Alimentos para comer y evitar con la gripe

Es posible que una persona no tenga muchas ganas de comer cuando tiene gripe. Sin embargo, ciertos alimentos pueden ayudar a la recuperación.

La gripe es un término colectivo que se refiere a la infección por el virus de la influenza.

Comer alimentos nutritivos y beber muchos líquidos puede proporcionar nutrientes esenciales y mantener el cuerpo hidratado, lo que puede ayudar a acelerar la recuperación de la gripe.

En este artículo, describimos qué alimentos pueden ayudar o dañar a una persona que tiene gripe, según la evidencia científica. Siga leyendo para obtener una guía dietética práctica para recuperarse de la gripe.

¿Qué alimentos pueden ayudar a la recuperación de la influenza?

La investigación médica sugiere que los siguientes alimentos pueden reducir los síntomas de la gripe:

Sopa de pollo


La sopa de pollo puede reducir las respuestas inflamatorias del cuerpo.

Un estudio de 2000 sugiere que los ingredientes comunes en la sopa de pollo pueden combatir colectivamente la inflamación, reduciendo las respuestas inflamatorias en el cuerpo.

Como resultado, la sopa de pollo puede ayudar a despejar la congestión en la nariz y las vías respiratorias y aliviar otros síntomas en el tracto respiratorio superior.

Otras sopas, incluidas las opciones vegetarianas o veganas, pueden tener efectos similares.

Las sopas pueden ser nutritivas, fáciles de digerir, calmantes y fáciles de preparar, incluso durante enfermedades. Además, debido a que contienen agua, las sopas pueden promover la hidratación.

Ajo

El ajo puede tener propiedades antivirales y antimicrobianas. Estos pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico mientras combate las infecciones, incluidos los resfriados o la gripe.

Los autores de una revisión de 2014 han analizado los efectos del ajo en el resfriado común.

Se refieren a un estudio de 146 participantes en el que los participantes que tomaron un suplemento de ajo todos los días durante 3 meses tuvieron menos resfriados que los que tomaron un placebo. Sin embargo, los autores señalan que la confirmación de los efectos requerirá más investigación.

Comer comidas con mucho ajo puede ayudar al cuerpo a combatir las infecciones.

Obtenga más información sobre los beneficios para la salud del ajo.

Alimentos ricos en vitamina C

Las frutas y verduras ricas en vitamina C ayudan a reforzar el sistema inmunológico. Aquellos con los niveles más altos de vitamina C incluyen:

  • pimientos dulces o picantes de cualquier color
  • naranjas y jugo de naranja
  • pomelo
  • kiwi

Muchas frutas y verduras ricas en vitamina C también son excelentes fuentes de flavonoides, que son compuestos que pueden proporcionar una amplia gama de beneficios para la salud. Por ejemplo, los flavonoides pueden ayudar a reducir el riesgo de infecciones del tracto respiratorio superior.

Más allá de los alimentos enumerados anteriormente, las buenas fuentes de vitamina C y flavonoides incluyen:

  • otras frutas cítricas, como limones
  • bayas rojas, azules o moradas
  • uvas rojas o moradas
  • brócoli crudo
  • Verduras de hojas verdes oscuras y crudas

Para obtener más información y recursos para ayudarlo a usted y a sus seres queridos a mantenerse saludables en esta temporada de influenza, visite nuestro centro dedicado.

Jengibre


Una persona puede combinar jengibre con agua, miel y limón para hacer un té de hierbas.

El jengibre puede ayudar a aliviar las náuseas que acompañan a la gripe. Las propiedades del jengibre pueden ayudar con el proceso digestivo y, en particular, con el vaciado del estómago.

Una revisión encontró evidencia que sugiere que el jengibre fue más efectivo que un placebo para tratar:

  • náuseas matutinas
  • mareo
  • náuseas inducidas por quimioterapia

Los investigadores también notaron que el jengibre ayudó a reducir la frecuencia de los vómitos y la intensidad de las náuseas durante el embarazo.

La raíz de jengibre picado o el jengibre molido pueden ser una deliciosa adición a sopas, guisos y otras comidas. El jengibre también va bien en infusiones de hierbas o en una mezcla de agua caliente, miel y limón.

Verduras de hoja verde

Las verduras de hoja verde contienen mucha fibra, lo que ayuda a la digestión. Estas verduras también proporcionan nutrientes clave, como:

  • vitamina C
  • planchar
  • ácido fólico

Estos juegan un papel importante en el apoyo al sistema inmunológico.

Las verduras de hoja verde también pueden tener propiedades antibacterianas y efectos antiinflamatorios. Como resultado, comer verduras de hoja verde puede ayudar al cuerpo a curarse de la gripe.

Las verduras de hoja pueden ser una adición fácil a las sopas o guisos. También pueden ser una excelente guarnición. Ejemplos de estas verduras incluyen:

  • col rizada
  • Espinacas
  • repollo
  • Acelga
  • hojas de berza

Avena

La avena es abundante, fácil de preparar y una gran fuente de fibra. De hecho, la fibra prebiótica de la avena puede ayudar a alimentar las bacterias saludables del cuerpo.

