¿Cuáles son las causas de los dolores musculares inexplicables?

Los dolores musculares pueden ocurrir en adultos y niños. En muchos casos, los músculos adoloridos y adoloridos no son motivo de preocupación y se resolverán sin tratamiento médico. Sin embargo, los dolores musculares a veces pueden ser un síntoma de una enfermedad subyacente.

Las causas comunes de los dolores musculares incluyen:

  • sobreesfuerzo
  • trauma en un área del cuerpo
  • infecciones virales

Los dolores musculares, también conocidos como mialgia, se pueden sentir en cualquier área del cuerpo que tenga músculos. Dependiendo de la causa, el malestar puede ser leve o extremadamente severo.

¿Cuáles son las causas de los dolores musculares?

Las causas más comunes de dolores musculares incluyen:

Estrés

El estrés puede causar dolores musculares, así como dolores de cabeza y temblores.

El estrés hace que al cuerpo le resulte más difícil combatir las enfermedades. En las personas que no se encuentran bien y estresadas, los músculos pueden doler mientras el cuerpo lucha por combatir la inflamación o la infección.

Los síntomas del estrés incluyen:

  • palpitaciones cardíacas o aumento de la frecuencia cardíaca
  • Alta presión sanguínea
  • dolores de cabeza
  • sacudida
  • dolores en el pecho
  • sentirse sin aliento o hiperventilar

Las personas pueden intentar combatir el estrés aprendiendo técnicas de relajación y alejándose de situaciones estresantes siempre que sea posible.

Déficit nutricional

Una persona puede experimentar dolores y molestias musculares porque no obtiene la nutrición adecuada de su dieta.

La vitamina D juega un papel particularmente importante para asegurar que los músculos funcionen correctamente. La vitamina D ayuda con la absorción de calcio y una deficiencia puede provocar hipocalcemia.

La hipocalcemia es una afección en la que el nivel de calcio en sangre es bajo, lo que puede afectar los huesos y órganos además de los músculos.

Deshidración

Una persona deshidratada puede experimentar dolores musculares.

Beber suficiente agua es vital para que el cuerpo funcione correctamente, ya que puede comenzar a apagarse rápidamente sin los líquidos adecuados. La deshidratación hace que las funciones corporales esenciales, como la respiración y la digestión, se vuelvan más difíciles.

Las personas deben saber cuánta agua están bebiendo. La cantidad recomendada es de 6 a 8 vasos de agua al día. Si el clima cálido o el ejercicio hacen que una persona sude más de lo normal, necesitará beber más que esto.

Torceduras y esguinces

Las distensiones, los esguinces y otras lesiones pueden provocar dolor e incomodidad en los músculos.

Las personas pueden encontrar que un área particular del cuerpo se vuelve rígida y adolorida si se lesiona. Tirar de los músculos también puede causar dolor muscular.

Algunos esguinces y torceduras no necesitan tratamiento, pero una persona debe descansar, tomar analgésicos de venta libre (OTC) o usar compresas calientes para aliviar los síntomas.

Sin embargo, si la lesión causa un dolor significativo, restringe el movimiento normal o no mejora con el tiempo, es recomendable concertar una cita con un médico.

Deficiencias del sueño

La falta de sueño puede tener un impacto severo en el cuerpo.

El sueño permite que el cuerpo descanse y se recupere, y los músculos de una persona pueden doler si no duerme lo suficiente.

La falta de sueño de calidad también puede hacer que las personas se sientan perezosas y lentas. Puede afectar la capacidad de las personas para pensar con claridad y dificultarles la realización de las tareas cotidianas.

Demasiada actividad física

Hacer ejercicio en exceso puede provocar rigidez y dolor en los músculos.

Los siguientes factores pueden hacer que una persona sea más susceptible a sufrir dolores y molestias musculares al hacer ejercicio:

  • no estar acostumbrado a hacer ejercicio
  • probando un nuevo ejercicio
  • hacer ejercicio con más intensidad o durante más tiempo de lo habitual
  • no calentar o estirar correctamente

Infecciones, enfermedades y afecciones hereditarias.

Muchos problemas médicos diferentes pueden causar dolores musculares. Las afecciones que afectan con mayor frecuencia a los músculos incluyen:

  • anemia
  • artritis
  • síndrome de fatiga crónica
  • claudicación
  • dermatomiositis
  • influenza, conocida como gripe
  • fibromialgia
  • lupus
  • enfermedad de Lyme
  • esclerosis múltiple (EM)
  • neumonía
  • mononucleosis, a menudo llamada mono

Síntomas de dolores musculares.

La fiebre y los mareos pueden ser síntomas de dolores musculares.

Algunas personas que tienen dolores musculares pueden notar los siguientes síntomas junto con el dolor y la incomodidad en sus músculos:

  • rigidez y debilidad en el área afectada
  • fiebre
  • una erupción
  • una marca de mordedura
  • mareo
  • respiración dificultosa
  • signos de infección, como enrojecimiento e hinchazón

Algunos de estos síntomas, como fiebre muy alta o dificultad para respirar, requerirán atención médica inmediata.

Si la causa del dolor es una distensión, una lesión, tensión o estrés, las personas generalmente sentirán incomodidad en un área en particular.

Cuando los dolores ocurren en todo el cuerpo, es más probable que se deba a una infección, un medicamento o una enfermedad subyacente.

Remedios caseros para los dolores musculares

Los remedios caseros suelen ser suficientes para aliviar los dolores resultantes de lesiones menores, demasiado ejercicio o estrés.

Muchas personas pueden tratar sus síntomas con el método R.I.C.E, que implica:

  • Descanso: Descanse el área afectada y descontinúe la actividad que causó la lesión.
  • Hielo: use una bolsa de hielo o una bolsa de guisantes congelados para ayudar a aliviar el dolor y reducir la hinchazón. Aplique hielo en el área durante 15 a 20 minutos tres veces al día.
  • Compresión: use un vendaje de compresión para ayudar a reducir la hinchazón.
  • Elevación: si es posible, eleve los pies para minimizar la inflamación.

Otros remedios caseros útiles incluyen:

  • usando analgésicos de venta libre
  • estirando con cuidado los músculos afectados
  • participar en actividades que fomenten la relajación y reduzcan el estrés, como el yoga y la meditación

Cuando ver a un doctor

Un médico debe evaluar los dolores musculares intensos y continuos.

Los dolores musculares y los dolores graves o que no se resuelven pueden ser un síntoma de una afección subyacente que requiere evaluación y tratamiento médicos.

Una persona debe consultar a un médico si:

  • nota cualquier signo de infección, como enrojecimiento e hinchazón
  • tener una picadura de garrapata
  • desarrollar una erupción
  • cree que la medicación está causando el dolor muscular

Es crucial buscar asistencia médica inmediata si el dolor muscular ocurre junto con:

  • respiración dificultosa
  • dificultad para tragar
  • sintiéndose mareado
  • rigidez en el cuello y fiebre alta
  • debilidad muscular
  • incapacidad para mover el área afectada
  • vomitando
  • una reducción en el volumen de orina o retención repentina de agua

Quitar

Las personas pueden evitar que los músculos doloridos se produzcan debido a la tensión, el estrés y la actividad física intensa haciendo lo siguiente:

  • estirar antes de hacer ejercicio
  • hacer ejercicio con regularidad para mantener los músculos tonificados
  • calentar antes del ejercicio y refrescarse después
  • tomar descansos regulares si está sentado durante períodos prolongados

La mayoría de las causas de los dolores musculares son benignas, pero el dolor persistente puede requerir atención médica.

none:  reumatologia monitoreo personal - tecnología portátil estreñimiento