El cannabis y el cerebro: estudios recientes arrojan nueva luz

Investigaciones recientes arrojan nueva luz sobre los efectos del cannabis en el cerebro. Revela un patrón complejo de posibles daños y beneficios que varía con la edad y la enfermedad.

Una nueva investigación descubre formas novedosas en las que la marihuana afecta el cerebro en desarrollo.

Los hallazgos provienen de una serie de estudios que se presentaron en la reunión anual de 2018 de la Society for Neuroscience, celebrada en San Diego, CA.

Revelan, por ejemplo, que la exposición a la marihuana antes del nacimiento y durante la adolescencia puede afectar al cerebro en desarrollo de varias maneras.

Algunas de estas formas interrumpen la comunicación entre diferentes partes del cerebro, mientras que otras interfieren con el aprendizaje y la memoria y alteran los niveles de mensajeros químicos y compuestos metabólicos.

Sin embargo, la exposición a un compuesto presente en la marihuana puede mejorar la memoria en la enfermedad de Alzheimer e incluso reducir algunos de sus síntomas.

Aumenta el consumo de marihuana

Entre los cientos de compuestos en la planta de marihuana, o cannabis, hay más de 100 llamados cannabinoides que pueden alterar la liberación de sustancias químicas mensajeras en el cerebro y el sistema nervioso.

En los Estados Unidos, el cannabis es la "droga ilícita más popular". Una encuesta a nivel nacional reveló que 22,2 millones de personas de 12 años o más dijeron que habían consumido cannabis en el último mes.

Además, el porcentaje de este grupo de edad que informó haber consumido la sustancia durante el último mes ha aumentado de forma constante del 6,2 al 8,3 por ciento en 2002-2015.

Cada vez más personas consumen cannabis no solo como droga recreativa sino también con fines medicinales, para ayudar a aliviar el dolor y los síntomas de la esclerosis múltiple, la epilepsia y otras afecciones a largo plazo.

Sin embargo, el aumento en el consumo de cannabis, junto con la flexibilización de la legislación por parte de muchos estados, no se corresponde con un aumento de la evidencia concluyente sobre sus beneficios y daños a largo plazo.

Los estudios arrojan nueva luz

Los seis estudios presentados en la reunión reciente arrojaron una nueva luz muy necesaria sobre los efectos a largo plazo del consumo de cannabis a lo largo de la vida. Específicamente, encontraron que:

    • Exponer a las ratas por nacer al delta-9-tetrahidrocannabinol (THC), que es un compuesto psicoactivo del cannabis, redujo su resistencia al estrés en la edad adulta.
    • Tal exposición también condujo a un desarrollo defectuoso de los circuitos cerebrales para la memoria y el aprendizaje, que los científicos observaron cuando los animales llegaron a la adolescencia.
    • Las ratas adolescentes que usaron cannabinoides mostraron una mayor actividad en los circuitos cerebrales que regulan la formación de hábitos.
    • El uso de cannabinoides por ratas adolescentes también mostró alteraciones físicas en el desarrollo de las regiones del cerebro involucradas en el autocontrol, la toma de decisiones y la planificación.
    • En ratones adultos, el uso prolongado de cannabinoides provocó cambios en la conectividad y el metabolismo en regiones del cerebro involucradas en la memoria y el aprendizaje.
    • Los ratones con la enfermedad de Alzheimer mostraron mejoras en la memoria y perdieron menos células cerebrales cuando los científicos los trataron con THC. Esto podría conducir a una terapia para la enfermedad humana.

    "Necesidad de una mejor comprensión"

    A partir de estos y otros estudios, la evidencia sugiere que el cannabis puede causar daños a largo plazo al feto; y sin embargo, entre las mujeres embarazadas, es la droga ilegal más popular.

    Experimentar con la marihuana a menudo comienza en la adolescencia, en un momento en que el cerebro en desarrollo aún es vulnerable.

    Los nuevos estudios confirman que el consumo de cannabis puede tener algunos beneficios médicos en situaciones específicas, señaló el presidente de la conferencia de prensa, el Dr. Michael Taffe, quien investiga la terapia contra el abuso de sustancias en el Instituto de Investigación Scripps en La Jolla, CA.

    Sin embargo, advirtió que los estudios también subrayan la necesidad vital de "una mejor comprensión de los aspectos negativos también, especialmente para las mujeres embarazadas, los adolescentes y los usuarios crónicos".

    "Los hallazgos de hoy brindan una nueva comprensión de los complejos efectos que tiene el cannabis en el cerebro".

    Dr. Michael Taffe

    none:  enfermería - partería gastrointestinal - gastroenterología respiratorio