¿Existe cura para el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar es un trastorno del estado de ánimo a largo plazo que puede afectar la forma en que una persona piensa, siente y se comporta. El trastorno bipolar no es curable, pero existen muchos tratamientos y estrategias que una persona puede utilizar para controlar sus síntomas.

Sin tratamiento, el trastorno bipolar puede provocar episodios anímicos inusuales. Las personas con la afección pueden alternar entre períodos altos, llamados episodios maníacos, y períodos bajos o episodios depresivos.

Durante un episodio maníaco, una persona a menudo se sentirá feliz, tendrá mucha energía y será muy sociable. Durante un episodio depresivo, pueden sentirse tristes, tener poca energía y retraerse socialmente.

En este artículo, exploramos si el trastorno bipolar es curable. También discutimos cómo manejar la afección a largo plazo.

¿Es curable el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar no tiene cura, pero el tratamiento puede controlar los síntomas.

Los episodios severos del estado de ánimo pueden afectar la vida diaria de una persona porque los períodos altos y bajos pueden interferir con el sueño, el desempeño laboral y las relaciones.

Existe una asociación entre el trastorno bipolar y un mayor riesgo de autolesión y suicidio.

La gente a menudo pregunta si el trastorno bipolar es curable y la respuesta corta es no. Hasta la fecha, los científicos no han identificado la causa real del trastorno bipolar ni han encontrado una cura.

Sin embargo, la respuesta más larga es más complicada. Aunque el trastorno bipolar no tiene cura, las personas con la afección pueden experimentar períodos prolongados durante los cuales no presentan síntomas.

Con tratamiento continuo y autocuidado, las personas con trastorno bipolar pueden mantener un estado de ánimo estable durante períodos prolongados. Durante los intervalos de recuperación, es posible que presenten pocos síntomas o ninguno.

Aunque es posible que algunas personas con trastorno bipolar tengan períodos de recuperación, es posible que otras no los tengan. Todos tienen una experiencia diferente de la afección y su tratamiento.

Si alguien sigue teniendo síntomas a pesar del tratamiento, es fundamental no culpar a la persona, sino seguir buscando formas de mejorar el tratamiento. Los episodios recurrentes del estado de ánimo son comunes para muchas personas con esta afección.

Tratos

Existen muchas opciones de tratamiento para el trastorno bipolar. Cada persona con trastorno bipolar puede responder de manera diferente al tratamiento y es común que se requiera una combinación única de tratamientos.

Una combinación de medicación y psicoterapia es más eficaz. Los medicamentos comunes incluyen:

  • Estabilizadores del estado de ánimo, como el litio.
  • Antipsicóticos atípicos, como la quetiapina, que pueden tratar los episodios maníacos y depresivos y ayudar a mantener un estado de ánimo estable.
  • Antidepresivos, aunque no todas las personas con trastorno bipolar responden bien a los antidepresivos. Estos medicamentos pueden desencadenar episodios maníacos en algunas personas.

Una revisión de 2014 encontró que el uso de la psicoterapia junto con la medicación es más eficaz que la medicación sola como tratamiento para el trastorno bipolar.

Los tipos de terapia de conversación que pueden ayudar a una persona a controlar el trastorno bipolar incluyen:

  • psicoeducación
  • terapia cognitivo-conductual (TCC)
  • remediación funcional
  • psicoterapia centrada en la familia
  • terapia de ritmo social e interpersonal
  • gestión integral de la atención

El tipo de terapia de conversación que sea más eficaz variará de una persona a otra. Una persona con trastorno bipolar puede discutir todas estas opciones con su médico para decidir qué tratamientos pueden ser más adecuados para ellos.

Un enfoque de prueba y aprendizaje ayuda con todos los aspectos del tratamiento del trastorno bipolar. A menudo es necesario probar varios tratamientos para encontrar el que funcione mejor.

Manejo a largo plazo y autocuidado

Mantener relaciones saludables es una parte importante del cuidado personal.

Una vez que una persona con trastorno bipolar ha encontrado la combinación correcta de tratamientos, la coherencia suele ser crucial.

Cumplir con un plan de tratamiento puede reducir la gravedad y la recurrencia de los episodios del estado de ánimo.

El manejo a largo plazo del trastorno bipolar es más que un simple plan de tratamiento. La investigación destaca el papel del autocontrol de los síntomas en la recuperación.

Las estrategias de autocuidado pueden incluir:

  • creando un buen equilibrio entre el trabajo y la vida personal
  • construyendo relaciones positivas
  • comer una dieta saludable
  • hacer ejercicio con frecuencia
  • dormir lo suficiente

El apoyo interpersonal y el autocuidado pueden mejorar la recuperación al aumentar la autoconfianza de una persona.

Un estudio sugiere que las intervenciones que empoderan a una persona para manejar sus cambios de humor pueden apoyar la recuperación. El temor a los cambios de humor puede reducir la capacidad de una persona para contenerlos.

Es posible que los cambios de humor debidos al trastorno bipolar no siempre se puedan evitar. Sin embargo, con el tiempo, una persona puede mejorar en el reconocimiento de los primeros signos de los cambios de humor y desarrollar estrategias para reducir su efecto.

Las estrategias como el yoga, la atención plena y la meditación pueden generar más conciencia sobre los cambios de humor. Las actividades de cuidado personal, como bañarse, leer, escuchar música o llevar un diario, también pueden ayudar a moderar los cambios de humor antes de que se intensifiquen.

Que preguntarle a un doctor

Un médico no puede ofrecer una cura para el trastorno bipolar, pero puede ayudar a una persona con la afección a controlar sus síntomas.

Si su plan de tratamiento actual no funciona, una persona debe hablar con su médico acerca de probar diferentes:

  • medicamentos
  • terapias de conversación
  • grupos de apoyo

Trabajar junto con un médico de confianza es la mejor manera de encontrar la combinación correcta de tratamientos. Un tratamiento eficaz y constante puede reducir la frecuencia y la gravedad de los episodios del estado de ánimo.

Prevención del suicidio

  • Si conoce a alguien en riesgo inmediato de autolesión, suicidio o lastimar a otra persona:
  • Llame al 911 o al número de emergencia local.
  • Quédese con la persona hasta que llegue la ayuda profesional.
  • Retire cualquier arma, medicamento u otros objetos potencialmente dañinos.
  • Escuche a la persona sin juzgar.
  • Si usted o alguien que conoce tiene pensamientos suicidas, una línea directa de prevención puede ayudar. La Línea Nacional de Prevención del Suicidio está disponible las 24 horas del día en el 1-800-273-8255.

Resumen

El trastorno bipolar es una condición de salud mental manejable a largo plazo que afecta el estado de ánimo de una persona.

Sin un tratamiento eficaz, el trastorno bipolar puede provocar episodios graves de estado de ánimo alto y bajo. Los síntomas de estos episodios pueden afectar negativamente la vida de una persona. El trastorno bipolar también puede aumentar el riesgo de autolesión y suicidio.

Con tratamiento, una persona con trastorno bipolar puede tener períodos prolongados sin episodios graves del estado de ánimo, durante los cuales puede experimentar pocos o ningún síntoma.

Sin embargo, no todas las personas con trastorno bipolar pueden vivir sin síntomas. Cada persona con la afección tiene una experiencia diferente de tratamiento y autocuidado.

Si una persona continúa experimentando episodios severos del estado de ánimo, es vital darse cuenta de que no es su culpa. Continuar comprometiéndose con el tratamiento y el autocuidado es la mejor manera de apoyar la recuperación.

none:  reumatologia gota disfunción-eréctil - eyaculación-precoz