Agregar un plátano a la avena puede proporcionar fibra adicional, así como vitaminas como el potasio.

Esto puede ser especialmente beneficioso para una persona con síntomas de gripe porque la fiebre, la diarrea y los vómitos pueden reducir los niveles de potasio y otros electrolitos.

Alimentos suaves

La gripe puede causar náuseas y los alimentos ricos pueden no ser atractivos. Los alimentos suaves, como las tostadas o el arroz integral, pueden ser más fáciles de comer.

Combinar pan tostado o arroz integral con sopas o comidas simples a base de vegetales puede garantizar que el cuerpo obtenga suficientes vitaminas y minerales.

Yogur

Comer yogur que contiene bacterias vivas puede ayudar a combatir la gripe. El yogur también es una buena fuente de proteínas.

Un estudio de 2011 encontró que el yogur fermentado combate el virus de la gripe en ratones. Sin embargo, la confirmación de este efecto en humanos requerirá más investigación.

Es importante tener en cuenta que los lácteos aumentan la producción de moco en algunas personas. Esto puede empeorar temporalmente los síntomas de la gripe.

Otros alimentos fermentados, como el chucrut, la kombucha y los yogures vegetales, son excelentes sustitutos que también contienen bacterias vivas.

Aquí, conozca los posibles beneficios para la salud del yogur griego.

Fluidos

Mantenerse hidratado es una de las cosas más importantes que puede hacer una persona para ayudar a su cuerpo a combatir la gripe.

A continuación, se muestran algunos líquidos que pueden resultar especialmente útiles:

  • Agua: Los riñones usan agua para eliminar los productos de desecho del cuerpo. Beber mucha agua puede ayudar a acelerar la recuperación.
  • Agua de coco: el agua de coco es rica en potasio, sodio y cloruro. Beber agua de coco puede ayudar a reemplazar los electrolitos que el cuerpo pierde a través de la sudoración, los vómitos o la diarrea.
  • Agua caliente con miel, limón y jengibre: el jengibre en esta bebida calmante puede reducir las náuseas.

Comidas que se deben evitar

Ciertos alimentos y bebidas pueden retrasar la recuperación de la gripe, que incluyen:

  • Alcohol: el alcohol deshidrata el cuerpo y reduce la función del sistema inmunológico.
  • Alimentos procesados: estos pueden tener un alto contenido de sal, que puede deshidratar el cuerpo, y azúcar, que puede aumentar la inflamación.
  • Alimentos grasos: pueden ralentizar la digestión.
  • Lácteos: la lactosa, un compuesto de los lácteos, puede ser difícil de digerir. Cualquier persona que sienta náuseas o que experimente un aumento en la producción de moco después de comer productos lácteos debe evitarlos hasta que desaparezcan los síntomas de la gripe.
  • Alimentos con bordes ásperos: las galletas saladas y otros alimentos crujientes pueden rascar la garganta y empeorar el dolor.

Otros consejos de recuperación

Si una persona tiene síntomas de gripe de leves a moderados, lo mejor es quedarse en casa y descansar.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan:

  • quedarse en casa hasta que hayan pasado al menos 24 horas desde que disminuyó la fiebre
  • que cualquier persona menor de 18 años se abstenga de tomar aspirina para sus síntomas

Tomar aspirina puede causar el síndrome de Reye, un trastorno poco común, en personas menores de 18 años.

Evitar el contacto con otras personas puede ayudar a evitar que la gripe se propague.

Las personas que fuman deben evitarlo mientras tengan gripe. Fumar puede agravar los síntomas de la gripe y retrasar la recuperación.

Tomar medicamentos como acetaminofén puede ayudar a aliviar la fiebre y aliviar los dolores y molestias.

Cuando ver a un doctor

Las personas con afecciones médicas existentes deben consultar a sus médicos si experimentan síntomas de gripe.

Cualquier persona que tenga inquietudes sobre los síntomas de la gripe debe consultar a un médico.

La gripe puede tener efectos más graves para ciertas personas, que incluyen:

  • personas de 65 años o más
  • bebés y niños pequeños
  • mujeres embarazadas
  • personas con condiciones médicas existentes

Cualquier persona de estos grupos debe buscar tratamiento dentro de los 2 días posteriores a la aparición de la gripe para prevenir complicaciones. Un médico puede recetar medicamentos antivirales.

Resumen

Ciertos alimentos y bebidas nutritivos pueden ayudar a recuperarse de la gripe, al apoyar el sistema inmunológico o ayudar a combatir la inflamación, por ejemplo.

Otros alimentos y bebidas pueden retrasar la recuperación. Los alimentos lácteos y grasosos pueden aumentar el riesgo de náuseas y ser difíciles de digerir, mientras que el alcohol puede causar deshidratación.

Cualquier persona con síntomas graves de gripe debe consultar a un médico.

Además, algunas personas tienen un mayor riesgo de presentar síntomas y complicaciones de la gripe más graves. Cualquier persona en un grupo de alto riesgo debe consultar a un médico acerca de los síntomas de la gripe, incluso cuando son leves.

none:  medicina deportiva - fitness enfermedad de Parkinson cáncer de ovarios