente:

  • tardando más de lo habitual en realizar las tareas diarias
  • dificultad para manejar el dinero o pagar las facturas
  • vagando y perdiéndose
  • experimentar cambios de personalidad y comportamiento, como enojarse o enojarse más fácilmente, esconder cosas o caminar de un lado a otro

Enfermedad de Alzheimer moderada

En la enfermedad de Alzheimer moderada, las partes del cerebro responsables del lenguaje, los sentidos, el razonamiento y la conciencia están dañadas. Esto puede provocar los siguientes síntomas:

  • mayor pérdida de memoria y confusión
  • dificultad para reconocer a amigos o familiares
  • incapacidad para aprender cosas nuevas
  • dificultad para realizar tareas con varias etapas, como vestirse
  • dificultad para afrontar situaciones nuevas
  • comportamiento impulsivo
  • alucinaciones, delirios o paranoia

Enfermedad de Alzheimer grave

En la enfermedad de Alzheimer grave, las placas y los ovillos están presentes en todo el cerebro, lo que hace que el tejido cerebral se contraiga sustancialmente. Esto puede llevar a:

  • una incapacidad para comunicarse
  • dependencia de otros para el cuidado
  • no poder salir de la cama todo el tiempo o la mayor parte del tiempo

Enfermedad de Alzheimer de aparición temprana

Aunque la edad es el principal factor de riesgo de la enfermedad de Alzheimer, esta no es solo una condición que afecta a los adultos mayores.

Según la Asociación de Alzheimer, la enfermedad de Alzheimer de aparición temprana afecta a alrededor de 200.000 adultos estadounidenses menores de 65 años. Muchas personas con esta afección tienen entre 40 y 50 años.

En muchos casos, los médicos no saben por qué las personas más jóvenes desarrollan esta afección. Varios genes raros pueden causar la afección. Cuando existe una causa genética, se conoce como enfermedad de Alzheimer familiar.

Obtenga más información sobre la enfermedad de Alzheimer de aparición temprana aquí.

Enfermedad de Alzheimer frente a otros tipos de demencia

La demencia es un término genérico para una variedad de condiciones que implican una pérdida del funcionamiento cognitivo.

La enfermedad de Alzheimer es el tipo de demencia más común. Implica la formación de placas y ovillos en el cerebro. Los síntomas comienzan gradualmente y es más probable que incluyan una disminución en la función cognitiva y la capacidad del lenguaje.

Otros tipos de demencia incluyen la enfermedad de Huntington, la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob. Una persona puede tener más de un tipo de demencia.

Diagnóstico

Para recibir un diagnóstico de Alzheimer, una persona experimentará pérdida de memoria, deterioro cognitivo o cambios de comportamiento que están afectando su capacidad para funcionar en su vida diaria.

Los amigos y la familia pueden notar los síntomas de la demencia antes que la propia persona.

No existe una prueba única para la enfermedad de Alzheimer. Si un médico sospecha la presencia de la afección, le preguntará a la persona, y a veces a su familia o cuidadores, sobre sus síntomas, experiencias e historial médico.

El médico también puede realizar las siguientes pruebas:

  • pruebas cognitivas y de memoria, para evaluar la capacidad de la persona para pensar y recordar
  • Pruebas de función neurológica, para evaluar su equilibrio, sentidos y reflejos.
  • análisis de sangre u orina
  • una tomografía computarizada o una resonancia magnética del cerebro
  • Prueba genética

Hay varias herramientas de evaluación disponibles para evaluar la función cognitiva.

En algunos casos, las pruebas genéticas pueden ser apropiadas, ya que los síntomas de la demencia pueden estar relacionados con una afección hereditaria como la enfermedad de Huntington.

Algunas formas de APOE El gen e4 está asociado con una mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

La prueba temprana de genes relevantes podría indicar la probabilidad de que alguien tenga o desarrolle la afección. Sin embargo, la prueba es controvertida y los resultados no son del todo fiables.

Tratos

No existe una cura conocida para la enfermedad de Alzheimer. No es posible revertir la muerte de las células cerebrales.

Sin embargo, los tratamientos pueden aliviar sus síntomas y mejorar la calidad de vida de la persona, su familia y sus cuidadores.

Los siguientes son elementos importantes de la atención de la demencia:

  • manejo efectivo de cualquier condición que ocurra junto con la enfermedad de Alzheimer
  • actividades y programas de guardería
  • participación de grupos de apoyo y servicios

Las secciones siguientes tratarán los medicamentos y tratamientos para los cambios de comportamiento.

