¿Cuáles son los beneficios de la yema de huevo para el cabello?

La gente ha descrito la yema de huevo como un tratamiento para fortalecer el cabello desde el siglo XI. Siglos después, la gente todavía usa yemas y claras de huevo para tratar el cabello seco o dañado.

Si bien hay poca investigación que respalde los beneficios de las yemas de huevo para el cabello, hay muchos sitios web dedicados a los remedios naturales de belleza para el cabello y el cuero cabelludo, incluidos los huevos.

Siga leyendo para obtener más información sobre lo que dice la gente sobre los beneficios de la yema de huevo para curar el cabello.

¿Qué beneficios ofrecen las yemas de huevo para el cabello?

Las yemas de huevo pueden estimular el crecimiento del cabello y ayudar con el cabello seco.

Las yemas de huevo son la porción redonda y amarilla del huevo. La yema contiene varios componentes que pueden enriquecer el cabello.

A continuación se muestran dos posibles beneficios que las yemas de huevo podrían ofrecer al cabello. Es importante señalar que hay poca evidencia científica que respalde estas afirmaciones.

Crecimiento del cabello

Algunos defensores de la belleza natural afirman que la aplicación de yemas de huevo en el cabello puede estimular su crecimiento. Afirman que las yemas estimulan el cuero cabelludo y nutren las raíces del cabello.

Uno de los elementos clave de la yema de huevo es el azufre, que es un componente importante del cabello. Hay 164,5 miligramos (mg) de azufre por 100 gramos (g) de yema de huevo.

Sin embargo, ninguna investigación ha demostrado que la aplicación de yema de huevo sea un método eficaz para reducir la incidencia de la caída del cabello o promover el crecimiento de cabello nuevo.

Cabello seco

Uno de los elementos clave de las yemas de huevo es la proteína que contienen, que puede ser nutritiva y promover el brillo. La yema también es rica en grasas, por lo que puede mejorar la suavidad del cabello. La yema de huevo contiene 26,54 g de grasa por 100 g.

Una grasa específica llamada lecitina que se encuentra en los huevos podría ayudar a hidratar el cabello. Esta grasa también es un componente de algunos productos cosméticos para el cabello. Los expertos en salud alternativa a menudo recomiendan el uso de yemas de huevo para el cabello seco y dañado por estas razones.

Cómo utilizar las yemas de huevo para el cabello.

Hay varias sugerencias diferentes sobre cómo usar las yemas de huevo para ayudar a que el cabello se mantenga saludable.

Un ejemplo es hacer una mascarilla de huevo, como sigue:

Algunos recomiendan una mezcla de huevos batidos y jugo de limón como mascarilla para el cabello.
  • Mezcle de 2 a 3 huevos enteros con 2 a 3 gotas de jugo de limón, lo que ayuda a reducir el olor a "huevo" de la mascarilla.
  • Batir la mezcla hasta que esté espumosa.
  • Aplicar sobre el cabello poniendo la mezcla de huevo en las manos y aplicándola en el cabello.
  • Cubre el cabello con un gorro de ducha. Dejar actuar unos 20 minutos. Durante este tiempo, la mezcla de huevo se secará y se sentirá pegajosa al tacto.
  • Enjuague el huevo con agua fría o fría. El enjuague con agua caliente puede hacer que el huevo se acumule en el cabello. Si bien esto no es un problema importante, puede requerir varios lavados para sacar el huevo.
  • Lave y acondicione el cabello como de costumbre.
  • Repetir el tratamiento capilar una o dos veces al mes.

Además de usar solo yemas de huevo en el cabello, algunas personas sugieren agregar diferentes ingredientes a la mezcla de yemas de huevo para mejorar el brillo y la suavidad.

Ejemplos incluyen:

  • plátano
  • cariño
  • aceite de oliva
  • aceite de coco

Como se mencionó anteriormente, existen pocos estudios que respalden el uso de estos productos de esta manera.

¿Las claras de huevo ayudan al cabello?

Algunos expertos en belleza natural promocionan las yemas de huevo para ayudar a mantener el cabello hidratado y suave. Pero también puede haber beneficios al aplicar claras de huevo al cabello.

