Cómo aliviar el dolor de la fibromialgia

Los médicos aún no están seguros de las causas de la fibromialgia, una afección en la que una persona siente dolor a pesar de no tener signos de lesiones físicas o inflamación. Sin embargo, existe una amplia gama de tratamientos médicos y naturales disponibles que pueden ayudar con los síntomas.

Este artículo analiza las diversas formas en que una persona puede aliviar el dolor de la fibromialgia mediante tratamientos médicos, medicamentos, remedios caseros y productos naturales.

Tratamientos médicos

Algunos medicamentos recetados pueden ayudar con el dolor de la fibromialgia. Éstos incluyen:

1. Analgésicos de venta libre

Los analgésicos de venta libre (OTC), incluida la aspirina y los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), como el naproxeno, pueden ayudar a una persona a controlar el dolor de la fibromialgia. Algunas personas encuentran que las versiones de venta libre de estos medicamentos funcionan bien. Cuando estos medicamentos no son efectivos, un médico puede recetar analgésicos más fuertes.

2. Medicamentos para la fibromialgia

Existe una variedad de tratamientos que pueden ser útiles para aliviar el dolor de la fibromialgia.

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) ha aprobado tres medicamentos específicamente para tratar la fibromialgia. Aquellos incluyen:

  • pregabalina (Lyrica), que puede calmar los nervios hiperactivos
  • duloxetina (Cymbalta), un fármaco que actúa sobre las sustancias químicas del cerebro llamadas serotonina y noradrenalina para amortiguar las señales de dolor
  • milnacipran (Savella), que también actúa sobre la serotonina y la noradrenalina para reducir el dolor

Un estudio de 2018, por ejemplo, muestra que las personas que usan pregabalina informaron mejoras en el dolor, la calidad de vida, el estado de ánimo y el sueño.

Las personas con fibromialgia pueden necesitar probar varios medicamentos o diferentes dosis antes de encontrar la combinación adecuada para ellos. Hable con un médico sobre los efectos secundarios y pregúntele cuánto tiempo tardará el medicamento en hacer efecto. Algunos medicamentos requieren varias semanas para que sean completamente efectivos.

3. Antidepresivos

Algunas investigaciones sugieren que los niveles bajos de la serotonina química hacen que las personas sean más vulnerables a la fibromialgia. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), que aumentan los niveles de serotonina, pueden ayudar con algunos síntomas de la fibromialgia.

Además, vivir con fibromialgia puede provocar depresión y ansiedad. Algunas personas descubren que tomar antidepresivos mejora su estado de ánimo, lo que les ayuda a controlar mejor el dolor.

4. Medicamentos para dormir

Muchas personas con fibromialgia tienen dificultades para dormir por la noche. La falta de sueño puede empeorar el dolor. Cuando los tratamientos caseros, como irse a la cama a la misma hora cada noche e invertir en un colchón cómodo, fallan, los médicos pueden recetar medicamentos para dormir.

5. Analgésicos narcóticos

Los analgésicos narcóticos llamados opioides cambian la forma en que el cerebro responde al dolor. Pueden aliviar muchos tipos de dolor, aunque su eficacia para el dolor de la fibromialgia no está clara.

Un estudio de 2018 encontró que los medicamentos para la fibromialgia que contienen pregabalina funcionan mejor para aliviar el dolor que los opioides. Debido a que los opioides pueden ser adictivos, es esencial hablar con un proveedor de atención médica sobre los beneficios y riesgos de estos medicamentos y considerar primero otros tratamientos.

6. Analgésicos no narcóticos

Algunos médicos recetan analgésicos no narcóticos, como Tramadol, para ayudar con el dolor de la fibromialgia. Estos medicamentos pueden ser eficaces pero también adictivos. Es esencial controlar la dosis y considerar otras estrategias para el manejo del dolor a largo plazo.

Tratamientos naturales

Los siguientes remedios naturales pueden aliviar los síntomas por sí solos o mejorar los efectos de los tratamientos farmacológicos:

7. Terapias de conversación

Algunos estudios sugieren que la terapia puede ayudar a las personas a sobrellevar la fibromialgia. Esto no significa que la fibromialgia esté en la cabeza de una persona. En cambio, muestra que el dolor es una experiencia tanto psicológica como física.

