Remedios caseros para dientes sensibles

Tener dientes sensibles a veces puede hacer que comer y beber sea una experiencia dolorosa. Sin embargo, ciertos remedios caseros pueden ayudar a reducir la sensibilidad dental.

La sensibilidad dental es una condición común y tratable. Un estudio de 2013 encontró que una de cada ocho personas que visitaron las prácticas dentales experimentaron dientes sensibles.

En este artículo, exploramos algunos remedios caseros para dientes sensibles y la ciencia detrás de ellos. También cubrimos las causas y la prevención de la sensibilidad dental y cuándo visitar a un dentista.

Extracción de aceite

El enjuague con aceite puede ayudar a reducir la enfermedad de las encías y la sensibilidad dental.

El enjuague con aceite de sésamo o coco puede ayudar a reducir la sensibilidad dental.

El enjuague con aceite es una práctica ayurvédica tradicional originaria de la India, que consiste en hacer buches con aceite alrededor de la boca durante varios minutos antes de escupirlo.

Los resultados de un estudio de 2009 sugieren que el enjuague con aceite de sésamo puede reducir los síntomas de la enfermedad de las encías, que los dentistas denominan gingivitis. Un estudio piloto de 2015 también apoyó esta práctica, mostrando que el enjuague diario con aceite de coco puede reducir la formación de placa y los marcadores de gingivitis.

Los beneficios potenciales del enjuague con aceite para la gingivitis pueden, a su vez, reducir la sensibilidad dental. La investigación sugiere que la sensibilidad dental es más común entre las personas con recesión de las encías como resultado de la gingivitis.

Hojas de guayaba

Masticar hojas de guayaba o usar un gel tópico que contenga extracto de hoja de guayaba puede ayudar a reducir el dolor y la sensibilidad de los dientes.

Una revisión de 2017 de los beneficios para la salud de las hojas de guayaba señala que los extractos ricos en flavonoides de guayaba tienen el potencial de aliviar el dolor de muelas debido a sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antimicrobianas.

Gel de clavo

La gente ha utilizado durante mucho tiempo el aceite de clavo como remedio popular para el dolor de muelas. La investigación sugiere que hay más en esto que solo tradición.

Un estudio de 2006 comparó el gel de clavo con la benzocaína tópica, que es un gel que los dentistas suelen utilizar para adormecer las encías de una persona antes de insertar las agujas. Los resultados indicaron que el gel de clavo de olor podría ser tan eficaz para aliviar el dolor de la aguja como el gel de benzocaína.

La aplicación de gel o aceite de clavo en las encías puede ayudar a reducir la sensibilidad y el dolor de los dientes. Sin embargo, los científicos deben realizar más investigaciones sobre este uso del gel de clavo para confirmar sus beneficios.

Ajo

El ajo es un remedio tradicional para una variedad de condiciones de salud. Uno de los usos del ajo en la medicina popular es el tratamiento del dolor de muelas.

Masticar un trozo de ajo brevemente produce un compuesto llamado alicina. Los autores de un estudio de 2011 concluyeron que la alicina tiene propiedades antimicrobianas y puede ayudar a matar las bacterias que pueden provocar enfermedades bucales, como Streptococcus mutans.

La acumulación de S. mutans alrededor de los dientes y las encías puede provocar caries, lo que puede empeorar la sensibilidad dental. La lucha contra estas bacterias puede ralentizar este proceso y disminuir la sensibilidad dental.

Enjuague con agua salada

Usar un enjuague de agua salada como enjuague bucal es otra forma de combatir las bacterias en la boca y mejorar la higiene bucal.

En un estudio de 2017, los investigadores encontraron que un enjuague de agua salada puede ser tan efectivo como un enjuague bucal de clorhexidina en la reducción de la placa dental.

Para hacer un enjuague con agua salada, agregue media cucharadita de sal a 8 onzas de agua tibia. Luego, agite el agua salada alrededor de la boca varias veces antes de escupirla.

Gel de capsaicina

La capsaicina es la sustancia picante que se encuentra naturalmente en los chiles. Aunque la capsaicina puede causar ardor cuando una persona se la aplica en la piel o las encías, también puede reducir el dolor.

Los autores de una revisión de 2011 señalan que la aplicación tópica de capsaicina puede ayudar a aliviar algunos tipos de dolor. Los científicos no están seguros de cómo funciona exactamente, pero creen que la capsaicina puede adormecer las fibras nerviosas, haciéndolas menos capaces de transmitir señales de dolor.

La aplicación de gel de capsaicina en las encías puede aliviar el dolor de los dientes sensibles.

Cúrcuma

La cúrcuma es una especia amarilla y un remedio ayurvédico para reducir la inflamación. La cúrcuma contiene curcumina, que puede ayudar a aliviar el dolor.