Las claras de huevo son la porción más líquida del huevo que no incluye la yema de huevo.

Las claras de huevo son ricas en proteínas, así como en vitaminas, como niacina y riboflavina. Todos estos nutrientes juegan un papel en el crecimiento y la renovación del cabello.

De manera similar a las yemas de huevo, no hay mucha investigación sobre los beneficios de belleza de las claras de huevo. Sin embargo, algunas personas usan claras de huevo como clarificantes para el cabello, lo que sugiere que las claras de huevo contienen enzimas que podrían eliminar el exceso de acumulación en el cabello.

Las claras de huevo se suelen recomendar para tratar el cabello graso. Aquí hay un método paso a paso para usar claras de huevo para tratar el cabello:

  • Tomar media taza de claras de huevo y aplicar sobre el cabello limpio y húmedo.
  • Dejar actuar durante 20 minutos.
  • Enjuague el cabello con agua fría para eliminar la mezcla.
  • Lávese el cabello con champú como de costumbre.

Algunas personas usarán el huevo entero en un tratamiento para el cabello. Esto puede proporcionar beneficios de hidratación y eliminación de grasa al cabello de una persona.

Riesgos

La gente ha utilizado las yemas de huevo durante cientos de años como una forma de mejorar la apariencia del cabello. Y existen riesgos limitados asociados con el uso de yemas de huevo para el cabello.

Un riesgo potencial es una reacción alérgica a las proteínas de los huevos cuando alguien las aplica en su cuerpo. Si alguien es muy alérgico a los huevos, no debe considerar este tratamiento capilar.

Algunos de los síntomas que puede experimentar una persona si tiene una reacción alérgica incluyen picazón, hinchazón y enrojecimiento.

Si una persona agrega aceite, como aceite de oliva, a la mezcla de huevo, esto podría hacer que sea más probable que la mezcla se transfiera a la cara. Si alguien tiene alergia, es posible que experimente síntomas de alergia en la cara.

Las yemas de huevo también pueden hacer que el cabello se sienta grasoso.

Si alguien expone la yema de huevo a altas temperaturas mientras está en el cabello, la yema puede endurecerse o "cocerse". Esto puede hacer que sea problemático quitar el champú.

Otras mascarillas para el cabello

La mitad de un aguacate, triturado, se puede utilizar como mascarilla para el cabello.

Además de los huevos, existen varios tratamientos naturales para el cabello. Si bien estos tampoco se han investigado bien, algunos ejemplos son fáciles de hacer con elementos comúnmente disponibles.

  • Aguacate: tritura medio aguacate y masajea el cabello limpio y húmedo. El aceite de aguacate tiene propiedades hidratantes.
  • Aceite de oliva: frote el cabello con aceite de oliva tibio. Cubre el cabello con una bolsa de plástico y envuélvelo con una toalla. Dejar actuar durante 45 minutos y luego lavar con champú el aceite del cabello.
  • Vinagre de sidra de manzana: Mezcle 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana con 2 cucharadas de aceite de oliva y 3 claras de huevo. Frote en el cabello. Cubrir con un gorro de ducha durante 30 minutos. Lavar el cabello con champú y enjuagar.

Estas son solo algunas de las combinaciones de mascarillas para el cabello que son posibles con las yemas de huevo. Nuevamente, vale la pena señalar que la investigación científica no prueba su efectividad.

Resumen

Aunque hay poca evidencia científica que respalde el uso de la yema de huevo para mejorar la salud del cabello, existen pocos riesgos si una persona no tiene alergia al huevo. Como tal, puede que no haya nada de malo en probar este remedio casero para el cabello seco o dañado.

Además de aplicar la yema de huevo y la clara en el cabello, comer huevos también puede ayudar a mejorar la salud del cabello. Los huevos son ricos en aminoácidos que pueden mejorar la salud del cabello, según un artículo de la revista Revisión de la menopausia. El autor recomienda comer de dos a tres huevos por semana.

none:  cjd - vcjd - enfermedad de las vacas locas pediatría - salud infantil fibrosis quística