Qué saber sobre el dolor muscular

Cualquier actividad física que ejerza una tensión excesiva o inusual en los músculos puede provocar dolor. Todo el mundo puede experimentar dolor muscular, incluso las personas que hacen ejercicio con regularidad y tienen una buena forma física.

El dolor muscular puede ser incómodo y perturbador. Sin embargo, el dolor suele desaparecer en unos pocos días.

Este artículo describe las causas del dolor muscular y la duración típica de los síntomas. También enumeramos los tratamientos que pueden ayudar a aliviar el dolor muscular, junto con investigaciones sobre su efectividad.

Causas

Una persona puede experimentar dolor muscular si realiza entrenamientos de mayor intensidad.

Durante la actividad física, los músculos del cuerpo se extienden y contraen para apoyar el movimiento. La actividad física prolongada o repetitiva puede sobrecargar los músculos. Esta actividad puede provocar dolor muscular.

Es más probable que se produzcan esfuerzos excesivos y dolor muscular después de una actividad física diferente a la normal. Esto puede deberse a:

  • hacer ejercicio con más frecuencia de lo habitual
  • haciendo entrenamientos de mayor intensidad
  • realizar entrenamientos más largos
  • introducir nuevos ejercicios en una rutina

El dolor muscular suele ocurrir varias horas después de la actividad física. Por esta razón, los médicos se refieren a la afección como dolor muscular de aparición tardía (DOMS). La mayoría de las personas experimenta DOMS en algún momento, independientemente de su condición física.

La causa exacta de DOMS aún no está clara. Algunos expertos creen que puede deberse a desgarros microscópicos en las fibras musculares, que pueden desarrollarse durante el ejercicio. Creen que el dolor muscular es el resultado de la curación del cuerpo de estas lágrimas. DOMS no se debe a una acumulación de ácido láctico en los músculos.

¿Cuánto dura?

Según el Colegio Americano de Medicina Deportiva (ACSM), el dolor muscular suele comenzar entre 12 y 24 horas después del ejercicio. El dolor muscular tiende a alcanzar su punto máximo alrededor de 24 a 72 horas después del ejercicio. Después de este tiempo, el dolor debería comenzar a desaparecer.

El nivel de dolor que siente una persona durante DOMS depende del tipo, la duración y la frecuencia de la actividad que causó el dolor.

Es posible seguir haciendo ejercicio con dolor muscular, pero puede resultar incómodo.

Los dolores agudos que ocurren inmediatamente después de la actividad pueden ser un signo de lesiones, como torceduras o esguinces. Estas lesiones son el resultado de un estiramiento o desgarro de un músculo, tendón o ligamento y son más graves que los DOMS, por lo que posiblemente requieran atención médica.

Aliviar el dolor muscular

El dolor muscular es normal y rara vez requiere atención médica. En la mayoría de los casos, los síntomas desaparecen por sí solos en unos pocos días. Mientras tanto, es mejor evitar ejercer demasiada tensión sobre los músculos lesionados.

A veces, las personas recomiendan los siguientes tratamientos para aliviar el dolor muscular después del ejercicio:

Masaje: un fisioterapeuta o masajista deportivo calificado puede proporcionar masajes para aliviar el dolor muscular. Los masajes aumentan el flujo sanguíneo al área lesionada, lo que puede promover la curación y ayudar a aliviar el dolor.

Terapia de calor: tomar un baño tibio o aplicar almohadillas térmicas también puede estimular el flujo sanguíneo a los músculos lesionados. La terapia de calor tiende a ofrecer solo un alivio temporal de los síntomas.

Terapia de frío: las compresas frías o la inmersión en agua fría pueden reducir la inflamación y la hinchazón de los músculos. La terapia con frío es, por tanto, útil como tratamiento a largo plazo para las lesiones musculares.

Ejercicio ligero: mantener los músculos activos puede ayudar a reducir el dolor. Es importante mantener la intensidad ligera y evitar movimientos que ejerzan demasiada tensión sobre los músculos lesionados. Ejemplos de ejercicios ligeros incluyen caminar y estiramientos suaves.

Medicamentos para el dolor: los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) de venta libre pueden ayudar a reducir la inflamación muscular y el dolor asociado.

Lo que dice la investigación

Un metanálisis de 2012 investigó la efectividad de cuatro tratamientos DOMS populares. El metanálisis incluyó 35 estudios, cada uno de los cuales investigó uno de los siguientes tratamientos:

  • masaje
  • terapia de frío o "crioterapia"
  • extensión
  • ejercicio ligero

El metanálisis reveló que el masaje fue eficaz para tratar los signos y síntomas de DOMS en algunas personas. Sin embargo, el efecto fue pequeño y no significativo en todo el grupo. No hubo evidencia para apoyar el uso de crioterapia, estiramiento o ejercicio ligero en el tratamiento de DOMS.

Un metaanálisis de 2011 también encontró que estirar antes o después del ejercicio no conduce a una reducción notable en DOMS.

Un metanálisis de 2016 investigó si un tipo de crioterapia llamada inmersión en agua fría (CWI) ayuda a aliviar el dolor muscular. Los resultados mostraron que CWI fue un poco más eficaz que ningún tratamiento. Bañarse en agua a temperaturas entre 11 ° C y 15 ° C durante 11 a 15 minutos proporcionó los mejores resultados.

En general, estos estudios indican que existen pocos tratamientos científicamente probados para DOMS. Aquellos que son efectivos parecen proporcionar solo un pequeño beneficio. No obstante, algunas personas pueden encontrar útiles los tratamientos.

Es importante destacar que, si bien un tratamiento puede ayudar a aliviar el dolor, no deshará el daño muscular subyacente ni mejorará la función muscular.

Prevención

Si bien no es posible prevenir completamente el DOMS, una persona puede tomar medidas para reducir la gravedad de los síntomas.

Según el ACSM, la mejor manera de hacer esto es ir preparándose lentamente para cualquier cambio en las rutinas de ejercicio. Este enfoque cauteloso dará tiempo a los músculos para adaptarse a los cambios que están experimentando.

Resumen

La actividad física a veces puede conducir a DOMS. Los síntomas de DOMS suelen aparecer varias horas después de la actividad física y pueden durar hasta 72 horas.

Aunque DOMS puede resultar incómodo, no requiere atención médica. Las personas a veces recomiendan remedios caseros para aliviar los síntomas, pero hay poca evidencia científica que lo respalde. Puede ser necesario probar varios tratamientos antes de encontrar uno que ayude de alguna manera.

Las personas pueden experimentar un dolor agudo durante o inmediatamente después de la actividad física. Esta sensación podría indicar una lesión más grave, como una distensión o un esguince. Las personas deben consultar a un médico si el dolor persiste o empeora.

none:  cardiovascular - cardiología medicina-cosmética - cirugía plástica lupus