Un pequeño estudio de 2014 encontró que un extracto de planta de cúrcuma era tan eficaz como el ibuprofeno para aliviar el dolor de la osteoartritis de rodilla.

Una persona puede intentar hacer una pasta mezclando cúrcuma y agua, luego frotándola en sus encías para ayudar a reducir el dolor y la sensibilidad de los dientes. Sin embargo, aún no existe ninguna investigación científica que respalde este uso de la cúrcuma.

Fluoruro

Una persona puede reducir el riesgo de caries usando una pasta de dientes con flúor.

El uso de productos dentales que contienen flúor puede reducir el riesgo de caries y también puede ayudar a minimizar la sensibilidad dental.

Una revisión de 2013 concluyó que la mayoría de las preparaciones con flúor reducen la sensibilidad dental cuando las personas las usan junto con tratamientos desensibilizantes.

Hay muchas formas de tratamiento con flúor disponibles que son adecuadas para el uso diario, que incluyen:

  • pasta dental
  • gel
  • enjuague bucal

Agentes desensibilizantes

La pasta de dientes desensibilizante contiene agentes que hacen que la dentina sea menos permeable. La dentina es un tejido duro y poroso que se encuentra debajo de la capa de esmalte en todos los dientes.

Cuando la dentina es menos permeable, esto significa que es más difícil que el líquido pase a través de ella. La reducción de la permeabilidad protege el nervio que se encuentra debajo, lo que ayuda a disminuir la sensibilidad y el dolor de los dientes.

Los agentes dentales desensibilizantes incluyen:

  • iones de metal
  • potasio
  • oxalatos

Usar una pasta de dientes desensibilizante que contenga potasio es una opción para las personas con dientes sensibles.

En un estudio in vitro de 2006, los investigadores aplicaron extractos de oxalato de ruibarbo y espinaca a discos de dentina que tomaron de molares humanos. Los resultados sugirieron que estos extractos pueden ayudar a reducir la sensibilidad dental.

Causas comunes

Los dientes pueden volverse sensibles cuando el esmalte, su capa protectora superior, se desgasta.

Cuando el esmalte se desgasta, la dentina que se encuentra debajo puede volverse más permeable, permitiendo que los líquidos y gases pasen a través de ella con mayor facilidad.

Debajo de la dentina hay un tejido llamado pulpa dental que contiene muchas terminaciones nerviosas y vasos sanguíneos. Cuando las sustancias pasan a través de la dentina para llegar a estas terminaciones nerviosas, una persona puede experimentar dolor. Beber líquidos fríos o calientes y masticar pueden desencadenar este dolor.

Todo lo siguiente puede desgastar el esmalte y provocar sensibilidad dental:

  • gingivitis, que es una enfermedad de las encías que resulta de la acumulación de placa
  • decaer
  • blanqueamiento dental
  • cepillado excesivo de los dientes o cepillado demasiado fuerte
  • comer alimentos ácidos
  • rechinar o apretar los dientes

Un artículo de un estudio de 2013 informó una asociación entre la sensibilidad dental y la recesión de las encías por gingivitis y el blanqueamiento dental en el hogar.

Consejos de prevención

Las personas pueden ayudar a proteger el esmalte de los dientes y prevenir la sensibilidad dental al:

  • cepillarse los dientes dos veces al día con una pasta dental con flúor
  • usar hilo dental una vez al día
  • tomar descansos para blanquear los dientes
  • limitar el consumo de alimentos azucarados, con almidón y ácidos
  • limitar la ingesta de alcohol
  • usar un protector bucal por la noche para evitar rechinar y apretar los dientes
  • ver a un dentista con regularidad
  • dejar de fumar

Cuando ver a un dentista

Puede ser necesario un examen dental para identificar la causa de la sensibilidad dental severa.

Si una persona experimenta dolor y sensibilidad dental continua o severa, debe ver a su dentista para un examen.

Según la causa y la gravedad de la sensibilidad, un dentista puede recomendar:

  • usando un gel de flúor o agentes desensibilizantes
  • un relleno
  • una corona
  • una incrustación o una superposición
  • un injerto de encía quirúrgico
  • un tratamiento de conducto

Resumen

Muchas personas experimentan sensibilidad y dolor en los dientes, que pueden resultar de la erosión gradual del esmalte dental. La investigación sugiere que algunos remedios caseros pueden ayudar a tratar la sensibilidad dental.

Una buena higiene bucal es la mejor manera de prevenir la caries dental, la enfermedad de las encías y el desarrollo de sensibilidad.

Las personas con sensibilidad severa o continua deben ver a un dentista para un chequeo. Dependiendo de la causa, un dentista puede ofrecer terapias en el consultorio para tratar la sensibilidad dental.

none:  crohn - ibd salud de la mujer - ginecología Enfermedades tropicales