Medicamentos para los síntomas cognitivos.

No hay medicamentos modificadores de la enfermedad disponibles para la enfermedad de Alzheimer, pero algunas opciones pueden reducir los síntomas y ayudar a mejorar la calidad de vida.

Los medicamentos llamados inhibidores de la colinesterasa pueden aliviar los síntomas cognitivos, incluida la pérdida de memoria, confusión, procesos de pensamiento alterados y problemas de juicio. Mejoran la comunicación neuronal a través del cerebro y ralentizan el progreso de estos síntomas.

Tres medicamentos comunes con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para tratar estos síntomas de la enfermedad de Alzheimer son:

  • donepezil (Aricept), para tratar todas las etapas
  • galantamina (Razadyne), para tratar estadios leves a moderados
  • rivastigmina (Exelon), para tratar estadios leves a moderados

Otro medicamento, llamado memantina (Namenda), tiene aprobación para tratar la enfermedad de Alzheimer de moderada a grave. También está disponible una combinación de memantina y donepezil (Namzaric).

Tratamientos emocionales y conductuales

Los cambios emocionales y de comportamiento relacionados con la enfermedad de Alzheimer pueden ser difíciles de manejar. Las personas pueden experimentar cada vez más irritabilidad, ansiedad, depresión, inquietud, problemas para dormir y otras dificultades.

El tratamiento de las causas subyacentes de estos cambios puede resultar útil. Algunos pueden ser efectos secundarios de los medicamentos, malestar por otras afecciones médicas o problemas de audición o visión.

Identificar qué desencadenó estos comportamientos y evitar o cambiar estas cosas puede ayudar a las personas a lidiar con los cambios. Los desencadenantes pueden incluir entornos cambiantes, nuevos cuidadores o que se le pida que se bañe o se cambie de ropa.

A menudo es posible cambiar el entorno para resolver obstáculos y aumentar la comodidad, la seguridad y la tranquilidad de la persona.

La Asociación de Alzheimer ofrece una lista de consejos útiles para los cuidadores.

En algunos casos, un médico puede recomendar medicamentos para estos síntomas, como:

  • antidepresivos, para el mal humor
  • medicamentos contra la ansiedad
  • fármacos antipsicóticos, para alucinaciones, delirios o agresión

Causas

Como todos los tipos de demencia, el Alzheimer se desarrolla debido a la muerte de las células cerebrales. Es una condición neurodegenerativa, lo que significa que la muerte de las células cerebrales ocurre con el tiempo.

En una persona con Alzheimer, el tejido cerebral tiene cada vez menos células nerviosas y conexiones, y pequeños depósitos, conocidos como placas y ovillos, se acumulan en el tejido nervioso.

Las placas se desarrollan entre las células cerebrales moribundas. Están hechos de una proteína conocida como beta-amiloide. Mientras tanto, los ovillos ocurren dentro de las células nerviosas. Están hechos de otra proteína, llamada tau.

Los investigadores no comprenden completamente por qué ocurren estos cambios. Pueden estar involucrados varios factores.

La Asociación de Alzheimer ha elaborado una guía visual para mostrar lo que sucede en el proceso de desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo inevitables de la enfermedad de Alzheimer incluyen:

  • envejecimiento
  • tener antecedentes familiares de la enfermedad de Alzheimer
  • llevando ciertos genes

Otros factores que aumentan el riesgo de Alzheimer incluyen lesiones cerebrales traumáticas graves o repetidas y la exposición a algunos contaminantes ambientales, como metales tóxicos, pesticidas y productos químicos industriales.

Los factores modificables que pueden ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer incluyen:

  • hacer ejercicio con regularidad
  • siguiendo una dieta variada y saludable
  • mantener un sistema cardiovascular saludable
  • Manejar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad e hipertensión arterial.
  • mantener el cerebro activo durante toda la vida

Resumen

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa. Una acumulación de placas y ovillos en el cerebro, junto con la muerte celular, causa pérdida de memoria y deterioro cognitivo.

Actualmente no existe cura, pero los medicamentos y otros tratamientos pueden ayudar a retrasar o aliviar los síntomas cognitivos, emocionales y conductuales y mejorar la calidad de vida de la persona.

none:  psicología - psiquiatría cardiovascular - cardiología industria farmacéutica - industria biotecnológica