¿Funcionarán los tratamientos caseros para el absceso de Bartholin?

Cuando las bacterias se propagan a un quiste en una de las glándulas de Bartholin, pueden causar una acumulación de pus y provocar un absceso.

Las glándulas de Bartholin son dos glándulas pequeñas con forma de guisante ubicadas a cada lado de la abertura vaginal que secretan líquido para lubricar la vagina.

Si las glándulas se bloquean, el líquido puede quedar atrapado y provocar la formación de un quiste. Si las bacterias entran en un quiste de Bartholin, se puede desarrollar un absceso.

Una persona sabrá si tiene un absceso porque causa un dolor intenso en un lado de la vagina. Una persona también puede notar un cambio de color e hinchazón en el área general. Los abscesos varían en tamaño desde muy pequeños hasta más de una pulgada de diámetro.

Casi 1 de cada 50 mujeres experimentará un quiste o absceso de Bartholin en algún momento. Las personas en edad fértil, en particular las de 20 años, corren mayor riesgo.

En este artículo, discutimos las causas y los síntomas del absceso de Bartholin. También analizamos qué tratamientos médicos y remedios caseros pueden curar el absceso y aliviar los síntomas.

¿Qué causa un absceso de Bartholin?

El dolor durante las relaciones sexuales y la fiebre pueden ser síntomas de un absceso de Bartholin.

Un absceso de Bartholin ocurre típicamente cuando bacterias, como Escherichia coli (E. coli), introduzca un quiste en una de las glándulas. En raras ocasiones, las infecciones de transmisión sexual (ITS), como la clamidia y la gonorrea, son las responsables.

Un estudio de 219 mujeres con abscesos de Bartholin encontró que el 43,7% de los abscesos se debían principalmente a E. coli.

El estudio también mostró que casi el 8% de los participantes tenían más de un tipo de bacteria.

Otras especies de bacterias que juegan un papel en el desarrollo de abscesos incluyen:

  • Brucella melitensis
  • Hipermucoviscoso
  • Klebsiella varicola
  • Neisseria sicca
  • Pasteurella bettii
  • Pseudomonas aeruginosa
  • Salmonella Panamá
  • Staphylococcus aureus
  • Especies de Streptococcus

Síntomas

Los abscesos tienden a ser muy dolorosos. Las personas que tienen un absceso de Bartholin suelen experimentar dolor solo en un lado de la vagina: el lado del absceso.

Otros signos y síntomas incluyen:

  • un bulto debajo de la piel en el lado afectado de la vagina
  • fiebre
  • dolor al caminar, sentarse o tener relaciones sexuales
  • hinchazón y una sensación de calor alrededor del absceso

Si el absceso crece lo suficiente, puede romper la piel. Los profesionales médicos se refieren a esto como una ruptura espontánea. Cuando el absceso se rompe, el líquido se drenará y la persona puede notar una secreción de la vagina o que el dolor ha desaparecido.

¿Cómo se diagnostican?

Un médico puede diagnosticar un absceso de Bartholin basándose en los síntomas y un examen físico. Durante el examen, ellos:

  • comprobar si hay bultos en la vagina
  • medir la temperatura para comprobar si hay fiebre
  • tomar un hisopo cervical para detectar ITS

En raras ocasiones, los abscesos de Bartholin pueden sugerir cáncer. Para descartar cáncer, especialmente en los mayores de 40 años, un médico puede realizar una biopsia. Una biopsia implica tomar una pequeña muestra de tejido para examinarla con un microscopio.

Tratamiento

La mayoría de los casos de absceso de Bartholin requieren drenaje. Si se vuelve a desarrollar un absceso, un médico puede recomendar la marsupialización. En casos raros, un cirujano puede extirpar las glándulas.

Drenaje quirúrgico

El absceso de Bartholin a menudo requiere drenaje quirúrgico.

El drenaje quirúrgico generalmente se realiza en el consultorio de un médico o en el hospital. El médico puede usar un anestésico local para adormecer el área o un anestésico general para dormir a la persona.

Durante el procedimiento, el médico hace una pequeña abertura (incisión) en el absceso. Una vez que se drene el líquido, colocarán un catéter, un pequeño tubo de goma, en la abertura.

El catéter permanece en su lugar hasta por 6 semanas. Mantiene la incisión abierta, lo que permite que se drene todo el líquido del interior del absceso.

El médico puede retirar el catéter después de este tiempo o puede caerse por sí solo.

Marsupialización

Un procedimiento llamado marsupialización puede ayudar a prevenir los abscesos de Bartholin recurrentes.

Primero, el médico hará una pequeña incisión en el absceso para que pueda drenar. Luego, usarán puntos de sutura a cada lado de la incisión para crear una abertura permanente. La abertura suele tener menos de un cuarto de pulgada de ancho. A veces, el médico puede insertar un catéter durante unos días para acelerar el proceso de drenaje.