Las percepciones de una persona pueden alterar la gravedad de su dolor. El estrés y la falta de apoyo social pueden hacer que el dolor de una persona se sienta menos manejable. La terapia también puede ayudar a las personas con fibromialgia a encontrar nuevas formas de afrontar la situación. También podría ofrecer una salida para los desafíos que enfrentan algunas personas para hacer frente a la disminución de la movilidad, negociar con el sistema médico y tratar con colegas, empleadores o seres queridos que no simpatizan con ellos.

Las personas con movilidad limitada también pueden encontrar ayuda en la terapia en línea. Un estudio de 2015 encontró que tanto la terapia cognitivo-conductual (TCC) cara a cara como en línea podrían ayudar con la depresión y la angustia relacionada con los síntomas. Además, la TCC podría ayudar a algunas personas que viven con fibromialgia a utilizar técnicas de relajación para sobrellevar el dolor. Sin embargo, solo la terapia cara a cara mejoró el funcionamiento diario.

8. Ejercicio

Según un estudio de revisión de 2015, existe un fuerte vínculo entre un estilo de vida sedentario y el dolor crónico, incluso en personas sin fibromialgia. Permanecer físicamente activo puede prevenir el desgaste muscular y la rigidez que pueden empeorar el dolor de una persona.

No hay evidencia clara que sugiera que un programa de ejercicio específico sea mejor que otro. En cambio, la mayor parte del ejercicio parece producir al menos un moderado alivio del dolor.

Se ha demostrado que los siguientes ejercicios mejoran los síntomas de la fibromialgia:

Algunas opciones respaldadas por la investigación incluyen:

  • ejercicio aeróbico, como correr, clases de aeróbicos o nadar, según un estudio de 2017
  • tai chi, según un estudio de 2018
  • yoga, según un estudio de 2017

Una persona con fibromialgia debe elegir el régimen de ejercicio que mejor se adapte a su horario y estilo de vida.

9. Cambios en la dieta

Los síntomas de la fibromialgia de una persona pueden mejorar si sigue una dieta antiinflamatoria.

Las personas con fibromialgia pueden beneficiarse de experimentar con sus dietas. La evidencia anecdótica sugiere que una amplia variedad de dietas pueden ayudar con los síntomas.

Por ejemplo, debido a que la fibromialgia puede estar relacionada con la inflamación crónica, una dieta antiinflamatoria puede ayudar. Esta dieta fomenta el consumo de alimentos como frambuesas, pescado, cebollas y frutos secos. Los alimentos procesados, la sal y el consumo excesivo de alcohol pueden aumentar la inflamación, por lo que las personas con fibromialgia deben evitarlos.

Un estudio publicado en 2017 sostiene que la fibromialgia podría estar relacionada con el metabolismo de una persona. Según este estudio, los síntomas de la fibromialgia pueden desarrollarse cuando el cuerpo no puede crear suficiente serotonina, que es una sustancia química que transmite impulsos a los nervios, las fibras y los músculos. La serotonina se deriva de un aminoácido llamado triptófano, que puede verse afectado por los altos niveles de fructosa, un tipo de azúcar.

Este estudio sugiere que una persona intenta:

  • Adoptar una dieta baja en fructosa evitando los azúcares de frutas, algunos productos de pan y dulces.
  • Evitar el glutamato monosódico (MSG), ya que puede excitar el sistema nervioso.
  • evitando el edulcorante artificial aspartamo, que puede interrumpir la serotonina en el cerebro
  • Evitar la lactosa, que es una proteína que se encuentra en la leche, debido a los posibles efectos sobre la serotonina.

Siempre hable con un médico antes de realizar cambios significativos en la dieta y considere buscar el apoyo de un nutricionista para planificar una dieta equilibrada y saludable. Las dietas restrictivas pueden hacer que una persona no consuma suficientes proteínas y carbohidratos, por ejemplo.

