¿Puede la endometriosis causar dolor en las piernas?

Incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compra a través de los enlaces de esta página, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

Muchas personas con endometriosis experimentan menstruaciones abundantes y dolorosas y dolor pélvico. A veces, los crecimientos de endometriosis pueden afectar los nervios que rodean la pelvis, lo que puede causar dolor en las piernas, las caderas y los glúteos.

Los expertos recién han comenzado a reconocer cuán generalizado puede ser el dolor de piernas en personas con endometriosis. Un estudio de 2016 informa que hasta el 50 por ciento de las personas con endometriosis pueden experimentar algún tipo de dolor en las piernas.

Una persona con endometriosis puede sentir dolor en la parte inferior de su cuerpo si la afección afecta los nervios dentro y alrededor de la pelvis. El diagnóstico del dolor en las piernas relacionado con la endometriosis puede ser complicado porque una amplia gama de otras afecciones médicas que se comprenden mejor y son más fáciles de diagnosticar también pueden causar dolor en las piernas.

En este artículo, analizamos por qué la endometriosis puede causar dolor en las piernas y qué puede hacer una persona para tratarla en casa o con la ayuda de un médico.

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una afección crónica no cancerosa en la que las células que se asemejan al revestimiento del útero, llamadas células endometriales, crecen fuera del útero. Esto causa inflamación crónica y puede provocar cicatrices.

Es difícil estimar cuántas personas tienen endometriosis porque la afección a menudo no se diagnostica. Según algunas estimaciones, al menos 1 de cada 10 mujeres en los Estados Unidos tiene endometriosis.

A continuación se muestra un modelo tridimensional totalmente interactivo que muestra el tejido endometrial que crece fuera del útero.

Explore el modelo con el mouse pad o la pantalla táctil para comprender más sobre la endometriosis.

¿Puede la endometriosis causar dolor en las piernas?

Durante la menstruación regular, el revestimiento del útero se desprende y sale del cuerpo a través de la vagina. Esto sucede en respuesta a cambios en los niveles hormonales. Cuando el tejido endometrial crece fuera del útero, las células aún se desprenden, pero no pueden salir del cuerpo, lo que causa síntomas dolorosos.

En algunos casos, los tejidos endometriales crecen dentro y alrededor de los numerosos nervios que viajan a través de la pelvis y la cadera. Estos nervios suministran sensación a la pierna.

Los crecimientos anormales pueden ejercer presión sobre los nervios pélvicos. Esto puede causar dolor y entumecimiento en las caderas, glúteos y piernas. Casi todos los casos documentados de dolor en las piernas asociados con la endometriosis involucran crecimientos anormales en el nervio ciático o una de sus ramas.

El nervio ciático se considera el nervio más grande y largo del cuerpo humano. Comienza en la parte baja de la espalda, atraviesa la pelvis y baja por la pierna hasta el pie, ramificándose en varios nervios más pequeños a lo largo del camino. La presión sobre este nervio puede causar dolor en la parte inferior del cuerpo.

¿Cómo se siente este dolor?

El nervio ciático proporciona sensación a la mayor parte de la parte inferior del cuerpo. La presión sobre el nervio ciático puede, por lo tanto, causar muchos síntomas diferentes, más comúnmente dolor, entumecimiento y hormigueo que se irradia a las siguientes áreas:

  • fuera de la pierna
  • parte posterior de los muslos y la pantorrilla
  • rodilla
  • planta, talón y parte superior del pie
  • caderas
  • nalga

Tratar el dolor de piernas por endometriosis

El estiramiento y la caminata suaves pueden ayudar a tratar el dolor en las piernas causado por la endometriosis.

Hay varias formas de ayudar a controlar el dolor de las extremidades inferiores asociado con la endometriosis en el hogar. Muchos de los métodos que ayudan a reducir el dolor en las piernas debido a la endometriosis también ayudan a reducir los otros síntomas comunes de la afección.

Los consejos diarios para encontrar alivio incluyen:

  • Estiramiento suave, centrándose en los músculos de las nalgas, los muslos, la pantorrilla y los pies.
  • El ejercicio suave, como el yoga, la natación o caminar, a menudo puede ayudar a aliviar la inflamación.
  • Tome analgésicos de venta libre para aliviar la inflamación y el dolor. Algunos analgésicos están disponibles para su compra en línea, como aspirina, acetaminofeno e ibuprofeno.
  • Use tratamientos tópicos para aliviar el dolor en las áreas dolorosas. Algunas marcas están disponibles para su compra sin receta o en línea, incluido el bálsamo de tigre.
  • Coma frutas y verduras, especialmente alimentos ricos en fibra y antioxidantes, como verduras de hoja verde, bayas y frutas cítricas.
  • Consuma carnes magras y frutos secos que contengan compuestos antiinflamatorios, como omega-3. Esto puede incluir pescado, nueces, almendras o semillas de sésamo.
  • Limite los alimentos relacionados con la inflamación, como las carnes rojas, el alcohol y los alimentos muy refinados o en conserva.
  • Manténgase hidratado, ya que la deshidratación puede intensificar la inflamación y el dolor en todo el cuerpo.
  • Aplique hielo en el área afectada con una bolsa de hielo envuelta en una toalla o paño de cocina durante sesiones de 15 minutos varias veces al día.
  • Aplique calor en el área afectada con una bolsa térmica o una bolsa de agua caliente varias veces al día.
  • Minimice el estrés, especialmente durante o después de la menstruación o cuando los síntomas son peores.
  • Hable con un profesional de la salud mental para que le ayude a controlar el estrés de vivir con dolor crónico.
  • Aprenda y practique ejercicios conscientes, como la meditación y la visualización guiada, para ayudar a distraer la mente del dolor y el estrés.
  • Busque terapias alternativas, como la acupuntura y la terapia de masajes.

Una persona también puede encontrar que tomar suplementos naturales que contienen antioxidantes y compuestos antiinflamatorios puede ayudar con los síntomas.

Los suplementos naturales disponibles para comprar en línea incluyen:

  • probióticos
  • vitaminas C, E y A
  • glicinato de magnesio
  • ácidos grasos omega-3
  • jengibre
  • cúrcuma
  • La garra del diablo
  • Pimiento
  • glucosamina

Otros síntomas de la endometriosis

Una persona con crecimiento de tejido endometrial en sus nervios pélvicos también puede tener crecimientos en otros órganos y estructuras en la región pélvica. Esto significa que las personas que tienen dolor en las piernas también pueden experimentar algunos de los síntomas más comunes de la afección.

Los síntomas comunes de la endometriosis incluyen:

  • períodos extremadamente dolorosos y abundantes, llamados dismenorrea
  • calambres y dolor crónicos pélvicos, abdominales y, a veces, lumbares
  • sangre en la orina o las heces durante la menstruación
  • diarrea o estreñimiento
  • dolor al usar el baño durante la menstruación
  • migrañas
  • dolor después o durante la actividad sexual, llamado dispareunia
  • náuseas y vómitos
  • fatiga inexplicable
  • infecciones por hongos frecuentes o crónicas

Algunas personas con endometriosis experimentan síntomas de forma aleatoria o esporádica, especialmente cuando los crecimientos bloquean o restringen un órgano pélvico o abdominal.

Las personas con endometriosis crónica no tratada pueden eventualmente sentir dolor pélvico o abdominal la mayor parte del tiempo.

Complicaciones de la endometriosis

Las personas con endometriosis deben estar al tanto de cualquier cambio en sus síntomas y abordarlos con un médico.

Una de las complicaciones más importantes de la endometriosis, además del dolor y las molestias crónicas, es la infertilidad. Alrededor del 30 al 40 por ciento de las personas con endometriosis no pueden quedar embarazadas debido a las cicatrices internas.

La gravedad de las complicaciones generalmente depende de la ubicación, el tamaño y el grosor de los crecimientos anormales en la pelvis.

Cuando la endometriosis implica dolor en las piernas, las complicaciones adicionales pueden incluir:

  • dificultad para sentarse, especialmente durante largos períodos de tiempo o en superficies duras
  • dificultad para caminar
  • cojeando
  • inactividad
  • pérdida de masa muscular en las nalgas, muslos y pantorrillas
  • sensación alterada en piernas y pies
  • problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido
  • Sindrome de la pierna inquieta
  • faltar al trabajo o no poder realizar las tareas diarias debido al dolor, especialmente antes y durante la menstruación
  • depresión o ansiedad debido al dolor y el estrés de vivir con una enfermedad crónica

En casos muy raros, una persona con dolor en las piernas, caderas y glúteos causado por una endometriosis no tratada puede perder algo de sensibilidad en las piernas o los pies.

panorama

La endometriosis puede afectar una variedad de órganos y estructuras pélvicos o abdominales, incluidos los nervios pélvicos que suministran sensación a las piernas.

Aunque alguna vez se consideró raro, más personas pueden experimentar dolor en las piernas relacionado con la endometriosis de lo que se pensaba anteriormente.

Una persona debe hablar con su médico sobre el dolor crónico en las piernas, especialmente si empeora mucho durante la menstruación. Si no se tratan, los crecimientos de endometriosis crónica en el nervio ciático o una de sus ramas pueden tener consecuencias más graves.

none:  dislexia la gripe porcina radiología - medicina nuclear