La marsupialización suele tener éxito. Solo del 5 al 15% de los quistes de Bartholin regresan después del procedimiento.

Remoción de glándulas

Si los abscesos aún reaparecen después de la marsupialización, un médico puede recomendar la extirpación de las glándulas de Bartholin. Sin embargo, la mayoría de los médicos consideran que este es un último recurso y rara vez es necesario.

Sin embargo, si una persona necesita cirugía, el procedimiento se realiza en el hospital bajo anestesia general. Como ocurre con todas las cirugías, existe el riesgo de hemorragia, infección y otras complicaciones.

Antibióticos

Los antibióticos pueden matar las bacterias presentes en las glándulas. Un médico suele recetar estos medicamentos antes o después del tratamiento quirúrgico de las glándulas de Bartholin.

Los antibióticos no siempre son necesarios, especialmente si el absceso drena por completo y no vuelve a aparecer.

Remedios caseros

Los remedios caseros pueden aliviar los síntomas del absceso de Bartholin, pero no suelen curar la afección.

Los siguientes tratamientos caseros pueden aliviar el dolor y la hinchazón a corto plazo:

Baño de asiento

Los baños de asiento pueden aliviar el dolor y la incomodidad. También pueden ayudar a que los abscesos muy pequeños se rompan y drenen.

Para tomar un baño de asiento, llene una bañera con varias pulgadas de agua tibia. Siéntese en el agua durante 15 minutos.

Repita este tratamiento varias veces al día durante al menos 3 a 4 días, o hasta que los síntomas desaparezcan o una persona busque tratamiento médico.

Tratamientos tópicos

Según algunas personas, los tratamientos tópicos naturales pueden aliviar los abscesos de Bartholin. No existe evidencia científica que respalde el uso de estos remedios.

Los tratamientos tópicos populares incluyen:

  • Aceite de árbol de té: la aplicación de una mezcla de aceite de árbol de té y aceite de ricino al absceso puede estimular el drenaje. El aceite de árbol de té tiene propiedades antibacterianas naturales. Use una gasa para aplicar la mezcla y coloque una compresa caliente encima de la gasa. Mantenga en su lugar durante 15 minutos.
  • Vinagre de sidra de manzana (ACV): por lo general, las personas que usan ACV para tratar un absceso de Bartholin lo diluyen y lo aplican al quiste con una bola de algodón.

Medicamentos para el dolor

Los analgésicos de venta libre (OTC) pueden ayudar a que actividades como sentarse y caminar sean más manejables.

Las opciones incluyen:

  • aspirina
  • ibuprofeno (Advil, Motrin)
  • naproxeno (Aleve)

Alivio de la fiebre

La fiebre suele acompañar al absceso de Bartholin. Para tratar una fiebre leve en casa:

  • beber mucho líquido
  • mantener la temperatura ambiente a un nivel confortable
  • tomar ibuprofeno
  • usar compresas frías en la frente

Llame a un médico si la temperatura corporal excede los 102 ° F o si la fiebre persiste por más de 3 días.

Cuando ver a un doctor

Ignorar el absceso de Bartholin puede provocar la propagación de la bacteria.

Cualquiera que experimente síntomas de un absceso de Bartholin debe consultar a un médico. Un absceso no tratado podría hacer que las bacterias se propaguen a otras áreas del cuerpo. Si se propaga a la sangre, puede causar una afección potencialmente fatal llamada sepsis.

Busque tratamiento médico inmediato para:

  • fiebre alta o persistente
  • abscesos rotos
  • dolor severo o persistente

Si bien los remedios caseros pueden aliviar los síntomas, es poco probable que curen un absceso.

Prevención

No siempre es posible prevenir el desarrollo de un absceso de Bartholin. Para reducir el riesgo:

  • Use condones para evitar ITS, como clamidia y gonorrea.
  • Hágase chequeos periódicos para detectar una ITS.
  • Practique una buena higiene genital y limpie solo el exterior de la vagina.
  • Toma suplementos probióticos para ayudar al tracto urinario y la vagina.
  • Beba muchos líquidos durante el día.

Quitar

Con tratamiento médico, el absceso de Bartholin generalmente se resuelve rápidamente. La mayoría de las personas se recuperan dentro de las 24 horas posteriores al drenaje quirúrgico. La mayoría de los casos de abscesos recurrentes desaparecen después de la marsupialización. Estos procedimientos son de bajo riesgo y generalmente no causan efectos adversos a largo plazo.

Los baños de asiento y otros remedios caseros pueden aliviar los síntomas a corto plazo mientras una persona espera para ver a su médico.

none:  disfunción-eréctil - eyaculación-precoz cáncer - oncología alcohol - adicción - drogas ilegales