Una persona puede averiguar qué alimentos desencadenan sus síntomas si lleva un diario de alimentos y hace un seguimiento de sus síntomas. Trabajar con un médico o nutricionista puede ayudar a las personas con fibromialgia a encontrar la dieta que más les convenga.

10. Vitaminas y suplementos

Ciertas vitaminas y suplementos pueden ayudar a revertir algunas de las deficiencias nutricionales que empeoran los síntomas de la fibromialgia. Las personas interesadas en probar suplementos deben hablar primero con un médico. Por lo general, es posible probar si una persona tiene alguna deficiencia para determinar los suplementos más apropiados.

Algunos profesionales de la salud creen que los niveles bajos de vitamina D o magnesio, por ejemplo, pueden causar síntomas de fibromialgia, aunque los estudios no son consistentes.

11. Manejo del estrés

Muchas personas con fibromialgia descubren que el estrés empeora sus síntomas. Las técnicas de manejo del estrés pueden, por lo tanto, hacer que los síntomas sean menos severos. La clave es encontrar métodos que funcionen para el estilo de vida de una persona. Algunas personas recurren a amigos o familiares, mientras que otras encuentran que los nuevos pasatiempos o distracciones funcionan bien.

12. Mindfulness y meditación

La meditación, en particular la meditación de atención plena, que fomenta una mayor conciencia del momento presente, puede ayudar con los síntomas de la fibromialgia.

Un estudio de 2014 encontró que la atención plena alivia muchos síntomas de la fibromialgia en las mujeres, incluidos el estrés y los problemas para dormir. Las personas que practicaban la atención plena informaron síntomas menos graves y una menor carga percibida asociada con la fibromialgia.

La meditación también puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, que se encuentran entre los desencadenantes más comunes de la fibromialgia.

13. Terapias complementarias

Algunas personas pueden encontrar que sus síntomas se reducen con la acupuntura.

Las personas con fibromialgia a veces recurren a terapias complementarias para controlar los síntomas. Estas estrategias incluyen:

  • acupuntura
  • Terapia de Masajes
  • biorretroalimentación
  • imágenes guiadas

Estos métodos pueden funcionar para algunas personas y no para otras. La investigación sobre su efectividad es mixta. Por ejemplo, una revisión de 2013 encontró solo evidencia baja a moderada de que la acupuntura puede mejorar los síntomas de la fibromialgia.

La medicina complementaria puede ofrecer los mejores resultados cuando se usa junto con los tratamientos tradicionales.

14. Cambios en el estilo de vida

Algunos cambios en el estilo de vida pueden mejorar la comodidad de una persona y ayudarla a controlar sus síntomas. Algunos ejemplos incluyen:

  • usar una silla cómoda pero ergonómicamente sólida, especialmente cuando se trabaja
  • practicando una buena postura
  • Buenas rutinas de sueño, que incluyen irse a la cama aproximadamente a la misma hora cada noche
  • invertir en un colchón y una almohada cómodos

15. Trabajar con un equipo médico de apoyo

Encontrar un médico comprensivo puede ser clave para obtener un diagnóstico preciso y tener un tratamiento adaptado a las necesidades específicas de una persona.

Sentirse escuchado y comprendido es fundamental para desbloquear la mejor combinación posible de tratamientos. Una persona con fibromialgia debe trabajar con especialistas en dolor crónico y puede desear cambiar de proveedor si se siente rechazado o no escuchado.

panorama

La fibromialgia es una enfermedad crónica sin cura conocida. Esto significa que las personas con esta afección deben crear un entorno en el que puedan controlar sus síntomas.

Muchas personas descubren que sus síntomas mejoran o empeoran en determinados momentos o como resultado de desencadenantes específicos, como el estrés y las lesiones.

El manejo de la fibromialgia requiere encontrar la combinación adecuada de tratamientos. Lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra y las estrategias efectivas pueden cambiar con el tiempo.

La voluntad de experimentar y un médico de apoyo pueden ayudar. Sea honesto acerca de los síntomas y, si los medicamentos o los remedios caseros no funcionan, hable con un proveedor de apoyo para probar otras opciones.

none:  enfermedad del corazón drogas leucemia